Apple y el medio ambiente

Diseñados para la eficiencia energética

Sabemos que una parte importante de las emisiones de gases de efecto invernadero de Apple se producen a causa del consumo energético de nuestros productos. Por eso los diseñamos para que sean lo más eficientes que sea posible.

Uso energético reducido.

En Apple medimos nuestras emisiones de gases de efecto invernadero con máximo rigor. A diferencia de otras empresas del sector, nos hacemos responsables de las emisiones que generan nuestros productos. Por eso los fabricamos para que sean eficientes. Y por eso diseñamos adaptadores que consumen lo mínimo cuando no están en uso y coordinamos el hardware y el software para ahorrar energía. Los resultados hablan por sí solos: desde 2008 hemos reducido en un 40% el consumo medio de nuestros productos.

Más allá de la clasificación ENERGY STAR.

Los ordenadores Mac y los monitores de Apple no solo cumplen las estrictas directrices de eficiencia energética de la especificación ENERGY STAR, sino que además las superan con creces. Ninguna otra empresa del sector puede presumir de este logro. De hecho, nuestros portátiles y equipos de mesa tienen un consumo más eficiente de lo que marca la especificación ENERGY STAR: hasta 2,9 y 7,6 veces respectivamente. Este consumo tan reducido se debe a que nosotros mismos diseñamos tanto el hardware como el software de nuestros productos para que trabajen juntos más eficientemente. Y a que siempre estamos buscando nuevas tecnologías para hacerlos cada vez más eficientes.

Gestión energética integrada.

Existen tres maneras de reducir el consumo de un producto: con fuentes de alimentación más eficientes, con componentes que necesiten menos energía y con software que controle el consumo energético. Nosotros utilizamos los tres métodos en el diseño de nuestros productos. Aquí tienes algunos ejemplos de cómo lo hacemos.

Sensor de luz ambiental, Activación bajo demanda, Fuente de alimentación eficiente, Cambio automático de procesador gráfico, Consumo en reposo

Sensor de luz ambiental.

El MacBook Air, el MacBook Pro, el iMac, el iPad, el iPad mini, el iPhone y el monitor Thunderbolt Display de Apple tienen un sensor incorporado que ajusta de manera inteligente el brillo de la pantalla según la luz que haya. Así tienes siempre el brillo perfecto sin consumir más de la cuenta.

Activación bajo demanda.

Con OS X puedes compartir canciones, archivos, impresoras y hasta la pantalla con otros ordenadores de la red aunque el Mac esté en reposo. Esto es posible gracias a un servicio llamado Bonjour Sleep Proxy, que se ejecuta en tu estación base AirPort o AirPort Time Capsule, y a la función de activación bajo demanda. Cuando finaliza la petición para acceder a un recurso compartido, el Mac vuelve a entrar en reposo en el intervalo regular programado. Esto te permite ahorrar energía mientras sigues teniendo acceso a todos tus dispositivos y archivos compartidos, incluso en remoto a través de Internet. El Apple TV también se activa bajo demanda con el mando o cuando reproduces contenidos desde un dispositivo iOS o Mac de forma inalámbrica.

Fuente de alimentación eficiente.

Apple diseña fuentes de alimentación a medida para reducir la cantidad de energía que se pierde al llevar la electricidad desde la toma de corriente de la pared hasta el ordenador. Todos los equipos Mac incluyen fuentes de alimentación que superan las normas de eficiencia energética establecidas por la especificación ENERGY STAR para ordenadores. Pero los ingenieros de Apple han ido aún más lejos con los adaptadores de corriente de los portátiles MacBook, que solo consumen 30 milivatios cuando no están en uso. Para que te hagas una idea, esto equivale al 0,05% de lo que consume una bombilla de 60 vatios.

Cambio automático de procesador gráfico.

Tanto el MacBook Pro estándar como el MacBook Pro con pantalla Retina de 15 pulgadas incluyen cambio automático de procesador gráfico. Esta tecnología revolucionaria cambia de procesador gráfico sobre la marcha para darte más rendimiento cuando lo necesitas (por ejemplo, cuando juegas en 3D) y aprovechar mejor la batería cuando menos recursos empleas (por ejemplo, cuando lees un email). Esto es solo un ejemplo más de cómo los productos Apple ahorran energía y aumentan la autonomía sin que te des cuenta.

Eficiencia de los dispositivos iOS.

Los dispositivos iOS están sustituyendo a los PC tradicionales para muchas tareas informáticas, tanto que ya se habla de la era post-PC. El iPad, el iPhone y el iPod touch son tan compactos y eficientes que tienen mucho menos impacto medioambiental que los PC. Además los chips A5 y A6 diseñados a medida que incorporan estos dispositivos ofrecen más rendimiento y autonomía.

Consumo en reposo.

A diferencia de muchos PC con Windows, los sistemas Mac utilizan componentes de hardware de bajo consumo que trabajan mano a mano con el sistema operativo para ahorrar energía. OS X detiene los discos duros, activa automáticamente el modo reposo y pone el sistema en un modo de consumo mínimo cuando está inactivo. Como ves, OS X no pierde oportunidad para ahorrar energía por pequeña que sea. Hasta regula el procesador entre que pulsas una tecla y la siguiente para reducir la energía que utilizas cuando escribes.