Lleva tu música hasta donde tú quieras. Nota a nota. Verso a verso.

Logic Pro X es un completo estudio de grabación profesional para el Mac que te ofrece todo lo que necesitas para ir de la primera idea al máster final.

Encuentra el ritmo con solo sentarte.

Haz que tus ideas se conviertan en un éxito sonado en cero coma. Empieza por la batería, explora samples y loops, y añade prácticamente cualquier instrumento de software a tus arreglos. Con la arquitectura de 64 bits tendrás potencia para cualquier proyecto. Por muy «heavy» que sea.

Una máquina de crear ritmos.

Drummer te ofrece una tecnología muy versátil para crear fácilmente pistas de batería acústica con un sonido muy orgánico o ritmos electrónicos supercañeros. Usar Drummer es lo más parecido a contratar a un batería virtual o un mago de los ritmos programados para que te ayuden a redondear tus canciones o pistas de dance. Elige uno de los 28 baterías y dile por dónde tirar. Mete más rellenos, sube la intensidad o dale otra vuelta de tuerca para conseguir el efecto deseado. Adelanta, atrasa o humaniza los tiempos. Incluso puedes pedirle al batería o al programador que se inspiren en otra pista de la canción.

Estos impresionantes sonidos se pueden personalizar con Drum Kit Designer para baterías acústicas y Drum Machine Designer para pistas electrónicas. Los baterías traen sus propios kits ya montados, pero puedes cambiar cualquier elemento o modificar el sonido para conseguir justo el resultado que estás buscando. La variedad tonal y las configuraciones posibles son prácticamente infinitas.

Alchemy. Un sintetizador monumental.

Alchemy, el sintetizador definitivo para la manipulación de samples, es el instrumento más potente de Logic Pro X. Incluye una biblioteca enorme compuesta por más de 3.000 sonidos y un explorador de palabras clave para encontrar a la primera lo que buscas. Los potentes Performance Controls te invitan a explorar y tocar los sonidos que eliges. Alchemy es un sintetizador bestial con múltiples motores de generación de sonido, que incluyen síntesis aditiva, espectral, de formantes, granular y analógica virtual. Y también es un sampler potente capaz de importar instrumentos de EXS24. Sus revolucionarias prestaciones de morphing y resíntesis te permiten manipular y combinar samples de formas nuevas y sorprendentes. Y con un número tan grande de filtros, rutas de modulación, opciones de arpegiador y efectos, las posibilidades son infinitas.

Crea tu propio muro de sonido.

Logic Pro X viene repleto de plug-ins y sonidos que te ayudarán a dar forma a tus ideas. Pasa un acorde por Arpegiador y prueba sonidos nuevos. Escucha uno de los 1.800 patches, instrumentos y efectos para voces, líneas de bajo, metales, cuerdas, vientos-madera y muchas cosas más. También dispones de una colección con más de 5.600 loops electrónicos y urbanos. Hay de todo, desde hip hop y electro house hasta dubstep, R&B moderno, tech house, deep house y chillwave.

El potencial de los patches.

La Biblioteca de Sonidos de Logic incluye más de 2.000 patches que activan al instante configuraciones de efectos y sonidos multicanal de vanguardia. Los patches integrados sacan todo el partido a la gran colección de plug-ins de Logic Pro X, y cada uno se carga con un conjunto personalizado de Smart Controls, para que el sonido se adapte a tu creatividad. Cuando consigas un sonido único, guárdalo como patch. Además de la pista o el Track Stack multicanal, también habrás guardado todo el procesamiento, las rutas del Mezclador y los Smart Controls correspondientes.

Smart Controls. Trabaja a la velocidad del sonido.

La prestación Smart Controls te ofrece herramientas para modelar el sonido con cambios creativos sencillos o complejos sin tener que recorrer montones de interfaces de plug-ins. Un único Smart Control puede ajustar varios parámetros de plug-ins a la vez, así que puedes hacer cambios radicales como si nada. También puedes personalizar las asignaciones de los Smart Controls a tu gusto. Solo tienes que elegir entre los diales, botones y paneles con el diseño adecuado para el tipo de instrumentos o efectos que vas a manejar.

