“Queremos que la tecnología desaparezca para los estudiantes, y que así puedan centrarse estrictamente en el arte. La simplicidad, la velocidad y la flexibilidad de Final Cut Pro X lo ha hecho posible para todos nuestros estudiantes”. — Isis Jones, Director de Información de Full Sail University

Full Sail University. Un plan de estudios de avanzada.

En los últimos 30 años, Full Sail University ha formado a decenas de miles de estudiantes en carreras como cine, radiodifusión y medios. La universidad siempre se ha enfocado en atender las necesidades reales de las industrias a las que brinda recursos, adaptando sus cursos y herramientas. Como cada mes comienza una nueva clase de estudiantes en Full Sail, la universidad tiene varias oportunidades de actualizar su plan de estudios.

Para los 6,000 estudiantes que actualmente están en el campus suburbano de casi un kilómetro cuadrado en Florida, así como para los 11,000 estudiantes de grado online, eso significa la oportunidad de aprender las técnicas más modernas en cinematografía, mezcla de sonido, y desarrollo de juegos, utilizando la tecnología más actualizada. Por eso Full Sail creó Project LaunchBox, a través del cual los estudiantes entrantes pueden comprar con descuento una MacBook Pro de 15 pulgadas con todo el software necesario instalado, incluyendo Final Cut Pro X, para los cursos profesionales que incluyen cine y video.

Rick Ramsey, director de los programas de artes visuales en Full Sail, dice que mover los programas Launchbox desde Final Cut Pro 7 hacia Final Cut Pro X fue más una táctica estratégica significativa, que solo una actualización estándar de software. “Enfocamos nuestros esfuerzos en proporcionar las herramientas y capacidades adecuadas que ayudarán a nuestros estudiantes a ser competitivos en el mercado de trabajo después de graduarse”, dice Ramsey. “Los medios digitales están cambiando a esas industrias de una forma ridículamente rápida. Ahora tenemos que enseñar a los estudiantes a prepararse para una amplia gama de entradas y salidas digitales, no solamente en lo que respecta a grabar video digital, sino también a editar y distribuir de forma adecuada”.

Ramsey cree que el nuevo modelo de edición de Final Cut Pro X responde a muchos de esos desafíos: “Veo un cambio definitivo en la industria, hacia el nuevo modelo de edición moderna basada en archivos de Final Cut Pro X. Para formar estudiantes que estén realmente actualizados sobre el desarrollo multimedia, sin duda tenemos que enseñar ese modelo”.

Crédito de la foto: Micheal McLaughlin

Ideal para el aula

Lo que hace que Final Cut Pro X sea tan fácil de enseñar es que es muy fácil de usar, dice Isis Jones, Director de Información y Director Ejecutivo de educación en Full Sail. “En realidad los estudiantes no vienen aquí a aprender sobre tecnología. Tiene que ser solo una parte de la fibra que facilita todo lo demás que estén haciendo como artistas, ingenieros y contadores de historias. Queremos que la tecnología desaparezca, para los estudiantes y que puedan centrarse estrictamente en el arte. La simplicidad, la velocidad y la flexibilidad de Final Cut Pro X lo ha hecho posible para todos nuestros estudiantes”.

Dice Ramsey: “Es una herramienta de edición mucho más rápida, porque solíamos pasar mucho tiempo en aprobar y escoger las tomas, pero ahora solo basta con ojear el material de video, para acceder a una vista previa. Así, la edición es mucho más sencilla”.

Mientras reconoce la ventaja de la velocidad, el Director del programa para la cinematografía digital, Bob Truett, da cuenta de otras funcionalidades que ayudan a los estudiantes de edición: “El software tiene una gran flexibilidad. Magnetic Timeline te da la libertad de hacer cosas que antes no podías, como mover clips sin preocuparse constantemente por sincronizarlos, pero también te permite decidir si quieres hacerlo de forma automática, manual o ambas, dependiendo de tu flujo de trabajo. Se trata realmente de cómo quieres editar”.

