El mini es grande por definición.

iPad mini ha sido diseñado para brindarte toda la experiencia del iPad. Por eso, cuando pensamos en las mejoras que le íbamos a hacer al nuevo iPad mini, sólo encontramos una respuesta: todas. ¿El resultado? Un iPad mini con pantalla Retina, el chip A7, el coprocesador M7, una tecnología wireless avanzada y mucho más brillando en su pequeña estructura. Está claro. Le pusimos una gran cantidad de poder, pero sigue siendo mini.

3 millones de pixeles en 7.9 pulgadas. 
Brillante, ¿no?

Para poder incorporar la pantalla Retina al iPad mini, tuvimos que encontrar la manera de meter cada uno de los 3.1 millones de pixeles del iPad de 9.7 pulgadas en la pantalla de 7.9 pulgadas. El desafío era el siguiente. Cada pixel en una pantalla tiene señales múltiples que le dicen cuándo iluminarse. Al tener una resolución de 2048 x 1536, tienes más pixeles y señales que se agregan en el mismo plano, haciendo que las señales puedan cruzarse y afectar la calidad de la imagen. Para asegurarse de que todo en el iPad mini se vea perfecto, los ingenieros de Apple elevaron los pixeles a un plano diferente, para separarlos de las señales. Así, la densidad de pixeles aumentó a 326 pixeles por pulgada (eso significa que el ojo humano no puede distinguir los pixeles individuales) logrando que todo se vea con un nivel de detalle sorprendente, vibrante y nítido.

3.1 millones de pixeles. 2048 x 1536 de resolución

Pusimos un mayor poder en el menor de los iPad.

El iPad mini ha sido diseñado para ser una concentración del iPad, y no una reducción. Es pequeño, pero se siente grande al usarlo. Además de la pantalla Retina, le agregamos una cantidad sorprendente de poder, pero sigue siendo mini. Eso se debe a que rediseñamos casi todos sus componentes. Incluso quitamos fracciones de milímetros de muchos componentes para que el iPad mini siga siendo delgado y liviano. De modo que es un iPad en todo sentido, sólo que es mini.

7 pulgadas
Tableta de
7 pulgadas
7.9 pulgadas
iPad mini

El iPad mini es lo suficientemente pequeño para caber en una mano, y aun así tiene una área de pantalla un 35 por ciento más grande que una tableta de 7 pulgadas.

Cuatro veces más rendimiento en el mismo espacio. Una ecuación compleja, con un resultado increíble.

La forma en que el iPad mini se siente en tu mano es notable, pero aún más notable es la forma en que funciona. Aunque el iPad mini es muy delgado y liviano, nos las arreglamos para incluir una gran cantidad de potencia y tecnología en su interior.

Todo empieza con el nuevo chip A7.

El nuevo chip A7 es sorprendente. Es el chip más poderoso y eficiente que hemos creado hasta ahora. El A7 es el encargado de llevar la arquitectura de 64 bits de las computadoras de escritorio al iPad mini, poniéndolo en línea con los diseños de computación más avanzados que existen. Esto hace que el iPad mini ahora tenga un desempeño hasta cuatro veces más rápido de la CPU, y hasta ocho veces más rápido de los gráficos. El resultado es poderoso. Un dispositivo con un rendimiento increíble que pesa menos de 350 gramos y cabe en una sola mano.

Bueno, no por nada diseñamos nuestros propios chips. Nos permite decidir qué funciones queremos que realice para luego integrarlo directamente en los circuitos y componentes individuales. Al lograr un mayor ahorro de energía podemos crear dispositivos muy delgados y livianos, pero con baterías de gran duración. Es una de las grandes ventajas de diseñar tanto el hardware como el software. Porque la única manera de crear un producto tan delgado y poderoso es invirtiendo en él e interesándonos por los componentes principales que usamos en su elaboración.

El M7 lo ayuda y le da mucha eficiencia.

El coprocesador de movimiento M7 es otra de las razones por las que el iPad mini es tan poderoso y eficiente con la energía. Hemos diseñado el M7 para medir el movimiento del iPad mini mediante la recopilación de datos del giroscopio, el acelerómetro y la brújula. El coprocesador descarga datos desde el chip A7 para medir el movimiento del iPad mini; así, las apps pueden ir adaptando su funcionamiento. Ya que el M7 fue creado específicamente para esta tarea, utiliza mucha menos energía de la que le requeriría al A7. Además, le da libertad al chip para que pueda enfocarse en otras tareas. El resultado no sólo es una mejor experiencia con el iPad, sino también una mejor duración de la batería.

Y el resto de su tecnología hace de todo, menos ocupar espacio.

