Configura iCloud en todos tus dispositivos. El resto es automático.

Para aprovechar iCloud al máximo, primero comprueba los requisitos del sistema más recientes. Luego configura tu iPhone, iPad, iPod touch, Mac y PC.