iPhone en la empresa

Standard Chartered

La banca multinacional se vuelve móvil.

Standard Chartered Bank es un banco internacional con 1,800 oficinas en seis continentes, decenas de premios recientes de la industria y aumento constante de los ingresos a través del crecimiento orgánico y las adquisiciones. El iPhone y el iPad brindan una plataforma ideal para expandir los servicios móviles del banco, tanto internamente como a sus clientes con cada vez más conocimientos en tecnología.

Como consecuencia de la crisis financiera mundial de 2009, Standard Chartered Bank se puso a trabajar de inmediato en reforzar las relaciones con los clientes. "Como líder en la industria, necesitábamos recuperar la confianza de los clientes", dice Mary Huen, directora del área de Banca Personal en Hong Kong. "Además, la recuperación de la confianza no se trata sólo de impulsar los productos y servicios, sino de utilizar la mejor tecnología para fomentar relaciones profundas y duraderas con nuestros clientes. Se trata de ayudarlo a manejar mejor su dinero".

Con el iPad y el iPhone, el banco puede forjar nuevas conexiones con los clientes y fortalecer los vínculos existentes. "Con el iPhone y el iPad, realmente estamos mirando hacia la nueva generación de actividades bancarias", dice Todd Schofield, director general de Movilidad Empresarial de Standard Chartered Bank. "El manejo del dinero de nuestros clientes es una responsabilidad que tomamos muy en serio, y nuestros servicios móviles reflejan eso".

Global y móvil

Con un foco particular en Asia, África y el Medio Oriente, Standard Chartered ve un inmenso potencial para expandir sus servicios de banca móvil entre sus clientes cada vez más adaptados a la tecnología. Para los clientes pequeños, el banco ha desarrollado Breeze, una suite de aplicaciones de banca móvil y estilo de vida. Los clientes corporativos utilizan la plataforma Straight2Bank del banco, que incluye una app de autorización móvil para que los tesoreros de la empresa tengan un mejor control sobre las transacciones.

Internamente, Standard Chartered ya ha implementado miles de iPhone en empleados de todo el mundo. "Para nosotros, la elección obvia fue el iPhone", dice Jan Verplancke, CIO de Standard Chartered Bank. "El iPhone crea un entorno sencillo. Puedes conectarte al mundo móvil y acercar aplicaciones a las personas sobre la marcha".

El banco también está expandiendo rápidamente el uso interno del iPad para ayudar a personalizar la atención al cliente y simplificar las actividades diarias de la empresa. "Standard Chartered está a la vanguardia de la innovación", dice Huen. "El iPad nos ayuda a innovar al mejorar la forma en que interactuamos con los clientes y brindamos servicios. Ahora podemos estar con nuestros clientes, en cualquier lugar de la sucursal donde quieran estar".

Apps internas para la banca

Como uno de los primeros y más grandes bancos corporativos en adoptar el iPhone, el Standard Chartered Bank ha desarrollado más de una decena de apps internas para este dispositivo, que pueden ser descargadas por ciertos empleados desde una app interna, el Standard Chartered App Centre. Estas apps personalizadas agilizan los procesos internos, transmiten los datos financieros de manera segura, mejoran la comunicación entre los clientes y los empleados del banco e, incluso, utilizan los sistemas de back-end, como PeopleSoft y SharePoint, para aprobaciones y colaboración.

Un ejemplo es TradePort, una app interna del banco con la cual los gerentes de relaciones de financiamiento de operaciones comerciales pueden realizar o controlar transacciones sobre la marcha y de forma segura con sus iPhone. Otra valiosa app es FX Rates, una herramienta para cambio de divisas en tiempo real que muestra las tasas y relaciones internas de Standard Chartered Bank para diferentes monedas. "Con FX Rates, una persona en nuestra sala de operaciones cuenta con vistas actualizadas e integrales de nuestras tasas de cambio en un momento dado", señala Verplancke.

