Antes de pensar qué poner en él, pensamos en todo lo que querrías sacar de él.

En los tres últimos años hemos conocido infinidad de historias sobre cómo el iPad transforma la vida de las personas: cómo juegan, trabajan, aprenden, crean o se comunican. Por eso antes de diseñar el iPad Air nos preguntamos qué harías tú con él cuando fuera tuyo. A dónde te lo llevarías y cómo lo sujetarías. Así comprendimos que un iPad se define por el uso que le da cada uno. Esta sencilla idea fue clave para crear el iPad Air: aún más fino y manejable, pero con una extraordinaria potencia para que haga todo lo que quieras. O mejor, para que sea todo lo que quieras.

A veces el mejor diseño es el que no se nota.

Tú céntrate en lo que realmente te interesa: tus contenidos. Nosotros nos ocupamos de que el resto, incluso el dispositivo, desaparezca.

Olvida lo que tienes entre manos.

El iPad Air es increíblemente fino y ligero. Hemos reducido su volumen hasta conseguir que ocupe casi un 25% menos que el modelo anterior. Y sin embargo no tienes más que tocarlo para comprobar su resistencia. El diseño Unibody no solo es sencillo y elegante, sino que además refuerza la estructura. Aplicamos todo lo aprendido sobre dispositivos Unibody para perfeccionar el proceso y crear un iPad aún más eficiente y preciso. El resultado es que lo sujetarás casi sin darte cuenta y te lo llevarás a todas partes.

menos de 0,5kg 0,75 cm de grosor

Ocupa un 24% menos

Hemos ajustado el tamaño de los componentes hasta el último milímetro para conseguir que el iPad Air sea todavía más fino y ligero.
–17% vidrio, –70% sensor táctil, -20% pantalla Retina, -25% batería, -23% Unibody

Lo que no ves hace que lo veas todo mejor.

La pantalla Retina vuelve a ser el centro de todas las miradas. El iPad Air es más estrecho, pero la pantalla tiene el mismo el tamaño porque lo que hemos reducido es el marco. Un cambio sutil, pero la diferencia es espectacular. Y te darás cuenta con solo encenderlo: la pantalla destaca más que nunca para que nada te distraiga de lo que realmente importa.

Además, el software se coordina de forma inteligente con la nueva pantalla. El iPad Air usa un algoritmo de bloqueo de toque que distingue cuándo tienes el pulgar en la pantalla para sujetarlo y cuándo estás tocando algo a propósito. Es un buen ejemplo de cómo en Apple diseñamos software y hardware en paralelo, para que se amolden a la perfección y tú, al usarlo, lo notes.

Pantalla de 9,7 pulgadas. Resolución de 2.048 x 1.536

Cada detalle al detalle.

El iPad Air es equilibrio en estado puro. Cada una de sus líneas y de sus componentes responde a un profundo análisis. Hasta el menor detalle cumple una función. Y sumados, dan forma al iPad más refinado que hemos creado nunca.

El doble de potencia en menos espacio. Bonita paradoja.

Sujétalo y te sorprenderá. Ponlo en acción y directamente te dejará sin aliento. Aunque el iPad Air es muy fino y ligero, hemos conseguido encerrar en su interior una potencia y una tecnología increíbles.

Chip A7

Todo empieza con el nuevo chip A7.

El nuevo chip A7 es una auténtica bestia parda: el más potente que hemos fabricado y también el más eficiente. Con la arquitectura de 64 bits del A7, el iPad Air habla el mismo idioma que los ordenadores más avanzados del mercado. El rendimiento de la CPU y de los gráficos es hasta el doble de rápido que en la generación anterior. Parece mentira que un dispositivo de menos de 500 gramos pueda ser tan potente. Pero así es.

Si diseñamos nuestros propios chips es por razones de peso. Decidimos las funciones del chip y las integramos en los circuitos y componentes individuales. Así conseguimos un uso más eficiente de la batería, lo que nos permite crear dispositivos superfinos y ligeros sin sacrificar autonomía. Es una de las muchas ventajas de diseñar tanto el hardware como el software. Al final la única forma de crear un producto fino y lleno de potencia es invertir mucho esfuerzo en sus componentes básicos.

Coprocesador M7

El pequeño M7, un gran ahorro energía.

¿Cómo logramos que el iPad Air sea tan potente sin renunciar a la eficiencia? Pues entre otras cosas con el coprocesador de movimiento M7. A partir de los datos que obtiene del giroscopio, el acelerómetro y la brújula, el M7 mide el movimiento del iPad Air. Así aligera la carga del chip A7, y transmite esta información a las apps para que puedan adaptar sus funciones. Fabricado para cumplir una función muy concreta, el M7 consume menos energía que su socio y le permite centrarse en sus tareas. Juntos, mejoran todo lo que haces con el iPad y te dan la máxima autonomía.