La forma definitiva de grabar.

Grabación perfecta de pinchazos, gestión automática de tomas y compatibilidad con audio cristalino a 24 bits/192 kHz. En Logic Pro X puedes hacer —y deshacer— de todo como si nada. Con más de 250 pistas de audio y la posibilidad de ejecutar cientos de plug-ins, siempre tendrás lo que necesites para ponerle la guinda a tu proyecto. Activa el exclusivo Modo de Baja Latencia para omitir temporalmente los plug-ins que la añaden y deja que los músicos lo borden como solo ellos saben. Además, con Logic Remote y tu iPad Pro, iPad o iPhone, lo controlarás todo desde cualquier lugar.

Crea, ordena y gestiona pistas.

Organiza mejor tus sesiones juntando varias pistas relacionadas (como todas las de batería o las de voz) en un formato de pista llamado Track Stack. Envía tus pistas a un canal auxiliar nuevo para hacer submezclas de forma rápida y cómoda. Puedes usar Track Stacks para crear fantásticos instrumentos con divisiones y capas de sonidos, fáciles de gestionar, guardar y reutilizar. Y el Track Stack puede contraerse para despejar la interfaz o expandirse para que tengas más control.

Pero existen otras prestaciones para las pistas. Por ejemplo, puedes elegir una pista como Groove Master de tu canción y seleccionar otra pista para que se adapte a su ritmo. O usa la nueva prestación Pista de Arreglo para mover o eliminar rápidamente la estrofa, el estribillo, el puente o cualquier otra sección de tu canción. Además los controles de volumen, panorama y envío pueden estar en la misma cabecera de la pista: así tendrás más control porque podrás ajustar las pistas con rapidez antes de pasar al Mezclador.

Música y sonido para la imagen.

Tanto si compones bandas sonoras como si solo vas a meter unas pistas en un vídeo, Logic Pro X te ayuda a incorporar la música y el sonido. Importa material de QuickTime —o XML si estás editando con Final Cut Pro X— para trabajar tu proyecto en Logic Pro X. Tienes la opción de ver el vídeo a pantalla completa o en una ventana integrada, para no perder la referencia visual cuando añades un efecto a un fotograma. Logic Pro X genera automáticamente Marcadores de Escena especializados con bloqueo de posición SMPTE para identificar las transiciones clave del vídeo. También puedes insertar marcadores a mano. Y con Asociación de Tiempos es muy fácil crear mapas de tempo para que tu música y esas transiciones nunca se separen. Cuando hayas terminado, exporta directamente a un archivo de película o devuelve el XML a Final Cut Pro X para seguir editando.

Logic Remote.

Usa la app Logic Remote y tu iPad Pro, iPad o iPhone para controlar Logic Pro X en el Mac. Toca cualquier instrumento de software en Logic Pro X desde el iPad con los Smart Controls directamente encima de tu instrumento y comprobarás lo fácil que es modelar el sonido sobre la marcha. La superpantalla del iPad Pro te muestra más trastes de guitarra y más teclas de teclado para que lo des todo con los Touch Instruments. También aumenta el número de faders que se pueden usar a la vez en el Mezclador, lo que te permitirá ser aún más preciso. Y por si fuera poco, integra botones de comando para las funciones rápidas que más usas en las vistas de Smart Control y Touch Instruments. Si usas Logic Remote en el iPhone, podrás navegar, mezclar y controlar la automatización gracias a una interfaz adaptada específicamente a su pantalla.

Edita a todo ritmo.

Logic Pro X te permite perfeccionar cualquier interpretación en un abrir y cerrar de tímpanos. Aplica cambios y ajustes complejos de sincronización, tono y más, y monta la composición perfecta fácilmente a partir de varias tomas. Todo con un increíble kit de herramientas que te permiten centrarte en lo que quieres hacer, no en cómo hacerlo.

MIDI lo da todo.