En Hong Kong, uno de sus mayores mercados, Standard Chartered Bank utiliza iNeeds, un app personalizada para iPad con la cual los gerentes de relaciones de las distintas sucursales del banco pueden crear perfiles de clientes y explicar los beneficios de los productos, como cuentas de ahorro o créditos hipotecarios, a través interacciones directas y personales. Con iNeeds en iPad, los empleados del banco obtienen una comprensión más clara de las prioridades de los clientes y pueden ofrecer productos más relevantes.

"El iPad redefine la manera en que nuestros gerentes de relaciones se conectan con sus clientes", dice Huen. "Con iNeeds, son capaces de presentar los productos de una manera más atractiva, mientras profundizan su comprensión de las necesidades del cliente en ese momento. Juntos, pueden trabajar en soluciones personalizadas en el acto. Todo se vuelve muy sencillo, eficaz y fácil de usar".

Para desarrollar sus apps internas, el banco cuenta con un pequeño equipo de programadores, diseñadores gráficos y expertos en interfaces, así como con herramientas y guías incluidas en el Kit de Desarrollo de Software (SDK) de iOS. "El SDK está muy estandarizado, por lo que nuestras apps son más estables y consistentes a lo largo de varias apps diferentes", explica Schofield.

Asegurando el futuro

Con un mundo de datos financieros y personales a proteger, Standard Chartered está alerta sobre la seguridad en sus dispositivos móviles. "Al final, somos un banco, por lo que la seguridad es de suma importancia", dice Verplancke. "Ya que estamos presentes en diferentes mercados, debemos acatar diferentes regulaciones, pero siempre con la seguridad como máximo común denominador".

Afortunadamente, el iPhone y el iPad están a la altura. "El iPhone y el iPad nos permiten restringir de forma segura nuestros sistemas internos con acceso por VPN", dice Schofield. "Utilizamos el encriptado integrado en el iPhone y el iPad, así como nuestros servidores Exchange para implementar políticas de seguridad, como el borrado remoto".

El banco también ofrece mejores funcionalidades de seguridad móvil para sus clientes, como mensajes de texto que confirman la actividad en el ATM. "Nuestro trabajo es dar a las personas las herramientas que les permitan sentirse seguros y contrarrestar el fraude", explica Verplancke. Si un cliente recibe un mensaje sobre una transacción que no hizo, "con un solo toque en su teléfono podrá conectarse con nuestro departamento de atención al cliente, que bloqueará la transacción".

Con la seguridad, comodidad y facilidad de uso que las apps de iPad, iPhone y personalizadas aportan a sus operaciones, Standard Chartered está bien preparado frente a los desafíos -y oportunidades- de esta nueva era de actividades bancarias. El banco ha comenzado a introducir servicios de localización a sus capacidades móviles y está explorando nuevas funcionalidades, como la realidad aumentada, para que la experiencia del usuario sea más profunda.

"Muchas de las cosas que estamos haciendo ya existían", dice Verplancke. "Sólo que no podíamos reunirlas de una manera fácil. Y eso tiene un valor. Queremos estar a la vanguardia con dispositivos que claramente estén a la vanguardia de todo: iPhone e iPad".

Visión general de la compañía

  • Fundada en 1853
  • Con sede en Londres
  • 80,000 empleados en más de 70 países y territorios
  • Ubicada en el Top 20 de FTSE 100 por su capitalización de mercado
  • www.standardchartered.com

"El iPad redefine la manera en que nuestros gerentes de relaciones se conectan con sus clientes. Todo se vuelve muy sencillo, eficaz y fácil de usar".

Mary Huen, directora de Banca Personal, Hong Kong, Standard Chartered Bank


"El iPhone crea un entorno sencillo. Puedes conectarte al mundo móvil y acercar aplicaciones a las personas sobre la marcha".

Jan Verplancke, CIO, Standard Chartered Bank


"Con iPhone e iPad, realmente estamos mirando hacia la nueva generación de actividades bancarias. El manejo del dinero de nuestros clientes es una responsabilidad que tomamos muy en serio, y nuestros servicios móviles reflejan eso".

Todd Schofield, director general de Movilidad Empresarial, Standard Chartered Bank