La delgada estructura de 7.5 milímetros de grosor del iPad mini está llena de tecnologías avanzadas que te ayudan a tener una mejor experiencia. El iPad mini está diseñado para moverse contigo. Por eso cuenta con dos antenas para conexiones MIMO (multiple-input, multiple-output) que te brindan un desempeño hasta dos veces mayor en las redes Wi-Fi 802.11. Además, el modelo Wi-Fi + Cellular tiene más bandas y es compatible con más redes en todo el mundo, por lo que el iPad mini te mantiene conectado en más lugares1. También incluye una cámara iSight de 5 megapixeles y una cámara FaceTime HD con un sensor mejorado para que disfrutes aún más de tus videollamadas.2 Los dos micrófonos mejoran el audio y filtran el ruido de fondo en la grabación de videos, las llamadas FaceTime y el reconocimiento de voz cuando usas Siri. Lo más increíble es que toda esta gran tecnología cabe dentro de una estructura liviana y fácil de sostener.

Cámara FaceTime HD. Cámara iSight de 5 megapixeles. Más bandas. Dos micrófonos. Dos antenas para MIMO.

Su grandeza está en los detalles.

Cuando levantes el iPad mini, verás lo equilibrado que se siente. Eso se debe a que ha sido diseñado con una consideración cuidadosa. Cada detalle tiene un propósito, y la suma de todos lo convierten en el iPad mini más refinado hasta ahora.

Hardware y software hechos el uno para el otro.

iOS 8 y el iPad mini no sólo han sido diseñados para funcionar bien, han sido diseñados para funcionar bien juntos. Por eso, la experiencia que tienes con ellos es asombrosa. Al igual que en el iPad mini, todo en iOS 8 es simple e increíblemente intuitivo.

Además, iOS 8 en el iPad mini ha sido optimizado para incluir opciones especiales que aprovechan al máximo la experiencia del iPad. Por ejemplo, el panel del Centro de control está orientado horizontalmente para que sea fácil de leer. En la app Cámara, el botón de disparo no aparece en la parte inferior, sino al lado de la pantalla, porque ahí es donde usualmente está tu pulgar cuando sostienes el iPad mini. Gracias a estas pequeñas consideraciones, iOS 8 no sólo es agradable a la vista, sino que también es increíble de usar.

Una idea brillante se merece otra.

Cuando tienes un dispositivo tan pequeño y liviano como el iPad mini, no quieres que nada arruine esa experiencia. Por eso, diseñamos la Smart Cover y la Smart Case que se adaptan y protegen al iPad mini a la perfección. Fueron creadas con la misma precisión y cuidado que le pusimos al iPad mini.

Smart Cover

La Smart Cover ha sido creada a partir de una sola pieza de poliuretano, e incluye una nueva bisagra recubierta que se ajusta elegantemente al perfil delgado del iPad mini. Viene en cinco colores vibrantes y su función no sólo es proteger al iPad mini. La Smart Cover realmente activa al iPad mini cuando la abres, y lo pone en reposo cuando la cierras. También se pliega en diferentes posiciones para crear una base que te permite leer, visualizar, escribir o hacer llamadas de FaceTime. Además puedes quitarla fácilmente, y volver a colocarla cuando quieras.

Smart Case

La Smart Case es la manera más práctica de proteger el iPad mini, en su parte frontal y posterior. Viene en cinco tonos vibrantes de un cuero teñido que le dan un toque especial de color, y se siente genial en la mano. Además, está diseñada con un perfil delgado para complementar al iPad mini. La Smart Case activa al iPad mini cuando la abres, y lo pone en reposo cuando la cierras. Al igual que la Smart Cover, se pliega para crear una base. Así, puedes colocar el iPad mini donde quieras para hacer lo que quieras.

Un diseño que tiene un gran impacto en todos, menos en el medio ambiente.

En Apple, siempre estamos pensando en el impacto de nuestros productos en el mundo, y sabemos que ese impacto continúa cuando la vida útil de un producto se termina. Es por eso que casi todos los productos de Apple están hechos de materiales altamente reciclables, como el aluminio, y la razón por la cual hacemos todo lo posible para excluir toxinas dañinas de nuestros componentes.

El iPad mini es un ejemplo perfecto. La estructura de aluminio es altamente reciclable. Además, el iPad mini no contiene retardantes de llama bromados (BFR) ni policloruro de vinilo (PVC). De hecho, las normas de Apple en cuanto al uso de BFR y PVC se encuentran entre las más estrictas de la industria, y nosotros esperamos lo mismo de nuestros proveedores. Por eso, siempre desarmamos nuestros productos en componentes y materiales individuales en nuestro laboratorio de Cupertino. Luego, probamos esos componentes utilizando diversos métodos, como la espectroscopía de fluorescencia de rayos X y la cromatografía de iones. Hacemos todo esto simplemente para garantizar que cada producto que lanzamos cumpla con los estándares ambientales.

  • Pantalla LCD libre de mercurio

  • Cristal de pantalla libre de arsénico

  • Libre de BFR

  • Libre de PVC

  • Estructura de aluminio reciclable

Para obtener más información acerca del compromiso de Apple para reducir el impacto ambiental de nuestros productos y procesos, visita el sitio web de Apple y el medio ambiente.