La forma más sencilla de impulsar tu negocio.

Potente, eficiente y elegante: con OS X Server el personal de tu empresa podrá comunicarse y compartir información de la forma más fácil. Además, como implantarlo y gestionarlo es tan sencillo, OS X Server es ideal tanto para los departamentos informáticos saturados de trabajo como para los que nunca han usado un servidor.

Más potente y sencillo que nunca.

Gracias a la sencillez y versatilidad del Mac, nuestros servidores no están pensados únicamente para empresas con grandes departamentos informáticos y presupuestos elevados, sino también para pequeños estudios, tiendas e incluso oficinas en casa. Por eso, incluso los usuarios sin mucha experiencia podrán configurar y alojar OS X Server como si nada. Una vez configurado el servidor, tus empleados pueden colaborar en proyectos e intercambiar archivos. También te permite hacer copias de seguridad automáticas, alojar tu propio sitio web y servidores de correo, y mucho más.

Muy rentable. Muy fácil de usar.

Añade OS X Server a OS X para un número ilimitado de clientes. Lo mejor de todo es que no te hacen falta equipos caros para usarlo: sirve desde un Mac Pro o un iMac hasta un Mac mini. Con OS X Server puedes implantar el servidor que más se adapte a tus necesidades.

El servidor será tu guía.

Al igual que todo lo que haces en tu Mac, configurar tu servidor es muy fácil. Cuando hayas instalado el software OS X Server, la app Server te guiará por el proceso de configuración, ya sea para instalar una red desde cero o para conectarte a una existente. La app Server utiliza un lenguaje sencillo y comprensible para todo tipo de usuarios, y solamente pregunta lo realmente importante (por ejemplo, si quieres configurar los servicios de correo electrónico, calendarios, etc.). Además, siempre puedes acceder a la ayuda online con un simple clic.

Siguiente paso: gestión.

Una vez configurado el servidor, el siguiente paso es gestionarlo. Gracias a sus sencillas e innovadoras herramientas, OS X Server te lo pone en bandeja: la app Server te permite gestionar usuarios y grupos del servidor y, si aún no lo has hecho, configurar tus principales servicios.

Ahora toca usar tu servidor.

Con los principales servicios configurados en el servidor, los usuarios de tu empresa ya pueden empezar a disfrutar de todas las posibilidades de OS X Server. En un abrir y cerrar de ojos, estarán colaborando en proyectos y trabajando más estrechamente que nunca. Pueden intercambiar archivos, sincronizar y compartir datos de contactos y calendarios, organizar eventos, usar la mensajería instantánea, hacer videoconferencias, enviar y recibir emails, añadir contenido y comentarios a wikis, y configurar sitios web. Además, aunque trabajen en la oficina o a distancia, podrán hacerlo todo sin comprometer la confidencialidad de los datos que compartan.

Más sobre las prestaciones de OS X Server