Logic Pro X es mucho más que un simple secuenciador. Tiene opciones avanzadas para grabar, editar y manipular interpretaciones MIDI a tu antojo. Salva una interpretación que se sale de tempo gracias a los parámetros basados en pasajes, que ajustan la velocidad de las notas, la dinámica, la sincronización y mucho más. Pon la guinda a tus trabajos MIDI sin perder los detalles musicales —como flams y arpegios— con la exclusiva opción Cuantización Inteligente. Con Repetición de Nota y Borrado de Espacios en Blanco puedes crear ritmos o partes de teclado en tiempo real usando técnicas de secuenciación al estilo de las cajas de ritmo de la vieja escuela. Visualiza y edita el MIDI en un editor de teclado clásico, como pasos en filas o incluso en una partitura convencional. Modela los datos del controlador MIDI y de inflexión de tono con un gráfico de bandas directamente en cada pasaje MIDI o debajo de las notas en el editor de teclado.

La notación musical, como tiene que ser.

Convierte una interpretación MIDI en notación al instante o usa las opciones de entrada por pasos para introducir las notas a mano. Después edita esas partes, crea fácilmente partituras con todos los detalles o realiza composiciones orquestales mediante una completa gama de herramientas de notación musical: desde amplias opciones de impresión y formato hasta transporte de instrumentos, notación de percusión y entrada dinámica de letras. La prestación Estilos de Pentagrama te ayuda a adaptar el tamaño, la clave o el transporte para un instrumento determinado, guardar la configuración y usarla cuando quieras. Usa Conjuntos de Partituras para alternar rápidamente entre ver, editar o imprimir cualquier subconjunto de tu ensemble. Y gracias a las completas prestaciones para guitarra, es fácil crear tablaturas, insertar parrillas de acordes desde una biblioteca de más de 4.000 acordes o marcar en la partitura hasta el último hammer-on y bending de ese solo tan salvaje.

El tempo vuela.

Flex Time te permite manipular en un visto y no visto la sincronización y el tempo de tu grabación para obtener la interpretación más compacta posible. Mueve fácilmente tiempos concretos de una forma de onda para corregir la batería, la voz, la guitarra o cualquier otro tipo de pista sin cortar ni desplazar pasajes. Corrige con un solo movimiento la sincronización de una interpretación entera. ¿Lo oyes? Ahora todas las notas y tiempos están justo en su sitio. También puedes bajar la velocidad para clavar un solo difícil de tocar y luego volver a subirla, o probar distintos tempos ralentizando o acelerando el proyecto con todas sus pistas.

Afinación impecable, como lo oyes.

Supongamos que has grabado unas voces «mejorables». Flex Pitch te permite editar el tono y el nivel de cada nota en un momento. Solo tienes que darle la vuelta a cualquier nota para acceder a todos los parámetros disponibles. Usa los controles contextuales para retocar las notas con precisión y ajustar la ganancia. ¿No te convence el vibrato? Suavízalo, súbelo o llévalo al fondo. Y crea o quita glissandos entre dos notas. También puedes arrastrar notas en el Editor de Teclado para cambiar una melodía, o tocar algo en un teclado MIDI y hacer que la parte ya grabada se adapte a tu interpretación. Los controles de cuantización del tono te permiten ajustar las notas seleccionadas a la tonalidad y escala que elijas.

También puedes usar Flex Pitch de una forma creativa. Por ejemplo, convierte una pista de audio —incluso de voz— a MIDI y explórala como melodía de sinte o de instrumento de software. A ver qué pasa.

Lo mejor de cada toma.

Con Compilación de Deslizamiento Rápido solo tienes que elegir las mejores secciones de cada grabación para crear una compilación perfecta, incluso con fundidos cruzados para suavizar las transiciones. Usa un interruptor para desactivar temporalmente Compilación de Deslizamiento Rápido cuando quieras cortar, mover o eliminar todo o parte de un pasaje de tomas. Gracias a la prestación Guardado Automático y a la posibilidad de realizar distintas composiciones, puedes experimentar sin miedo a perder todo lo que hayas hecho. También puedes agrupar pistas para sincronizar las selecciones entre pistas relacionadas, como en una grabación multimicro de un grupo vocal.

