Delgada y liviana por fuera. Un gigante por dentro.

Debajo de su exterior elegante, la MacBook Air está llena de componentes avanzados que te brindan gráficos más fluidos, almacenamiento más rápido y máximo rendimiento, sin mencionar que tiene una batería que dura todo el día. ¿El resultado? Una computadora tan portátil como capaz.

Procesadores Intel Core de cuarta generación con gráficos rápidos.

Gracias a los procesadores Intel Core i5 e i7 de cuarta generación basados en la revolucionaria arquitectura Haswell ULT, la MacBook Air tiene la potencia que necesitas para terminar lo que estés haciendo, sea lo que sea. El procesador Intel Core i5 dual core con velocidades Turbo Boost de hasta 2.7 GHz ya viene incluido, pero también puedes elegir el Intel Core i7 dual core de 1.7 GHz con velocidades Turbo Boost de hasta 3.3 GHz. Estos procesadores consumen mucha menos energía, por lo que podrás hacer todas las cosas que te gustan en una computadora durante más tiempo: hasta 9 horas en la MacBook Air de 11 pulgadas y hasta 12 horas en la de 13 pulgadas.1 Además, con el procesador Intel HD Graphics 5000, tendrás un rendimiento gráfico avanzado. Así, cuando estés jugando o trabajando en tareas que demandan muchos gráficos, todo será fluido y con más detalles.

Memoria más rápida.

Hasta 8 GB de RAM

La MacBook Air tiene hasta 8 GB de memoria LPDDR3 de 1600 MHz superrápida y con un consumo eficiente de energía. Cuando combinas esto con procesadores avanzados y un almacenamiento en flash rápido, obtienes una notebook capaz de ejecutar, al mismo tiempo, más aplicaciones que necesitan mucha memoria. Todo esto sin comprometer el rendimiento.

Thunderbolt de alta velocidad y USB 3.

Gracias al puerto Thunderbolt de alta velocidad y dos puertos USB 3, la MacBook Air puede transferir datos a velocidades ultrarrápidas y conectarse a monitores como el Apple Thunderbolt Display. Así, con sólo unas conexiones, podrás convertir una notebook ultraportátil en una estación de trabajo muy versátil.