Fino, ligero y elevado a la máxima potencia.

El MacBook Air es mucho más que una cara bonita. Viene con componentes avanzados que te ofrecen gráficos más fluidos, un almacenamiento más rápido y un rendimiento descomunal. Por no hablar de la batería, que dura el día entero. El resultado es un ordenador que une portabilidad y potencia como ningún otro.

Procesadores Intel Core de 4.ᵃ generación y gráficos veloces.

Los procesadores Intel Core i5 e i7 de cuarta generación con la increíble tecnología Haswell ULT ponen en tus manos potencia de sobra para hacer lo que se te ponga por delante. El MacBook Air viene con el Core i5 de doble núcleo con velocidades Turbo Boost de hasta 2,7 GHz, aunque también tienes la posibilidad de ponerle el Core i7 de doble núcleo a 1,7 GHz con velocidades Turbo Boost de hasta 3,3 GHz. Estos procesadores tienen un consumo más eficiente para que puedas usar el portátil mucho más tiempo: hasta 9 horas en el modelo de 11 pulgadas y hasta 12 horas en el de 13 pulgadas.1 Además vienen con el procesador gráfico avanzado HD Graphics 5000 de Intel, para que juegues y utilices las aplicaciones más exigentes sin interrupciones y con un nivel de detalle sencillamente increíble.

Memoria superrápída.

Hasta 8 GB RAM

El MacBook Air tiene 8 GB de memoria LPDDR3 con un consumo eficiente a 1.600 MHz, procesadores superpotentes y un almacenamiento flash superveloz. En otras palabras: tienes un portátil que puedes usar para las aplicaciones más exigentes. Además, el rendimiento no baja aunque tengas varias aplicaciones abiertas a la vez.

Thunderbolt y USB 3 de vértigo.

Con el puerto Thunderbolt y los dos puertos USB 3 del MacBook Air puedes transferir datos a la velocidad del rayo y conectar monitores como el Apple Thunderbolt Display. Montarte una estación de trabajo completa te llevará exactamente un momento.