Renderizar ya no es lo que era.

Usa las completas prestaciones de Bounce In Situ sin conexión para diseñar el sonido de forma creativa y colaborar en proyectos. Desmonta, procesa y transforma el audio, aplica esos efectos de forma permanente a uno o varios pasajes a la vez y edítalos con los cambios ya integrados. Prepara fácilmente archivos de plicas para compartirlos y selecciona si los archivos exportados incluyen efectos o automatizaciones, o si retienen la cola natural de un delay o una reverb.

Nunca es tarde si el ritmo es bueno.

Con unos pocos clics, la prestación Reemplazo de Percusión te permite reemplazar o duplicar las pistas de percusión que no te convencen con samples que se activan al instante. Aunque también puedes sacar tu vena más creativa, por ejemplo, transformando un bombo acústico en electrónico o retocando el sonido de una caja. Define el valor más adecuado usando un gráfico de los transitorios detectados que se actualiza a medida que ajustas el umbral. Elige entre 30 sonidos de batería de la Biblioteca de Sonidos o añade una de tus grabaciones o samples favoritos.

El secreto está en la mezcla.

Cientos de canales de entrada, decenas de grupos de mezclas, montones de envíos y canales auxiliares, creación dinámica de ajustes de canales, potentes herramientas de automatización y gestión de pistas, y completas funciones de sonido envolvente. Logic Pro X lo reúne todo en un formato claro y personalizable que te permite centrarte en cualquier parte del proyecto.

Un potente Mezclador.

Crea la configuración que necesites con pistas que admiten compensación total de latencia para mantenerlo todo perfectamente sincronizado. Ahorra tiempo con prestaciones que te permiten seleccionar un grupo de pistas —por ejemplo, todas las de voz o percusión— y crear una submezcla con unos clics. Graba buses e integra equipos externos en la mezcla. Y silencia pistas de solos o pasajes concretos. Logic Pro X crea canales auxiliares cuando los necesitas. De hecho, tiene las mismas posibilidades que un gran estudio de grabación. Y solo necesitas tu Mac.

La perfección en automatización.

La automatización de Logic Pro X es sencilla pero superpotente. Puedes grabar fácilmente y sobre la marcha los cambios aplicados a cualquier canal o parámetro de un plug-in. Por ejemplo, puedes aplicar la retroalimentación de un delay de cinta como si fuera un control de panorama o un fader. No hace falta que configures nada ni definas ningún parámetro: solo tienes que activar la automatización, reproducir el contenido y aplicar los cambios. También puedes crear y editar automatizaciones de forma gráfica.

Agrupa tus pistas.

Grupos de Pistas te permite trabajar fácilmente con pistas relacionadas, como un conjunto de pistas vocales de fondo o una grabación multipista de una batería. Al ajustar el canal de una pista, si quieres que los cambios se apliquen a otras, solo tienes que asignarlas todas al mismo grupo. La ventana Grupo facilita el acceso a todas las funciones de grupos y permite ocultar el grupo o cambiar su nombre. Y puedes trabajar con el Inspector de Grupos en el mismo panel de inspectores o en su propia ventana independiente. Logic Pro X también ofrece clásicos faders VCA de consola para facilitar el control de mezclas complejas.

Empaquetado y listo para llevar.

Usa los patches para crear un paquete con el procesamiento, las rutas del mezclador y los Smart Controls de tus pistas. Todo con un clic. Así de fácil es guardar y cargar configuraciones enormes para grabar baterías, plantillas detalladas para usar instrumentos de software multitímbricos y multisalida, o un impresionante sonido de sinte por capas. Después usa tu configuración en MainStage o empieza un proyecto nuevo con la mitad de los deberes hechos.

Logic Pro X a fondo

Explora hasta el último detalle y descubre herramientas que te ayudarán en todas las fases de tu trabajo.

En detalle

Logic Pro X

Disponible en el Mac App Store.
Descárgalo e instálalo con un simple clic.

Logic Pro X

Comprar