Seguridad e higiene

Trabajar en un espacio seguro y saludable es un derecho, no un privilegio.

Trabajador en la fábrica del Mac Pro en Austin, Texas (EE. UU.).

La seguridad nunca debe ponerse en juego. Por eso nos cercioramos desde el primer momento de que las instalaciones y los procesos de nuestros proveedores cumplen la normativa vigente. Además estamos inscribiendo a más gerentes de nivel medio en nuestra EHS Academy para conseguir un equipo de gestión más eficiente y proactivo.

Seguridad e higiene: datos destacados del informe de 2015

Inscripción en la EHS Academy de 156 proveedores y 392 participantes nuevos.

Puesta en marcha de más de 870 proyectos de la EHS Academy en 2014.

Graduación de la primera promoción de estudiantes de la EHS Academy.

Un miembro del equipo de responsabilidad de proveedores de Apple explica la importancia de la EHS Academy a la directiva de un proveedor de Suzhóu (China).

Caso práctico
Aumentamos la seguridad en torno a las sustancias químicas.

El problema. En una de las fábricas inscritas en la Apple EHS Academy, las solicitudes de compra de sustancias químicas debían enviarse primero a varios departamentos para su aprobación. Esas solicitudes tenían que aprobarse en los departamentos de finanzas y compras, pero no hacía falta ninguna aprobación relativa a medio ambiente, seguridad o higiene. Eso impedía verificar si la manipulación, almacenamiento y separación de dichas sustancias se hacía adecuadamente.

Los riesgos. Sin este tipo de comprobaciones obligatorias, existía un riesgo de contaminación medioambiental y problemas de seguridad e higiene entre los trabajadores.

La solución. El participante de la Apple EHS Academy creó una plataforma digital donde realizar y registrar la compra de sustancias químicas. Además incluyó la aprobación en materia de medio ambiente, seguridad e higiene como parte obligatoria del proceso. También creó una base de datos online para la consulta de sustancias químicas.

El resultado. La base de datos digital creada por el participante de la EHS Academy ha mejorado muchísimo la eficacia del proceso de compra de sustancias químicas, y ha permitido hacer análisis más rigurosos de las sustancias que entran en la fábrica.

Controlamos los problemas de seguridad, salud y medio ambiente.

Los empleados de Apple que trabajan en departamentos como los de operaciones o ingeniería se encargan de supervisar cada día las operaciones de la mayoría de las fábricas de nuestros proveedores. Nosotros los animamos a informar de cualquier problema de medio ambiente, seguridad e higiene que encuentren entre auditoría y auditoría. Los profesionales de Apple en cada país pueden responder rápidamente y acudir a la fábrica en cuestión en cuanto surge un problema de este tipo.

En 2014 recibimos más de 150 solicitudes de investigación relativas a problemas de medio ambiente, seguridad e higiene en instalaciones de nuestros proveedores por parte de empleados de Apple que trabajaban en las propias instalaciones o que necesitaban que realizásemos una evaluación de los nuevos procesos. En su mayoría se trataba de problemas medioambientales que tenían que ver con deficiencias en la calidad del aire y del agua, y preguntas sobre la obtención de los permisos adecuados. Por otro lado, entre las principales preocupaciones sobre seguridad e higiene encontramos el uso restringido de sustancias químicas, el polvo, los sistemas de protección de maquinaria y la preparación ante emergencias. El equipo de medio ambiente, seguridad e higiene de Apple ayuda a los proveedores a identificar la raíz del problema y a implantar las medidas correctivas necesarias. Todas las incidencias se registran y supervisan hasta que se dan por cerradas. Después usamos estos datos para mejorar nuestros programas de auditoría, formación y sensibilización.

El compromiso de Apple con la seguridad de los trabajadores, su experiencia y sus consejos nos han ayudado a enfocar la prevención de riesgos laborales de otra forma. Ahora contamos con procesos de evaluación y supervisión continua.
Sam Ting
Director general adjunto local y jefe de producción de Wistron en Kunshán (China)
Trabajadores participando en un simulacro de derrame de sustancias químicas cerca de Shanghái (China).

Mejoramos la preparación ante emergencias.

Nuestras normas son estrictas y hacemos todo lo posible para que se cumplan a todos los niveles. Pero a veces es inevitable que sucedan accidentes y desastres naturales, y es fundamental que los proveedores sepan responder ante una emergencia. Por eso les ayudamos a desarrollar sistemas de gestión de emergencias y a cambiar algunos de sus protocolos de seguridad. En 2014 trabajamos con 30 fábricas de proveedores, que suman más de 800.000 trabajadores, y para el próximo año tenemos previsto ampliar nuestro programa a más fábricas. Además hemos facilitado listas de control detalladas a los proveedores para que evalúen sus sistemas antiincendios, permisos, luces de emergencia y botiquines de primeros auxilios.

Investigamos los peligros para eliminar los riesgos.

Apple procura detectar posibles incidencias en las fábricas de los proveedores antes de que se conviertan en problemas. Mientras se instalan las cadenas de montaje, trabajamos con equipos de ingeniería y operaciones para anticiparnos a cualquier contratiempo que pueda afectar a los trabajadores y al medio ambiente durante la producción. También ayudamos a estos equipos (tanto en Apple como en las fábricas de nuestros proveedores) a mejorar sus soluciones y sistemas de gestión para resolver esas incidencias por sí mismos.

Además de los contenidos impartidos en la EHS Academy, en 2014 formamos a casi 1.000 empleados de nuestros proveedores en temas como la ergonomía y la gestión de sustancias químicas. Por otro lado, más de 1.900 empleados de Apple recibieron formación para aprender a identificar riesgos habituales asociados a los desplazamientos y visitas a instalaciones de proveedores. Aparte de nuestras auditorías rutinarias, hemos realizado más de 30 evaluaciones detalladas para determinar el peligro de elementos como el polvo de aluminio combustible, materiales inflamables, sustancias tóxicas y materiales reactivos. Estas evaluaciones nos servirán para desarrollar diseños de fábrica más seguros y para seguir abordando y previniendo riesgos en las primeras fases de cada proceso.