Cómo ser grande en 3,6 cm de alto.

Diseño ultrafino en aluminio. Acceso directo a la memoria. Adaptador integrado.
El Mac mini aprovecha al máximo cada centímetro.

Te dejará de una pieza.

La carcasa Unibody del Mac mini tiene 3,6 cm de alto y ha sido fabricada a partir de una sola pieza de aluminio. En su desarrollo se emplearon equipos de control numérico por ordenador (o CNC), los mismos que se utilizan en el sector aeroespacial para fabricar piezas de naves. De este modo, se garantiza una precisión absoluta en cada componente de la carcasa del Mac mini. Por no hablar de su acabado en aluminio, que queda perfecto lo pongas donde lo pongas.

Sabe tener detalles.

El adaptador de corriente está dentro de la carcasa, así que se acabaron los armatostes y los líos de cables. El panel extraíble de la parte inferior te permite sustituir fácilmente la memoria por una de más capacidad. El interior del nuevo Mac mini es limpio y ordenado a más no poder. Se ha prestado atención hasta el último detalle: la toma de aire del ventilador casi no se ve y el ventilador casi no se oye. El Mac mini está lleno de grandes ideas.

Puertos y posibilidades a mansalva.

Con la tecnología Thunderbolt integrada puedes conectar en cadena hasta seis periféricos Thunderbolt en un único puerto, incluido el nuevo y espectacular monitor Apple Thunderbolt Display. Esta tecnología también admite periféricos Mini DisplayPort, como el monitor Apple LED Cinema Display. En el puerto HDMI puedes conectar un televisor de alta definición con un solo cable, y con la ranura para tarjetas SDXC transferirás vídeos y fotos de tu cámara al Mac mini en un abrir y cerrar de ojos.

Justo lo que necesitas. Ni más ni menos.

Descargar música, películas y apps del iTunes Store y del Mac App Store es tan fácil que probablemente nunca necesitarás una unidad óptica. Por eso no hemos incluido ninguna en el Mac mini. Y el espacio ahorrado lo hemos usado para incluir procesadores más potentes, gráficos avanzados y tecnología Thunderbolt.

El ordenador de mesa con mayor eficiencia energética del mundo.*

Lo mejor del Mac mini es precisamente lo que no hace: malgastar energía. Aunque el nuevo Mac mini aumenta notablemente el rendimiento de la generación anterior, sigue consumiendo menos de 11 vatios en reposo. No solo cumple los requisitos de la norma ENERGY STAR, sino que los mejora. Nada más y nada menos que seis veces. Pero ahí no acaba todo: está fabricado con aluminio reciclable en su mayor parte y gracias a la fuente de alimentación integrada no tiene carcasa de plástico. Y además, la caja está diseñada para ocupar lo mínimo, así que el transporte es eficiente al máximo.

Más información sobre Mac mini y el medio ambiente

* Según las categorías de eficiencia energética y los productos incluidos en la base de datos ENERGY STAR de la EPA en octubre de 2012.