Formación laboral

La educación es el primer paso hacia el cambio.

Operarios de una fábrica de Shénzhen (China) participan en un curso de diseño gráfico del programa SEED (Supplier Employee Education and Development).

En Apple ofrecemos programas de formación que ayudan a los trabajadores a adquirir las competencias necesarias para crecer en su trabajo o abrirse camino en otros campos. Además, les proporcionamos herramientas para que tomen conciencia de sus derechos laborales y denuncien cualquier vulneración de los mismos.

Formación de los trabajadores: datos destacados del informe de 2015

Formación sobre derechos laborales para 2,3 millones de trabajadores en 2014, y para más de 6,2 millones desde 2007.

Implantación en 10 instalaciones de un nuevo programa de formación para iPad basado en apps.

Aumento de 379.000 participantes en el programa SEED en 2014, lo que supone un total de más de 861.000 desde 2008.

Nos preocupamos por tener una plantilla bien formada.

Todos los trabajadores merecen un trato digno. Y todas las personas de nuestra cadena de suministro tienen derecho a trabajar en un entorno basado en valores como la ética y la justicia. Por este motivo, nuestros proveedores formaron a 2,3 millones de trabajadores en 2014 (y a más de 6,2 millones desde 2007) en aspectos como el Código de Conducta de Apple, la legislación de cada país y la normativa en materia de salud y seguridad. Además, ofrecemos recursos educativos para ayudar a los supervisores de las fábricas a comunicarse mejor con sus empleados, aplicar las políticas de recursos humanos y mantener un entorno de trabajo seguro.

Participación en formación sobre derechos del trabajador

2.000
27.000
128.000
172.000
700.000
1,3 mill.
1,5 mill.
2,3 mill.
2.000
29.000
157.000
329.000
1,02 mill.
2,3 mill.
3,8 mill.
6,2 mill.
Trabajadores estudiando con sus dispositivos iPad como parte del nuevo programa de e-learning del SEED en Shénzhen (China).

Ponemos a su alcance herramientas de estudio innovadoras.

Aunque en sus inicios el programa SEED estaba pensado únicamente para el iMac, somos conscientes de la importancia de adaptar nuestros programas a las nuevas tendencias y a las innovaciones tecnológicas. Por eso, tras escuchar las opiniones de los trabajadores, apostamos por dejar atrás las limitaciones del aula tradicional. Así fue como pusimos en marcha un programa de formación basado en el iPad en diez fábricas. En cada una de ellas utilizan el iPad con las últimas apps educativas. Y la formación se imparte en espacios que recuerdan más a una cafetería que a un aula para crear un entorno de aprendizaje en equipo más ameno.

En 2014 impulsamos también un programa de formación para dispositivos móviles. Cuenta con más de 70 cursos, accesibles desde los smartphones personales de los trabajadores y desde los iPad de las aulas. Los cursos cubren desde competencias relacionadas con la producción industrial hasta la salud, pasando por temas más cotidianos como formar una familia o cuidar las relaciones personales. La alta tasa de participación y el interés mostrado por abordar nuevos temas confirman el éxito del programa. El objetivo es duplicar el número de participantes en nuestro programa del iPad en 2015.