Mac y iOS.

Conectados como nunca antes.

Si usas una Mac o un dispositivo iOS, puedes lograr cosas increíbles, pero si los usas juntos, puedes llegar aún más lejos. Haz y recibe llamadas sin tener que tomar tu iPhone. Comienza a escribir un email, edita un documento o navega por Internet en un dispositivo y sigue en otro desde donde lo dejaste. También puedes activar la funcionalidad para compartir Internet de tu iPhone sin sacarlo de tu bolsillo o tu bolso.

Teléfono La llamada que la Mac estaba esperando.

Recibe las llamadas del iPhone directamente en tu Mac. También puedes responder una llamada o marcar un número mientras tu iPhone se está cargando en otra habitación, o si lo tienes en el fondo de tu mochila. Simplemente selecciona, haz clic y di hola.1

Recibe llamadas.

Cuando recibes una llamada en tu iPhone, la llamada suena en tu Mac. Verás una notificación en tu Mac con el nombre, el número y la foto de perfil del que llama. También escucharás un tono de llamada, el mismo que tienes configurado para esa persona en tu iPhone. Haz clic en la notificación para responder y tu Mac se convertirá en un manos libres. Así podrás conversar y seguir trabajando al mismo tiempo.

Haz llamadas.

Hacer una llamada desde tu Mac es tan fácil como recibirla. Puedes hacer clic en cualquier número de teléfono que veas en Contactos, Calendario, Mensajes, Spotlight o Safari para hacer una llamada. Incluso puedes hacerla desde tu historial de llamadas de FaceTime o ingresando los dígitos en tu teclado.

SMS Más maneras de transmitir tu mensaje.

Si tienes una Mac y un iPhone, puedes enviar y recibir mensajes SMS, los que tienen un globo de diálogo verde, directamente desde tu Mac. Ahora todos los mensajes que recibes en tu iPhone también aparecen en tu Mac, para que tu conversación esté actualizada en todos tus dispositivos. Cuando tus amigos te envíen mensajes de texto, podrás responder desde el dispositivo que esté más cerca, sin importar qué teléfono tengan.2 También podrás iniciar una conversación por SMS o iMessage en tu Mac haciendo clic en un número telefónico en Safari, Contactos, Calendario o Spotlight.

HandoffSigue desde donde lo dejaste.

Si empiezas a escribir un informe en tu iMac, pero quieres continuar en tu iPad mientras vas a una reunión, o si quieres empezar a escribir un email en tu iPhone y terminarlo en tu Mac, Handoff lo hace posible. Cuando tu Mac y tus dispositivos iOS están cerca, pueden transferir automáticamente lo que estás haciendo de un dispositivo a otro.3 Tu otro dispositivo te mostrará el ícono de la última app que estabas usando, en el Dock de tu Mac o en la pantalla bloqueada de tu dispositivo iOS. Simplemente haz clic o desliza tu dedo para continuar exactamente desde donde lo dejaste sin tener que buscar el archivo. Handoff funciona con Mail, Safari, Notas, Pages, Numbers, Keynote, Mapas, Mensajes, Recordatorios, Calendario y Contactos. Además, los desarrolladores de apps pueden integrar Handoff a sus apps fácilmente.

Comienza a escribir un email en tu iPhone y continúa en tu Mac sin olvidarte de lo que estabas escribiendo.

Instant Hotspot Así de fácil, ya estás conectado.

¿No tienes Wi-Fi? No hay problema. Con Instant Hotspot, tu iPhone puede compartir su conexión de Internet con tu Mac si están cerca. Y se activa directamente desde la Mac.4 Sólo tienes que seleccionar tu iPhone en el menú de Wi-Fi de tu Mac y estarás en línea en cuestión de segundos. Ni siquiera tienes que sacar el iPhone de tu bolsillo o del bolso. Una vez conectado, tu Mac mostrará la calidad de la señal y la duración de la batería de tu iPhone en la parte superior del menú de Wi-Fi. Cuando termines de navegar, la conexión se desactivará automáticamente para ahorrar batería. La próxima vez que quieras conectarte y no haya Wi-Fi, tu Mac te preguntará si quieres volver a usar tu hotspot para conectarte. Sólo haz clic en Aceptar para conectarte.

AirDrop Compartir archivos nunca fue tan fácil.

Compartir archivos entre computadoras es más sencillo gracias a AirDrop. Además, ahora también funciona entre la Mac y los dispositivos iOS. Con sólo unos clics en tu Mac, puedes seleccionar un archivo de cualquier carpeta y usar AirDrop para enviarlo a una Mac o dispositivo iOS cercano. Y como AirDrop es una app peer-to-peer, no necesita una red Wi-Fi. Es perfecto para compartir un documento con un compañero de trabajo o enviar una presentación a un cliente al otro lado de la mesa. Puedes enviar archivos desde el menú Compartir de tus apps y desde el Finder. El destinatario recibe una notificación y descarga el archivo con sólo un clic.