Virtual Aviation

Una tecnología de altos vuelos.

La tecnología de Apple es tan flexible y sencilla que este centro de formación de vuelo del Reino Unido está operativo las 24 horas.

«No hay duda de que ahora somos más eficientes. No hemos tenido ni un solo problema desde que montamos la red de Mac».

James Stevenson, director gerente de Virtual Aviation

Aunque aprender a pilotar un Airbus A320 o un Boeing 737-800 es algo serio, también puede resultar divertido. Por eso Virtual Aviation, un equipo de cinco personas con sede en Cambridge, decidió llevar estas emocionantes sesiones de simulación de vuelo tanto a los pilotos profesionales como al público general.

«Es muy difícil explicar lo que sientes», explica James Stevenson, director gerente de Virtual Aviation. La empresa empezó su actividad en 1998 y cuenta con siete simuladores en sus centros de formación en los aeropuertos de Heathrow, Gatwick y Manchester en el Reino Unido. Un 60% de los clientes son pilotos profesionales y el resto lo constituyen reservas de empresas o particulares.

El modelo de negocio estos últimos 16 años ha sido muy sencillo: Virtual Aviation compra paquetes de horas a las empresas propietarias de los simuladores y luego las vende sueltas a particulares y pilotos que están aprendiendo. Esto está a punto de cambiar porque Virtual Aviation acaba de comprar un simulador de vuelo con base fija que les permitirá bajar sus precios a una tercera parte de los actuales. De esta manera podrán abrirse a nuevos mercados y duplicar su facturación anual.

«No tiene patas hidráulicas como nuestros otros simuladores, pero dispone de gráficos en 3D de última generación y está certificado por Boeing. Lo hemos instalado en una pista justo al lado del nuevo centro que hemos abierto en el aeropuerto de Cambridge, así que los clientes pueden venir en avión y llegar al simulador directamente. Esperamos que sea de utilidad para los pilotos que buscan mejorar su formación entre prueba y prueba, sobre todo para los que viven cerca del aeropuerto de Stansted».

La idea es comprar un simulador de Airbus en los próximos 12 meses. «Con unas reservas de más del 80% duplicaremos el volumen de negocio, y un segundo simulador podría triplicarlo», comenta Stevenson.

Vuelos las 24 horas

Como la empresa ofrece sesiones las 24 horas del día, deben dar respuesta a la demanda en todo momento. Antes Virtual Aviation utilizaba una red de PC, pero Stevenson tuvo tantos problemas que en diciembre de 2008 decidió cambiar al Mac.

«Teníamos problemas continuamente con virus e incompatibilidad de equipos», afirma. Si a esto le añadimos la lentitud, el ruido y la constante necesidad de actualizar el software de seguridad, al final se les quitaban las ganas de encender los equipos.

Stevenson empezó probando un MacBook y enseguida le impresionó la facilidad de uso y lo bien que funcionaba todo.

La empresa compró un iMac de 20 pulgadas y poco después un MacBook Air y un iMac de 24 pulgadas. Completaron la red con un MacBook Pro de 2,4 GHz, gestionado todo con una Time Capsule de 1 TB. «Usamos la Time Capsule como servidor y solución para copias de seguridad», comenta Stevenson. «Guardamos todos los documentos en la Time Capsule inalámbrica, que nos sirve de "servidor de archivos" central, en lugar de almacenarlos en cada Mac. También la usamos para las copias de seguridad de Time Machine y hemos conectado una impresora compartida. Configuré varias cuentas en cada equipo con iCloud, así que ahora todos podemos acceder a los mismos archivos desde cualquier ordenador o dispositivo móvil».

«En su día intentamos hacer esto con los PC, pero no conseguimos que funcionara. Teníamos los archivos en un PC y, cuando intentábamos configurar el acceso desde los otros tres ordenadores, siempre había uno que no se conectaba, y el ordenador principal tenía que estar encendido si querías imprimir. ¡Un lío! En cambio la Time Capsule hizo que la red funcionase justo como queríamos desde el principio».

«Creía que el Mac era solo para diseñadores. No creía que fuera una opción seria para empresas, pero me animé a probarlo porque estaba cansado de perder el tiempo con el PC en lugar de dedicarlo a mi negocio».

James Stevenson, director gerente de Virtual Aviation

Abierto las 24 horas

Como la empresa nunca cierra, el iPad y el iPhone son imprescindibles para sus operaciones. Stevenson comenta que fuera del horario de oficina, tienen un iPhone que se llevan a casa por turnos. «Si un cliente nos llama para hacer una consulta urgente sobre una reserva, podemos acceder sin problemas a nuestro sistema interno desde el navegador del iPhone. Esto es una ventaja enorme sobre la competencia».

Añade: «La persona que está de guardia por la noche o el fin de semana no siempre tiene acceso a un ordenador, pero puede hacerlo casi todo desde el iPhone». Desarrollaron un sistema interno de reservas a medida y lo utilizan para gestionar las cuentas de los clientes, las reservas, los pagos y el calendario de los simuladores y los pilotos.