Cámara FaceTime HD. Cámara iSight de 5 Mpx. Más bandas. Doble micrófono. Dos antenas para MIMO.

¿Montañas de tecnología? Sí, caben.

Los 0,75 cm de grosor del iPad Air esconden todo tipo de tecnologías avanzadas que te permiten hacer más y mejor. El iPad Air está diseñado para ir contigo a todas partes, por eso tiene dos antenas que son compatibles con MIMO (multiple-in multiple-out), una tecnología hasta el doble de rápida que Wi‑Fi 802.11n. El modelo con Wi‑Fi + Cellular tiene más bandas que funcionan con más redes a lo largo y ancho del planeta.1 Cuenta también con una cámara iSight de 5 megapíxeles y una FaceTime HD con sensor mejorado para tus videollamadas.2 Además el doble micrófono aumenta la calidad del sonido y filtra el ruido de fondo cuando grabas vídeos, haces llamadas FaceTime o hablas con Siri. Todo en la palma de tu mano y con un diseño impecable.

Hardware y software: hechos el uno para el otro.

Cuando diseñamos iOS 7 y el iPad Air no solo se trataba de que cumplieran con su función perfectamente, sino de que lo hiciesen, además, en completa armonía. Como si fueran uno. Por eso, al igual que el iPad Air, iOS 7 es intuitivo y sencillo de los pies a la cabeza.

Además lo hemos optimizado para aprovechar al máximo las capacidades del iPad. La orientación horizontal en el panel del Centro de Control, por ejemplo, lo hace más fácil de leer. En la app Cámara el botón de disparo aparece a un lado de la pantalla, y no abajo, para estar siempre cerca de tu pulgar. Son pequeños detalles como estos los que convierten iOS 7 en un placer para tus ojos. Y para tus dedos.

Una idea brillante encima de otra.

Cuando tienes algo tan fino y ligero como el iPad Air lo último que quieres es que deje de serlo. Por eso diseñamos las fundas Smart Cover y Smart Case, para que lo protejan ajustándose como un guante. Ambas están fabricadas con la misma precisión y cuidado que el propio iPad Air.

Smart Cover

La Smart Cover está fabricada con una única pieza de poliuretano y ahora incorpora una bisagra cubierta que encaja a la perfección con el delgado perfil del iPad Air. La tienes en seis vistosos colores y no se limita a proteger tu iPad Air: lo activa si la abres y lo pone en reposo si la cierras. También puedes plegarla en distintos ángulos para leer, escribir, ver una peli o usar FaceTime. Y es tan fácil de quitar como de poner.

Smart Case

La Smart Case cubre tu iPad Air por delante y por detrás. Elige entre seis tonos de piel teñida con anilina, que le dan color y un tacto muy agradable. Y atención: ahora es todavía más fina. La Smart Case activa el iPad Air cuando la abres y lo pone en reposo cuando la cierras. También puedes plegarla como la Smart Cover y colocar el iPad Air en la posición perfecta para lo que hagas.

Queremos causar un gran impacto en el mundo, no en el medio ambiente.

En Apple examinamos a conciencia el impacto de nuestros productos en el planeta. Sabemos que su huella va más allá de la vida útil del producto. Por este motivo lo fabricamos casi todo con materiales reciclables como el aluminio, y nos esforzamos por eliminar las toxinas perjudiciales de nuestros componentes.

El iPad Air es un ejemplo perfecto de esta filosofía. La carcasa de aluminio es reciclable en su mayor parte y el dispositivo no contiene retardantes de llama bromados (BFR) ni policloruro de vinilo (PVC). De hecho, las normas de Apple en cuanto al uso de BFR y PVC son de las más estrictas del sector, y esa política es la que esperamos de nuestros proveedores. En nuestro laboratorio de Cupertino desmontamos los productos y los analizamos con métodos que van desde la espectroscopia de fluorescencia de rayos X hasta la cromatografía iónica. Todo para asegurarnos de que cada nuevo producto se ajusta a nuestras exigencias.

  • Pantalla de LCD sin mercurio

  • Vidrio de la pamalla sin arsénico

  • Sin BFR

  • Sin PVC

  • Carcasa de aluminio reciclable

Puedes encontrar más información sobre el compromiso de Apple con la reducción del impacto medioambiental de sus productos y procesos en la página web de Apple y el medio ambiente.