Creemos en el compromiso. El nuestro y el de nuestros proveedores.

abrir
cerrar

Un auditor inspecciona permisos y documentos de seguridad en una fábrica en Shenzhen (China).

En Apple garantizamos que nuestros proveedores siguen los principios y valores de la compañía mediante el estricto cumplimiento de nuestro Código de Conducta para Proveedores. Para ello llevamos a cabo auditorías exhaustivas y presenciales en nuestra cadena de suministro en colaboración con expertos en ámbitos como los derechos humanos y el medio ambiente. Cuando detectamos un problema, trabajamos con nuestros proveedores para solucionarlo.

Datos destacados de nuestro informe de 2014

451 auditorías de todos los aspectos de nuestra cadena de suministro, un 51% más con respecto a las 298 del año 2012.

En estas auditorías se inspeccionaron instalaciones en las que cerca de 1,5 millones de trabajadores fabrican productos Apple.

Publicación por primera vez de más de 100 páginas de requisitos exhaustivos sobre nuestros Estándares de Responsabilidad de Proveedores.

Todos los datos destacados de 2014

Responsabilidad en toda la cadena de suministro.

El carácter exhaustivo y minucioso de nuestro programa de responsabilidad de proveedores queda patente en la forma en que supervisamos al gran número de proveedores que fabrican el módulo de la cámara del iPhone 5s. Desde la empresa que produce las piezas más pequeñas hasta las instalaciones de montaje final, todos tienen la obligación de respetar nuestro Código de Conducta para Proveedores.

Reforzamos el Código de Conducta para Proveedores y los Estándares de Responsabilidad de Proveedores de Apple.

Históricamente, el Código de Conducta para Proveedores de Apple siempre ha sido uno de los más estrictos del sector de la electrónica. Aun así, cada año subimos el listón. Estos exigentes requisitos establecen nuestras expectativas en cuanto al funcionamiento responsable de las cadenas de suministro de alcance global.

Por primera vez, hemos publicado abiertamente la última versión de nuestros Estándares de Responsabilidad de Proveedores (PDF), más de 100 páginas en las que se describen los requisitos exhaustivos que nuestros proveedores deben respetar para trabajar con Apple. La versión general de nuestro Código de Conducta (PDF) está disponible desde 2005, pero nos pareció importante que las partes interesadas tuviesen acceso completo a todos los detalles. Nuestros Estándares recogen los requisitos específicos que nuestros proveedores deben cumplir en 20 áreas clave distribuidas en estas categorías: derechos humanos y del trabajador, seguridad e higiene, medio ambiente, sistemas de gestión y ética. Además, hemos ampliado nuestros Estándares con nuevos requisitos sobre trabajadores estudiantes, pausas por motivos ergonómicos, ruido perimetral, ocupación y espacio de dormitorios, preparación ante emergencias, abastecimiento responsable de minerales, temas medioambientales y otros aspectos.

En 2013, distribuimos las nuevas versiones del Código y los Estándares entre los proveedores, con directrices para su implantación en las fábricas. Estos protocolos entraron en vigor en enero de 2014 y servirán de criterio evaluador para todas las auditorías que se realicen en el futuro. Para garantizar que los proveedores cumplen nuestro Código, aplicamos un estricto programa de control que incluye auditorías a fábricas, planes de medidas correctivas y la confirmación de que dichos planes se han llevado a cabo.

Incorporamos estándares y marcos de trabajo creados por los siguientes organismos:

Organización Internacional del Trabajo, Naciones Unidas, Electronic Industry Citizenship Coalition, Fair Labour Association
abrir
cerrar

Auditores discuten las conclusiones de una auditoría en una planta de Suzhou (China).

En qué consiste una auditoría de Apple

Un auditor de Apple dirige cada auditoría in situ, ayudado por profesionales externos locales especializados en sus respectivos campos. Todos los expertos externos reciben formación para aplicar el exhaustivo protocolo de auditoría de Apple. En todas las instalaciones auditadas, los equipos realizan inspecciones físicas, entrevistan a trabajadores y encargados, y observan y evalúan a los proveedores según más de 100 criterios correspondientes a cada categoría de nuestro Código de Conducta para Proveedores. También es posible que pidamos a un proveedor que nos muestre inmediatamente partes de una fábrica cuya inspección no estaba prevista. Estos datos nos sirven no solo para garantizar un cumplimiento y una mejora sostenibles en el tiempo, sino también para desarrollar nuevos programas que respondan a las necesidades cambiantes de nuestros proveedores y de sus empleados.

Además de las auditorías periódicas programadas, también realizamos diversas auditorías sorpresa. En estos casos, nuestro equipo visita a un proveedor sin previo aviso y exige inspeccionar las instalaciones en el plazo de una hora. En 2013 hicimos 31 auditorías sorpresa.