«Nuestros pilotos pueden hacer reservas, y el personal del centro de formación puede consultar los calendarios y los datos de los clientes», señala Stevenson. Con esta capacidad de acceso a la información, sincronizar los datos es más importante que nunca.

De hecho, la integración de los productos de Apple es una de las cosas que más ha impresionado a Stevenson y al resto de su plantilla:

«La perfecta integración de los productos de Apple nos permite trabajar mejor y ser más productivos. Esto era imposible con la red de PC».

James Stevenson, director gerente de Virtual Aviation

Movilidad cuando más se necesita

El iPad también es muy práctico para las simulaciones: los instructores utilizan uno de los 20 iPad de la empresa para dar sesiones informativas con gráficas y demostraciones de la cabina de mando que tienen guardadas en Dropbox. «No necesitas conexión a Internet y es mucho mejor que llevar papeles a cuestas», dice Stevenson.

Los instructores también usan la app AeroWeather para cargar las condiciones meteorológicas reales en el simulador y AeroSIM para los controles de la cabina de mandos. «Con el iPad podemos acercar la vista de las diferentes funciones de la cabina de mandos desde el iPad, ya estemos en el simulador o en el aula», explica Stevenson.

Además, como los clientes no tienen autorización para sacar fotos dentro del simulador, el iPad sirve para capturar imágenes que pueden enviarse al cliente por email o utilizarse como herramienta de marketing. «Viene bien tener imágenes de alta calidad a mano para enseñárselas a las personas que se interesan por los simuladores o por la empresa», afirma Stevenson. «Las edito en Aperture, las pongo en un Keynote y hago una minipresentación. Nunca falla».

Los calendarios y correos del iPhone y el iPad están sincronizados con los portátiles y equipos de mesa gracias a iCloud. «Por ejemplo, como tengo mi cuenta en todos nuestros Mac, puedo trabajar en cualquiera de ellos si hace falta. Los correos, los contactos, los favoritos de Safari, los eventos de Calendario... lo tengo todo en el Mac y el iPhone que utilice», comenta Stevenson.

El Mac tiene otras prestaciones que han ayudado a Virtual Aviation a tener éxito y reducir costes. «No somos expertos en informática, pero no hay duda de que ahora somos más eficientes», explica Stevenson. «Perdimos mucho tiempo con la tecnología, pero no hemos tenido ni un solo problema desde que montamos la red de Mac en 2008».

La empresa ha reducido costes haciendo con iLife tareas que antes externalizaba. Por ejemplo Stevenson montó un vídeo promocional para el sitio web de la empresa con iMovie, mientras que si lo hubiera contratado a un estudio del Soho le habría supuesto un coste importante. «Antes pagábamos más de 900 € al día para que un realizador nos hiciera los vídeos. Pero como era imposible ver toda la grabación original o estar presentes durante el montaje, no siempre estábamos satisfechos con el resultado. Con iMovie tenemos todo el control de nuestros vídeos». Y añade: «Parece mentira todo lo que puedo hacer con mi ordenador de la oficina».

La empresa también utiliza mucho iWork, sobre todo Pages, porque les resulta muy fácil de usar. Ahora están intentando diseñar sus propios materiales de marketing y notas de prensa. «Con las aplicaciones de Apple hemos ahorrado mucho dinero porque podemos hacer todo tipo de documentos en lugar de encargárselos a diseñadores o imprentas. Esto también ha cambiado nuestra idea sobre lo que somos capaces de hacer», afirma Stevenson. Por ejemplo, los mapas de rutas para los centros de formación, que antes se externalizaban, ahora se envían directamente a la impresora en formato PDF. Y lo mismo ocurre con los informes internos, los comentarios de los clientes, los pedidos e incluso los anuncios de prensa. «Es tan fácil como arrastrar una imagen de la biblioteca de Aperture al documento de Pages».

Virtual Aviation utiliza Boot Camp en el Mac para que el contable —un usuario de Windows— pueda utilizarlo durante las horas que va a la empresa. «Es el único momento de la semana en el que nos salimos del entorno Apple», dice Stevenson.

También está impresionado con la estabilidad del sistema operativo de Apple. «OS X es muy seguro y fácil de usar. No sé cómo pudimos aguantar tanto con el PC», comenta.

Para Stevenson hubo un motivo de peso para cambiarse a la tecnología de Apple.

«El PC era un obstáculo para nuestro trabajo. Ahora no solo ahorramos gracias a las aplicaciones de Apple: también somos más productivos y tenemos menos quebraderos de cabeza».

James Stevenson, director gerente de Virtual Aviation

Ficha de la empresa

Herramientas

Equipos:

  • Mac
  • Time Capsule
  • iPad
  • iPhone

Aplicaciones:

  • Pages
  • Keynote
  • iMovie
  • Aperture
  • iCloud
  • Calendario
  • Contactos
  • Safari