Will Cobble, Director del curso de introducción a la edición y efectos visuales, quien ha estado enseñando Final Cut Pro desde que fue lanzado, dice que el nuevo software ha creado una ventaja práctica en el aula. “Con Final Cut Pro X es más fácil enseñar en menos tiempo”, asegura. “Hemos sido capaces de duplicar el tiempo que pasamos enseñando teoría de edición, ya que pasamos menos tiempo enseñando el software”.

“Veo un cambio definitivo en la industria hacia el nuevo modelo de edición moderna basada en archivos de Final Cut Pro X. Para formar estudiantes que estén realmente actualizados sobre el desarrollo multimedia, sin duda tenemos que enseñar ese modelo''. — Rick Ramsey, Director de programas de artes visuales, Full Sail University

Tracción de avanzada

Cara Landon, quien enseña introducción a la edición, identifica varias funcionalidades nuevas en Final Cut Pro, ideales para su curso: “Nuestros estudiantes online utilizan una cámara Sony FS100, y Final Cut Pro X funciona a la perfección con esos archivos. Los estudiantes pueden leerlos de inmediato, lo que hace que la importación sea superrápida.

“Muchos estudiantes utilizan los títulos integrados, que luego retocan para hacerlos propios, y les encanta la facilidad de marcar Favoritos y Rechazados, ya que pueden clasificar tomas de forma muy simple. Cuando se trata de organizar un proyecto desde el principio yo les digo que, si no saben lo que tienen, no podrán editar un buen proyecto”.

Creando empresarios de medios

Para formar estudiantes para las industrias que continúan siendo transformadas por la tecnología digital, Full Sail los anima a aprovechar su habilidad con Final Cut Pro X para ampliar sus conocimientos y aumentar su valor.

“Creo que tenemos que ver cómo nuestro plan de estudios aborda el lado independiente o empresarial de la creación de archivos multimedia”, dice Ramsey. “Es una gran tendencia: alrededor del 40 por ciento de los estudiantes que preparamos son trabajadores independientes, quienes tienen que estar preparados para hacer de todo, en una pequeña producción. Podría ser editar, iluminar o manejar una cámara. Nos estamos dando cuenta de que tenemos que manejar una amplia variedad de habilidades, porque hay un montón de empresas que buscan multiplicidad”.

Es un punto que Truett ya está abordando con sus estudiantes de cinematografía. “Muchas empresas se han reducido”, asegura. “Se han convertido a un estilo boutique, donde todo se trata de una actuación en solitario, y es por eso que un editor también podría tener que grabar y mezclar. Nuestros estudiantes están preparados porque pueden grabar con una cámara, introducir una tarjeta en sus MacBook Pro, abrirla en Final Cut Pro X, y comenzar a seleccionar los clips que necesitan. Tienen las habilidades y las herramientas que necesitan para prosperar en ese ambiente”.

Crédito de la foto: Micheal McLaughlin

Estudio rápido

Jake Kalafut, un estudiante de cine de Full Sail, está haciendo todo lo posible para prepararse para lo que él espera que será un trabajo eventual, como asistente de dirección. Luego de explorar Final Cut Pro 7 fue entrenado en Final Cut Pro X, durante su curso de edición de videos. “Final Cut Pro X fue muy fácil de usar, desde un primer momento”, dice. “Con el renderizado en un segundo plano soy capaz de pensar realmente acerca de mi edición, mientras el proceso sigue adelante. Hace que todo sea mucho más rápido”.

Kalafut señala que las nuevas funcionalidades de Final Cut Pro X, como Magnetic Timeline, la corrección de color, y los gráficos en movimiento, lo hacen más competente, y cree que el desarrollo de su fluidez en la edición dará sus frutos en el set. Ya lo ha ayudado a crear una compilación de videos de sus proyectos, los cuales utiliza para organizar el trabajo de edición independiente. “Nuestra industria está cambiando constantemente, así que tengo que adaptarme y aprender”, dice. “Si no lo hago, voy a quedarme atrás”.