OS X. Lo que hace que un Mac sea un Mac.

Detrás de cada Mac está la potencia del sistema operativo OS X, que se basa en UNIX para aprovechar al máximo todas las posibilidades del hardware. Por eso no encontrarás otro ordenador en el que todo esté tan integrado, ni que sea tan intuitivo y fácil de usar.

Software y hardware: hechos el uno para el otro.

Como OS X está hecho a medida para tu Mac, el resultado es un equipo completamente integrado donde todo va como la seda. El sistema operativo trabaja codo con codo con el procesador para ofrecer un rendimiento espectacular. También se entiende a la perfección con el trackpad Multi‑Touch en los portátiles Mac, lo que hace que puedas usarlo de la manera más natural. Prestaciones como Power Nap mantienen el sistema actualizado mientras está en reposo.1 La batería dura más gracias a tecnologías de ahorro energético como Timer Coalescing y App Nap. Y está optimizado para sacar partido a cada píxel de los MacBook Pro con pantalla Retina. Una pareja ejemplar con un comportamiento ejemplar.

Os entenderéis con solo una mirada.

Todo es sencillo y elegante, desde el escritorio que ves al encender el Mac hasta las aplicaciones que usas a diario. En el Mac es facilísimo buscar, compartir y hacer infinidad de tareas con unos simples gestos. En el Launchpad puedes ver todas tus apps y en el Dock las que más usas. Organiza tus archivos en el Finder y usa Spotlight para encontrar justo lo que buscas en menos que canta un gallo. Hasta puedes elegir que las apps y el sistema operativo se actualicen solos. Es tan automático que muchas veces no tendrás que hacer absolutamente nada.

Multi‑Touch. Con el toque Mac.

Muévete a tus anchas por el Mac con los gestos Multi‑Touch, porque en el trackpad puedes tocar, pellizcar y deslizar con toda la naturalidad del mundo. Y como Apple fabrica tanto el hardware como el software, los gestos son precisos al milímetro. Cuando mueves los dedos hacia abajo, el documento se desplaza hacia abajo. Cuando los mueves hacia arriba, la página web se desplaza hacia arriba. Y cuando los deslizas hacia la izquierda, las fotos se mueven hacia la izquierda. Gracias a estos y otros muchos gestos, todo lo que haces en el Mac es más fácil, rápido y divertido.

Potente desde que solo era una idea.

Para hacer que hasta lo más complejo resulte sencillo se necesitan tecnologías de lo más avanzadas, y de eso OS X sabe un rato. Porque al estar basado en UNIX te ofrece una estabilidad única y compatibilidad con los estándares web líderes del mercado. Está diseñado para aprovechar al máximo todos los núcleos de los procesadores Intel integrados en cada Mac. Y gracias a su increíble rendimiento gráfico, podrás editar tus fotos y vídeos como nunca en Aperture y Final Cut Pro.

Para los muy profesionales. Y para todos los demás.

OS X está pensado para que trabajes de la forma más eficiente. Organiza tus archivos como quieras en tu Mac, en un servidor o en iCloud y accede a todo desde una misma ventana con las pestañas del Finder. Puedes buscar por etiqueta o hacer clic en la lista de etiquetas de la barra lateral del Finder. Cuando trabajes con varias apps abre Mission Control para tener una vista general de todo. Y si necesitas trabajar con dos pantallas conecta un monitor a tu Mac y ya lo tendrás funcionando, sin configurar nada. Es más, con el Apple TV te evitas hasta conectar el cable, porque puedes usar tu televisor HD como monitor externo a través de la red inalámbrica.

Si te gusta tu iPhone o iPad, te encantará tu Mac.

Si tienes un iPhone o un iPad, ya sabes usar el Mac. Y es que muchas prestaciones de iOS también están en OS X: Safari, Mail, Contactos, Calendario, Mapas… ¿hace falta seguir? Además las apps del Mac se sincronizan con las de tu dispositivo iOS a través de iCloud.2 Es decir, que todo lo que haces en Mail, Contactos o Calendario en un dispositivo se ve automáticamente en los demás. Los contactos y las reuniones que creas en el iPhone aparecen en el Mac. Y si buscas una ruta en el Mac para llegar a cualquier lugar, puedes consultar el trayecto con el iPhone mientras vas de camino. El iPad te avisa de las citas que has creado en el ordenador, y hasta puedes empezar un chat de iMessage en el iPhone y terminarlo en el Mac. O viceversa.

Apps geniales para el día a día.

