Dile hola al progreso.

En 1998, el iMac reinventó el computador para la era de Internet. Era divertido y fácil de usar, pero potente y lleno de avanzadas tecnologías. Y así como el mundo ha evolucionado de una forma que nadie podría haber imaginado, también lo ha hecho el iMac. ¿La prueba? El último iMac, con su estructura asombrosamente delgada y una pantalla brillante, que juntas crean la experiencia más cautivante en un computador de escritorio. Mira la evolución del iMac:

14 millones

de pixeles adicionales

62.000

veces más velocidad gráfica

1.000

veces más RAM

750

veces más almacenamiento

366

veces más poder de procesamiento

1

compromiso inquebrantable con la creación del mejor computador de escritorio del mundo

Más información sobre el último iMac