Píxel a píxel, una obra maestra.

El objetivo del iMac siempre ha sido emplear la tecnología más avanzada para ir aún más lejos y crear el todo-en-uno definitivo. Y la pantalla Retina así lo demuestra. Hemos conseguido una densidad de píxeles tan alta que todo se ve con una precisión absoluta. Nos hemos replanteado cada uno de los métodos de diseño integrado hasta lograr que todo encaje a la perfección. ¿El resultado? Máximo color y contraste en una pantalla tan fina que parece imposible. Y donde todo es posible.

Pantalla Retina 14,7 millones de veces precisa.

Cada milímetro de la pantalla Retina se ha diseñado y fabricado según los criterios más exigentes. Algo que 14,7 millones de píxeles dejan muy claro. Al igual que el panel de la pantalla de 1,4 mm, que se basa en el ojo humano para que cada interacción resulte lo más natural posible. De ese nivel de precisión surge el nuevo iMac con pantalla Retina 4K de 21,5 pulgadas. Y, como la pantalla Retina 5K, ofrece una gama cromática más amplia con una nitidez bestial.

iMac de 21,5'' 9,4 millones de píxeles
iMac de 27'' 14,7 millones de píxeles

Mayor paleta de color Colores más reales. Más vida en la pantalla.

Muchos colores pierden brillo y definición al verlos en un ordenador. La pantalla Retina muestra una gama de colores mayor, un 25 % más amplia para ser exactos. Esto significa que tanto una puesta de sol como las banderas del estadio el día de la final se ven justo como lo recuerdas, en una pantalla que está más viva que nunca.

Un 25 % más de colores.
Un 100 % más de espectáculo.

Si no se muestran todos los colores, es imposible que las imágenes se vean como en la vida real. Por eso hace falta una gama cromática más amplia. La pantalla Retina le saca los colores a las pantallas sRGB de siempre y estrena el innovador estándar P3. Para conseguirlo, en vez de usar los clásicos LED blancos hemos optado por unos avanzados LED con fósforo rojo y verde. Ahora la proporción de los tres colores primarios (rojo, verde y azul) está más equilibrada, de forma que los colores se ven con mayor balance y precisión.

El mismo color que en tu cámara.

Muchas cámaras, incluidas las DSLR y las cámaras de vídeo profesionales, pueden captar una gama cromática mucho mayor que el clásico estándar sRGB. Gracias a una nueva gama más amplia basada en P3, la pantalla Retina del iMac muestra las imágenes con más realismo. Ya estás tardando en volver a procesar esas imágenes RAW: vas a alucinar con la explosión de color.

Pasivado orgánico
Fotoalineación
T-CON
Película de compensación

IngenieríaInnovación.
Sobre innovación. Sobre más innovación.

Para diseñar la pantalla Retina hemos tenido que calibrar con precisión 23 capas en un panel de tan solo 1,4 mm de grosor. Al mismo tiempo, hemos desarrollado tecnologías para mejorar tanto la resolución como la calidad general de la pantalla. Además de un nivel de detalle asombroso, vas a ver negros más profundos, colores más vivos e imágenes que parecen salirse del iMac.

Panel de la pantalla 1,4 mm de grosor

Al mando de 14,7 millones de píxeles.

Una T-CON más avanzada. La T-CON (controladora de la pantalla) es el cerebro que le dice a cada píxel qué hacer y cuándo. Pero ninguna de las controladoras que había en el mercado, ni siquiera las de gama alta, podía procesar la enorme cantidad de píxeles de las pantallas Retina 4K y 5K del iMac. Así que nos pusimos manos a la obra y creamos la nuestra. Ahora un solo chip superpotente ordena un ejército de 14,7 millones de píxeles.

T-CON

Vía libre para una señal de calidad.

Pasivado orgánico. Hay tal concentración de píxeles en las pantallas Retina que para que la comunicación sea clara hace falta una tecnología de pasivado orgánico. Este sistema separa los píxeles de las señales que les dicen cuándo y cómo iluminarse para evitar interferencias. Es la mejor forma de mantener la calidad de la imagen durante la transmisión de las señales.

Pasivado orgánico

Imágenes increíblemente reales desde cualquier ángulo.

Fotoalineación. Para mejorar el contraste al mirar la pantalla de frente, hemos implantado un proceso avanzado llamado fotoalineación. Esta técnica consiste en radiar luz ultravioleta para crear una superficie uniforme en toda la película que recubre el TFT y el filtro del color. Así, cuando se aplica corriente a las moléculas de cristal líquido, estas se colocan justo en su sitio. Cuanto mejor alineadas están, mejor es el contraste.

Película de compensación. A esta pantalla le van a salir muchos admiradores. Con su tamaño verás bien los bordes de la imagen aunque mires al centro de la pantalla desde un lado. Y para asegurarnos de que el contraste es perfecto desde cualquier ángulo, hemos utilizado una película de compensación que controla la salida de la luz. El resultado son colores más vivos. Lo mires por donde lo mires.

Película de compensación
Fotoalineación
Película de compensación
Fotoalineación

Carcasa5 milímetros de grosor. El tamaño justo para hacer algo grande.

El primer iMac fue una revolución: incluía pantalla, procesador, gráficos, memoria, almacenamiento y mucho más en un simple y elegante diseño todo-en-uno. Hoy el iMac no solo tiene nuestra pantalla más avanzada y brillante, sino que incorpora las últimas tecnologías de alto rendimiento. Y todo esto a pesar de medir solo 5 mm de grosor en el borde.

5 mm en el borde

Diseño impecable.

Uno de los mayores retos para nuestros ingenieros fue unir la parte delantera del iMac con la trasera. La carcasa es tan fina que no se pueden soldar las piezas utilizando métodos tradicionales, así que optamos por un proceso llamado soldadura por fricción-agitación. Combina altísimas temperaturas generadas por la fricción con una presión enorme. Solo así se consigue unir las moléculas de dos superficies de aluminio y crear una soldadura tan precisa y resistente.

Medio ambienteTu iMac y tu planeta.

Eficiencia energética.

A pesar de tener nuestra resolución más alta, los gráficos más potentes y el sistema operativo de ordenador más avanzado del mundo, el iMac con pantalla Retina de 21,5 y 27 pulgadas solo consume 1,2 vatios en reposo.

Respeto por el medio ambiente.

El iMac no contiene sustancias tóxicas como mercurio, arsénico, retardantes de llama bromados o PVC. Además está fabricado en aluminio y vidrio, materiales que pueden reciclarse y aprovecharse mejor. De hecho, el 30 % de la base del iMac es de aluminio reciclado y otro tanto de la carcasa del altavoz es de plástico reciclado de posconsumo.

Diseño responsable.

Como resultado de nuestros esfuerzos, el iMac cumple los exigentes requisitos de bajo consumo de la EPA, por lo que ha obtenido las calificaciones ENERGY STAR 6.1 y Gold de la EPEAT. Esta última evalúa el impacto medioambiental de un producto según su reciclabilidad, la cantidad de energía que consume y la forma en que fue diseñado y fabricado.*