OS X viene con un montón de apps fantásticas para todo lo que haces a diario: navegar por Internet, hacer videollamadas FaceTime, enviar mensajes, buscar rutas, organizar tus contactos, mandar emails y un largo etcétera. Como están creadas por Apple a la medida de OS X, están completamente integradas entre ellas y con el sistema. En un par de clics puedes ver la dirección de un contacto en un mapa, crear una cita con la información de un email o compartir una página web sin cambiar de aplicación. Además, al ser apps y no depender de un navegador, aprovechan al máximo la potencia de tu Mac y te dan un rendimiento enorme. Hasta se actualizan automáticamente siempre que hace falta. Y aún te queda todo un mundo de apps por descubrir en el Mac App Store.

Más información sobre las apps integradas en OS X

Nacido para ir muy lejos. Y con batería para volver.

OS X corre mucho y gasta poco. Sus avanzadas tecnologías, como App Nap y Timer Coalescing, ahorran batería en cuanto surge la oportunidad, por ejemplo entre que pulsas una tecla y la siguiente. Todo esto sucede en segundo plano, así que la mayor parte del tiempo estás ahorrando energía sin darte cuenta. El resultado es que puedes darle caña mucho más tiempo sin estar pendiente del cargador, nada menos que hasta 12 horas en el MacBook Air de 13 pulgadas y hasta 9 horas en el modelo de 11 pulgadas.3 OS X también te facilita la vida cuando te llevas el Mac de un lado a otro. Por ejemplo, se conecta automáticamente a las redes Wi‑Fi conocidas. También incluye AirDrop para transferir archivos fácilmente entre dos Mac cercanos sin cables y sin Internet. Y lo puedes llevar en reposo, porque se activa en un segundo. Así, siempre que estés listo para ponerte en marcha, tu Mac también lo estará. Y si no, seguirá ahorrando.

La seguridad ante todo. Y antes de todo.

El Mac incluye tecnologías avanzadas que controlan, cifran y actualizan el equipo de forma continua para mantenerlo siempre protegido y con tus datos a salvo. Con Gatekeeper descargar e instalar apps no puede ser más seguro. FileVault protege tus datos mediante un completo cifrado. Cada app está aislada de las demás, del sistema y de tu información. La prestación Buscar mi Mac te ayuda a localizar tu Mac en un mapa, establecer una contraseña en remoto y mucho más. Y los ajustes de seguridad personalizables mantienen tus datos bajo control. Recuerda que para tener el Mac al día con las últimas prestaciones de seguridad tienes que instalar las actualizaciones de software. El Mac App Store te avisará cuando estén disponibles, y como OS X Mavericks es gratis no te va a costar nada proteger tu Mac con la versión más reciente. Y la más segura.

Más información sobre las prestaciones de seguridad de OS X

Compatibilidad con Windows.

Gracias a la versatilidad de OS X, el Mac se adapta a cualquier entorno, incluso a las redes Windows. ¿Quieres transferir tus archivos, fotos y otros datos desde un PC con Windows? OS X te lo pone fácil con el Asistente de Migración. Y si quieres utilizar Windows en el Mac, también puedes con Boot Camp.4 OS X es compatible con la última versión de Exchange Server de Microsoft, así que puedes usar tu Mac tanto en casa como en la oficina y tener todos tus mensajes, reuniones y contactos sincronizados. Y, por supuesto, puedes usar los formatos de archivo más populares, como JPG, MP3 y PDF, además de documentos Word, Excel y PowerPoint de Microsoft.

Más información sobre la compatibilidad de OS X

Accesibilidad integrada.

OS X incluye de serie una amplia gama de tecnologías que ayudan a las personas con discapacidades a disfrutar de todo lo que ofrece el Mac, incluidas muchas prestaciones que no se encuentran en otros sistemas operativos, ni siquiera pagando. Por ejemplo, VoiceOver, el lector de pantalla integrado disponible en más de 30 idiomas, ayuda a las personas ciegas o con problemas de visión a controlar el ordenador mediante comandos de teclado o gestos Multi‑Touch en el trackpad. También está Control por Botón, para facilitar el uso de los menús y los controles básicos de volumen, brillo, reproducción y más. OS X es compatible de serie con más de 40 teclados braille —incluidos los teclados Bluetooth— y muchas otras prestaciones de accesibilidad, como la ampliación dinámica a pantalla completa, la reproducción de subtítulos ocultos y una pantalla con posibilidades de ampliación.

Más información sobre la accesibilidad de OS X

  • Visión
  • Audición
  • Habilidades físicas y motoras
  • Lectoescritura y aprendizaje