Ejemplo de auditoría a un proveedor

Un auditor de Apple se reúne con los encargados de la fábrica para revisar el programa del día.
Auditores inspeccionan documentos y registros en una planta de galvanoplastia en Suzhou (China).
Los encargados de un proveedor de Shanghai (China) escuchan las conclusiones de una auditoría de tres días realizada en sus instalaciones.
abrir
cerrar

Un supervisor enseña a auditores una fábrica de montaje final en Jundiaí, cerca de São Paulo (Brasil). Todas las instalaciones de montaje final se someten a una auditoría cada año.

Auditorías en todo el mundo.

En 2006 realizamos nuestras primeras auditorías, que luego hemos ido ampliando a más países y tipos de proveedores. Y también ha crecido la cobertura de las auditorías, más allá de nuestras 18 plantas de montaje final. Hemos realizado auditorías en 16 países, y las 451 inspecciones de 2013 incluyeron a casi 1,5 millones de trabajadores. Cada año auditamos a nuestros fabricantes de montaje final y a otras instalaciones según determinados factores de riesgo, como la ubicación, los resultados de anteriores inspecciones y el tipo de trabajo realizado en la instalación. También llevamos a cabo auditorías en varias instalaciones ajenas a la producción, como centralitas de llamadas y almacenes, así como auditorías especializadas en ámbitos como el medio ambiente y la prevención de riesgos laborales.

Algunas instalaciones pertenecientes a niveles poco visibles de la cadena de suministro nunca han sido auditadas por Apple u otras empresas del sector. Por lo tanto, muchas veces nuestras auditorías ofrecen a estas compañías su primera oportunidad para evaluar sus fábricas en términos de responsabilidad social y medioambiental. Esto no solo mejora las condiciones laborales de estos proveedores, sino también las de todo el sector, ya que muchas empresas de la competencia recurren a los mismos proveedores.

451

auditorías incluyeron a 1,5 millones de trabajadores en 2013.

Auditorías de Apple desde 2007

  • Auditorías repetidas
  • Primeras auditorías
  • 69
  • 83
  • 97
  • 106
  • 123
  • 173
  • 39
  • 83
  • 102
  • 127
  • 188
  • 298
  • 451

Infracciones graves y medidas correctivas.

Apple considera infracciones graves los casos de incumplimiento más serios. Son infracciones graves: el maltrato físico, el uso de mano de obra infantil, la explotación por deudas, los trabajos forzados, la falsificación de información o los impedimentos durante una auditoría, el intento de influenciar a los trabajadores de cara a las auditorías o las represalias contra ellos si facilitan información, el soborno, los altos niveles de contaminación o de impacto medioambiental, y cualquier otro aspecto que ponga en peligro la vida o la seguridad de los trabajadores. Todas las infracciones graves deben cesar y corregirse inmediatamente. Preferimos corregir los problemas antes que interrumpir la relación con el proveedor, opción que —en ausencia de otras medidas disciplinarias— no evitaría que se repitiesen las infracciones. De todos modos, si una infracción es especialmente flagrante o si creemos que un proveedor no está totalmente comprometido a cesar ese comportamiento, damos por terminada nuestra relación y, en su caso, informamos sobre su actuación a las autoridades. Los proveedores que han cometido una infracción grave se someten a un periodo de prueba que está vigente hasta la próxima auditoría —por norma general, un año después— y pueden ser descartados para nuevas operaciones de negocio hasta que el problema esté plenamente subsanado y haya expirado el periodo de prueba.

abrir
cerrar

Auditores inspeccionan documentos y registros de nóminas en una planta de Suzhou (China).

Integramos principios responsables en nuestra actividad.

Los datos de las auditorías no se usan solo para adoptar acciones correctivas a posteriori. También incorporamos esa información directamente en nuestros procesos de introducción de productos. En 2013 pusimos en marcha un programa para analizar a 138 proveedores que optaban a participar en la fabricación de nuestros productos nuevos. Evaluamos sus actividades en materia de medio ambiente, seguridad e higiene, así como de derechos humanos y del trabajador. Este análisis nos sirvió como criterio para elegir a los proveedores.

Además, el programa nos permitió anticipar retos y abordarlos de forma proactiva. Los proveedores pueden adoptar diversas medidas para prepararse mejor de cara a próximos lanzamientos de productos. Por ejemplo, pueden obtener los permisos correspondientes, revisar sus planes de preparación ante emergencias y actualizar sus políticas sobre jornadas laborales y trabajadores estudiantes. Hemos decidido seguir integrando el programa en nuestra actividad a partir de este año 2014.

138

proveedores evaluados para productos nuevos.