El iPhone en la empresa

RehabCare

El iPhone en acción.

Ver el vídeo

RehabCare

Atención postcrítica con el iPhone y el iPad.

Como líder en instalaciones hospitalarias de rehabilitación, terapias médicas y quirúrgicas, y servicios ambulatorios, RehabCare tiene un importante objetivo: ayudar a la gente a recuperar sus vidas tras un tratamiento médico. Ahora RehabCare recurre al iPhone y al iPad para que tanto sus servicios de atención sanitaria como sus operaciones empresariales ganen en velocidad, precisión y capacidad de respuesta.

En la sede central de la empresa, ubicada en Saint Louis (Missouri), así como en hospitales e instalaciones médicas de todo Estados Unidos, el iPhone ofrece a los empleados de RehabCare acceso inmediato a los recursos que necesitan, desde aplicaciones empresariales hasta teléfono, correo electrónico, contactos y calendarios.

«La movilidad es fundamental para nuestro trabajo», afirma Dick Escue, director de sistemas de información. «Tenemos más de 1.200 hospitales que son clientes e instalaciones de enfermería especializada en 43 estados, y también poseemos 34 hospitales de cuidados intensivos a largo plazo y clínicas de rehabilitación. Así que una gran parte del trabajo de TI en RehabCare supone proporcionar soluciones a una plantilla que está repartida por todo el país. Para satisfacer esa necesidad, usamos el iPhone y el iPad.»

«Al dar estos dispositivos a los terapeutas, podemos compartir determinada información con ellos, algo que antes era imposible», señala Jim O’Brien, vicepresidente adjunto de servicios de tecnología. «Están emocionados con el iPhone porque saben que les ayuda a mejorar la atención que prestan a los pacientes.»

Servicios optimizados a pacientes

Antes de la llegada del iPhone, el proceso de preadmisión de pacientes consumía mucho tiempo e implicaba múltiples formularios y cuestionarios. Para simplificar este proceso, RehabCare creó una app personalizada para el iPhone, basada en la plataforma de desarrollo Force.com de Salesforce.com, y la implantó a través del App Store.

«Partimos de aquel proceso manual basado en el papel y desarrollamos una aplicación basada en la nube en aproximadamente una semana», explica Jayson R. Chitwood, vicepresidente de servicios de información. «Registrar los datos del paciente se puede realizar muy rápidamente, y el equipo tiene acceso inmediato a ellos. El iPhone posibilita esa transferencia instantánea de la información.»

RehabCare también contribuyó al desarrollo de SmartTX Mobile de Casamba, una app para profesionales sanitarios que permite a los terapeutas registrar rápidamente las actividades relacionadas con el paciente en el lugar donde se presta el servicio. Con SmartTX en el iPhone, los terapeutas pueden registrar la documentación completa y precisa de las actividades basadas en el tiempo, que determinan su facturación y remuneración.

«Usar un dispositivo móvil en el lugar donde se presta el servicio ahorra tiempo», señala Chitwood. «Registramos el tratamiento administrado, el tiempo empleado y cualquier otro dato clínico pertinente, lo que hace que la documentación sea más precisa y aumente el cumplimiento normativo.»

El iPad lo hace fácil.

Implantar el iPhone en RehabCare fue sencillo; y en el caso del iPad, todavía más. «Sabíamos que podríamos implantar el iPad rápidamente, porque los obstáculos ya se habían salvado al implantar el iPhone», comenta Chitwood.

Para el personal ejecutivo de RehabCare, el iPad se ha convertido en su herramienta profesional preferida en reuniones y presentaciones. «Si quiero consultar el correo o mis calendarios, prefiero usar el iPad antes que cualquier otro dispositivo», afirma Escue. «La velocidad y la duración de la batería están muy bien. Algunos días ni uso el equipo de sobremesa, solo el iPad.»

Con su gran pantalla fácil de leer y acceso rápido a Internet, el iPad es una interfaz móvil imbatible para usos clínicos y de documentación, desde herramientas de diagnóstico e imágenes hasta notas de enfermería y formularios de admisión de pacientes. «El iPad será la nueva estación de trabajo para los profesionales sanitarios», afirma O’Brien. «Con el iPad y las tecnologías de virtualización, no hay nada que no podamos hacer. Lo importante era el factor de forma, las funciones y el tamaño adecuados. Y está todo ahí, de serie.»

Mejor administración de dispositivos

El iPhone y el iPad se integran fácilmente en la infraestructura de gestión de dispositivos móviles de RehabCare, y apenas requieren formación y asistencia. «Simplemente funciona», señala O’Brien. «Conectarse con Exchange para trabajar con contactos, calendarios y correos es un proceso muy sencillo.»

El equipo de TI de RehabCare usa la app MobileIron para administrar y supervisar los iPhone e iPad de la empresa. La interfaz de MobileIron, intuitiva y de gran riqueza visual, les permite hacer un seguimiento de cada dispositivo, efectuar borrados remotos y ver informes personalizados en un tablero de mando de administración.

«Podemos ver qué dispositivos cumplen las normas y cuáles necesitan actualizaciones», señala O’Brien. «MobileIron te ofrece una mejor representación visual para detectar los problemas. Esta solución nos da justo el control necesario y también garantiza que nuestros dispositivos móviles sean funcionales y seguros en un sector tan regulado como el nuestro.»

Con las apps de virtualización de Citrix, los ejecutivos de RehabCare pueden acceder de forma remota a los servidores corporativos a través del iPhone o del iPad. «Citrix nos permite usar cualquier aplicación empresarial con estos dispositivos», comenta O’Brien. «Si quiero conectarme a nuestros sistemas de información médica o acceder a mi estación de trabajo, es el nexo.»

Un negocio más sano

Equipar al personal de RehabCare con apps fáciles de usar y basadas en procesos para el iPhone y el iPad les ayuda a mejorar la atención a los pacientes. También motiva al personal y mejora la cuenta de resultados. «Desde el primer momento, el iPhone satisfizo e incluso superó nuestras necesidades básicas», afirma Escue. «Reduce el gasto, la necesidad de personal y la carga de asistencia técnica notablemente.»

«Ya sea a la hora de documentar un tratamiento, mostrar a un paciente potencial o a su familia cómo son nuestras instalaciones o dar formación a nuestros terapeutas, siempre tenemos ahí un iPhone o un iPad como apoyo», comenta Chitwood.

«Todo en RehabCare gira en torno a las personas», añade Escue. «Ayudar a la gente a recuperarse y volver al trabajo. El iPhone y el iPad nos permiten realizar mejor nuestra labor para que la gente pueda volver a casa.»

Ficha de la empresa

  • Fundada en 1982
  • 18.000 empleados
  • Servicios de cuidados intensivos a largo plazo y atención postcrítica
  • Opera en más de 1.200 hospitales e instalaciones de 43 estados
  • www.rehabcare.com

«Desde el primer momento, el iPhone satisfizo e incluso superó nuestras necesidades básicas. Reduce el gasto, la necesidad de personal y la carga de asistencia técnica notablemente.»

Dick Escue, director de sistemas de información, RehabCare Group


«Sabíamos que podríamos implantar el iPad rápidamente, porque los obstáculos ya se habían salvado al implantar el iPhone.»

Jayson R. Chitwood, vicepresidente de servicios de información, RehabCare Group


«El iPad será la nueva estación de trabajo para los profesionales sanitarios. Con el iPad y las tecnologías de virtualización, no hay nada que no podamos hacer.»

Jim O’Brien, vicepresidente adjunto de servicios de tecnología, RehabCare Group