Cómo enseña el doctor Craig Roble con el iPad.

«Quiero que mis alumnos establezcan conexiones entre nuestra historia y sus propias vidas, porque forman parte de esa historia.»

Doctor Craig Roble, Heritage E‑STEM Magnet School (West St. Paul, Minnesota, Estados Unidos)

Vivir la Historia.

Imagínate que abres un libro de Historia y te lanzas de cabeza al pasado. Un vídeo recorre los rostros de trabajadores de una fábrica de principios del siglo XX. Lo paras un momento para leer una carta manuscrita del pionero de la aviación Wilbur Wright, y echas un vistazo a una galería de fotos de las primeras monedas acuñadas en Estados Unidos para ver cómo han evolucionado imágenes tan conocidas hoy en día. Cada página del libro incluye contenido interactivo de gran utilidad que complementa el texto y añade dinamismo a la historia.

El profesor Craig Roble crea libros interactivos como estos para sus clases de Ciencias Sociales en el Heritage E‑STEM Magnet School, un centro de educación básica y media de West St. Paul (Minnesota, EE. UU.). Además de escribir su propio material, recopila textos, imágenes y demás contenidos de la Biblioteca del Congreso, la televisión pública, la Minnesota Historical Society y otras fuentes. Por último, lo reúne todo en forma de libro con la aplicación gratuita iBooks Author de Apple.

«Me dedico a la docencia porque me gusta contar historias», dice Roble. «Quiero que mis alumnos establezcan conexiones entre nuestra historia y sus propias vidas, porque forman parte de esa historia.»

Un plan de estudios bien integrado.

El Heritage E‑STEM Magnet School combina conceptos de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas con iniciativas medioambientales, como un proyecto de restauración de praderas de un año de duración. Los estudiantes usan el iPad para trabajar en clase, en casa y sobre el terreno.

El modelo multidisciplinar del centro ha encontrado un fantástico aliado en los libros Multi-Touch de Roble. Utiliza los widgets integrados de iBooks Author para añadir elementos interactivos que ponen de relieve las conexiones entre las ciencias sociales y otros temas.

Por ejemplo, un capítulo sobre el Puente de Brooklyn incluye un vídeo grabado a vista de pájaro, imágenes históricas y una representación del puente en 3D, que los estudiantes pueden manipular para estudiar a fondo su diseño. «A la vez, en clase de ciencias, los estudiantes trabajan en un proyecto de ingeniería en el que construyen un puente con espaguetis y nubes de golosina», explica Roble. «Y en matemáticas estudian los cálculos que se utilizan para construir el puente.»

El aula-museo.

Para Roble, el aula ideal es bastante particular: un lugar repleto de documentos, fotos y objetos históricos para que los estudiantes los exploren con total libertad. «Yo quiero que mi aula sea como un museo, un sitio por el que puedes moverte y tocar las cosas con tus propias manos», dice.

Sin embargo, muchos de los objetos antiguos que Roble quiere ofrecer a sus alumnos solo se encuentran en los museos de verdad. «Nos apañábamos con réplicas en papel de las cosas», recuerda. «Pero no teníamos el grado de interacción que nos da el iPad.»

Ahora Roble usa libros interactivos para ilustrar sus clases con materiales digitales que los estudiantes pueden examinar de cerca. «Siempre estoy buscando textos, objetos antiguos, recursos y sitios web interesantes para mis alumnos», comenta. «iBooks Author me ofrece la herramienta que necesito para tomar estos materiales y ponerlos en el iPad, y así los estudiantes tienen acceso inmediato y pueden interactuar con ellos de una forma muy atractiva.»

Conexión con el pasado.

Roble ha observado grandes progresos desde que empezó a compartir estos libros Multi-Touch con sus alumnos. Ahora que usan el iPad en el aula, los estudiantes se aplican más —la tasa de deberes completados se ha duplicado— y sus notas han subido un 11%.

«Mis alumnos me dicen que el principal cambio en su forma de aprender es que ahora son activos», relata Roble. «Participan. Resaltan esto, tocan lo otro, pasan páginas. Esto les ayuda a mantener la concentración y el interés por terminar el trabajo que les he puesto.»

Pero posiblemente lo más importante es que los libros Multi-Touch de Roble ayudan a los estudiantes a establecer vínculos entre las lecciones sobre el pasado y sus propias vidas.

«Miran un mapa de finales del siglo XIX y en el autobús a casa ven una calle y se dan cuenta de que se llama así por un granjero que vivía en la zona», dice. «Aprenden cosas sobre personas y lugares, y sobre acontecimientos que han tenido lugar en nuestra historia. Pero también aprenden sobre sí mismos.»

«Mis alumnos me dicen que el principal cambio en su forma de aprender es que ahora son activos. Participan. Esto les ayuda a mantener la concentración y el interés por terminar el trabajo que les he puesto.»

Consejos del profesor Craig Roble.

Usa iBooks Author para contar historias.

«iBooks Author me permite contar historias de formas que animan a mis alumnos a establecer conexiones personales. Puedo ir más allá del texto y añadir fuentes primarias, objetos antiguos, elementos interactivos y enlaces de Internet para que la historia sea más real. Nunca había tenido la oportunidad de dar a mis estudiantes tanta información y con tanta facilidad.»

Personaliza widgets para tu área de contenido.

«Usa los widgets de iBooks Author para dar a los estudiantes experiencias prácticas sobre cualquier tema. En ciencias sociales, la barra lateral de desplazamiento puede ser una cronología. Las galerías de imágenes son perfectas para mostrar un documento histórico, su transcripción, y también una foto o una pintura de la época. Los mapas con etiquetas ayudan a ubicar viajes históricos, y las ventanas emergentes proporcionan más información contextual. Y los estudiantes pueden usar objetos 3D para manipular objetos antiguos en un espacio virtual.»

Colabora con organizaciones locales para conseguir contenido y recursos.

«Ponte en contacto con instituciones que tengan recursos a los que tus alumnos no tengan acceso fácil. Por ejemplo, yo he usado mapas, imágenes y documentos de la Minnesota Historical Society para los libros Multi-Touch y los cursos de iTunes U que he creado. Me ha sido muy útil para explicarles que la historia de nuestro estado en el fondo es un capítulo anterior de nuestras vidas.»

Ayuda a otros profesores a crear libros Multi-Touch.

«Cuando hayas creado tu primer libro, aprovecha alguna reunión de profesores para hablar con tus compañeros sobre las prestaciones y beneficios de iBooks Author. Enséñales tus libros para que vean lo bien que quedan en el iPad. Y después explícales cómo trabajas con iBooks Author para que ellos también puedan empezar a crear sus propios libros interactivos.»

Pregunta a tus alumnos qué materiales didácticos les parecen más útiles.

«A la hora de aprender, cada estudiante es un mundo, y a todos les gusta dar su opinión. Así que facilítales libros interactivos, con contenido interesante, y después pregúntales qué funciona y qué deja de funcionar. Por suerte, hacer cambios en iBooks Author es muy fácil. No te costará nada editar el texto, añadir o reajustar imágenes, o añadir otro widget.»