Dile hola al progreso.

En 1998, el iMac reinventó el concepto de ordenador para la era de Internet. Era fácil y divertido de usar, pero también muy potente y adelantado a su tiempo. Desde entonces, el mundo ha cambiado de una forma inimaginable. Y el iMac también. Prueba de ello es el nuevo iMac, que ha revolucionado el concepto de ordenador de mesa con un diseño al filo de lo imposible y una pantalla sencillamente espectacular. Descubre las diferencias entre el iMac de entonces y el modelo actual:

14 millones

más de píxeles

62.000

veces más de potencia gráfica

1.000

veces más de RAM

750

veces más de almacenamiento

366

veces más de potencia
de procesamiento

1

único objetivo: crear el ordenador de mesa definitivo.

Más información sobre el último iMac