Desarrollamos constantemente nuevas formas de preservar los recursos que todos compartimos.

Las riquezas de nuestro planeta son limitadas, así que hemos aprendido a ir con más cuidado, a no coger más de lo que realmente necesitamos. Usamos menos y reciclamos más. Hemos encontrado formas innovadoras de minimizar el impacto medioambiental de nuestras materias primas, utilizando más materiales de origen vegetal reciclados, reciclables y sostenibles. Desde el aluminio de nuestros portátiles hasta el papel de los embalajes, somos conscientes de todos los materiales que usamos. Y de usarlos de forma responsable.

El actual Mac Pro lleva un 74% menos de aluminio y acero que el diseño anterior.

Hacemos más con menos.

Los ingenieros y los diseñadores de Apple no han parado de innovar durante la última década. Pensemos en la carcasa Unibody, que ha permitido que productos como el iPad, el MacBook Pro y el MacBook Air sean más finos y a la vez más resistentes. El Mac Pro actual utiliza un 74% menos de aluminio y acero que el modelo anterior. Y en el último iMac hemos usado un 68% menos de materiales que en el primero.

Diseñados para durar.

Los productos más pequeños y ligeros son más respetuosos con el medio ambiente, pero a veces el problema es que el propio medio ambiente no sabe qué hacer con ellos. Por eso diseñamos todos nuestros productos, desde la pantalla más grande hasta el cable más pequeño, para que sean resistentes y duraderos. Y para asegurarnos de que lo son realmente, los ponemos a prueba en nuestro laboratorio de fiabilidad en la sede central de Cupertino.

No hace falta que te compres un producto Apple nuevo para sentir que tienes algo nuevo entre las manos. Es tan fácil actualizar las apps, programas y sistemas operativos a nuevas versiones (OS X Mavericks es, sin ir más lejos, compatible con los ordenadores Mac fabricados hasta 2007), que no necesitarás cambiar de dispositivo para volver a sentir la emoción de la primera vez.

Las baterías integradas de nuestros portátiles duran hasta cinco años. No solo te ahorras el dinero de comprar una nueva, también se generan menos residuos y la vida útil del equipo se alarga.

Cuando das a otra persona un producto Apple que ya no utilizas, estás contribuyendo a preservar los recursos. Muchas veces, lo que define un buen producto no es la cantidad de unidades que se venden, sino las que están en uso.

Desde 1994, hemos evitado que acaben en los vertederos más de 190.000 toneladas de equipos electrónicos.

Nuestro compromiso con el reciclaje.

Si no se reciclan correctamente, los residuos electrónicos pueden suponer un grave problema para la salud y el medio ambiente. Generalmente van a parar a países en los que se utilizan peligrosas técnicas de recuperación durante las cuales se filtran sustancias tóxicas que pueden afectar a las personas y al medio ambiente. Este es el motivo por el cual estamos comprometidos a ayudar a la gente a reciclar de forma responsable. Todos los Apple Store recogerán gratis los productos de Appe para reciclarlos. Desde 1994, hemos creado programas de reciclaje en ciudades y campus universitarios en un 95% de los países donde se venden nuestros productos, con lo que hemos evitado que acaben en los vertederos más de 190.000 toneladas de equipos electrónicos. En los países en los que no hay un programa específico, nos encargamos de la recogida, el transporte y el reciclaje de los equipos electrónicos usados. En estos programas no solo se reciclan productos Apple, más del 90% de los productos que recogemos y reciclamos son de otros fabricantes.

En 2010 nos propusimos alcanzar un porcentaje de recogida para reciclaje del 70% del peso total de los productos vendidos durante los siete años anteriores en todo el mundo. Desde entonces, hemos alcanzado siempre el 85%, mientras que otras empresas del sector publican cifras inferiores al 20%. Sin embargo, nuestro principal objetivo es encontrar nuevas tecnologías de reciclaje que nos puedan permitir recuperar materiales adicionales y aumentar la eficiencia de los recursos que utilizamos. Este es uno de los motivos por los cuales nos hemos asociado con la Fundación Ellen MacArthur, una entidad afín que trabaja con el objetivo de establecer una economía más circular en la que los materiales, en vez de desecharse, se transformen.
Más información sobre nuestros programas de reciclaje

Todo el mundo debería tener la posibilidad de utilizar y reutilizar el agua.

El agua es el recurso natural más valioso. En nuestras propias instalaciones, así como en las de nuestros proveedores, seguimos buscando nuevas formas de ahorrar agua durante la fabricación, la refrigeración, el diseño de zonas ajardinadas y el saneamiento.

Nuestro centro de datos de Maiden (Carolina del Norte) emplea un innovador sistema de refrigeración que reutiliza el agua un total de 35 veces, lo que representa una reducción del 20% en el consumo total de agua.

En las instalaciones situadas en zonas con menor índice de lluvias, hemos ahorrado un 40% de agua de riego gracias a sofisticados sistemas que monitorizan las condiciones meteorológicas y la humedad del suelo. En otras instalaciones hemos podido registrar un mayor ahorro gracias al uso de sistemas de riego por goteo y de plantas resistentes a la sequía.

En 2013 realizamos una serie de mejoras para el ahorro de agua en nuestra sede central de Cupertino. Reconvertimos casi 2,5 hectáreas de terreno en zonas ajardinadas con vegetación adaptada al clima y resistente a la sequía y adaptamos el sistema de riego para optimizar el uso del agua. Sustituimos casi tres mil metros cuadrados de césped por plantas resistentes a la sequía para ahorrar más de 11 millones de litros de agua al año. También hemos reciclado más de 3.000 metros cúbicos de mantillo que hemos usado en nuestras instalaciones con el fin de aumentar la humedad del suelo y reducir la demanda de agua.

Con el objetivo de garantizar que nuestros proveedores colaboren con nuestros esfuerzos para preservar el agua, Apple ha puesto en marcha el programa Clean Water. Esta iniciativa pretende reducir el consumo de agua, fomentar su reciclaje y reutilización y prevenir la contaminación ilegal del agua en nuestra cadena de suministro.
Más información sobre nuestro programa Clean Water

En nuestras instalaciones plantamos árboles autóctonos que necesitan menos agua para crecer ahora y que aguantarán mejor el cambio climático en el futuro.