Una nueva táctica contra las lesiones.

Las lesiones cerebrales relacionadas con los deportes parecen estar en los titulares casi todos los días, pero su detección sigue siendo un misterio, parece ser más un arte que una ciencia. Estas lesiones rara vez aparecen en los estudios por imágenes, y sus síntomas suelen ser ocultados por los atletas que no quieren perderse ni un solo juego. Actualmente, Cleveland Clinic de Ohio está utilizando el iPad para descifrar el misterio de las lesiones cerebrales con una app que permite a los entrenadores monitorear los síntomas después de que ocurra un incidente. Así los jugadores regresan de forma más segura al campo, a la cancha o al hielo.

Un problema que todos los deportes deben vencer.

Las lesiones cerebrales afectan a los atletas en todos los deportes, incluso en aquellos que no se consideran “de contacto”.

Fútbol americano - 153,000

Fútbol - 100,000

Baloncesto - 29,000

Lucha - 12,000

Lesiones cerebrales relacionadas con los deportes de escuelas secundarias en los Estados Unidos, 2012-2013.*

“En el pasado, la evaluación de un atleta lesionado involucraba una gran cantidad de conjeturas. El iPad y la app C3 Logix han eliminado la subjetividad del proceso.”

Jason Cruickshank, entrenador deportivo

Mike Duffy, jugador de hockey de St. Edward High School, ha sufrido innumerables colisiones y choques en el hielo.

Pero nada como el bloqueo ilegal que lo sacudió esta temporada. Aunque pudo terminar el juego, la cabeza le latía y se quedaba dormido en clases. No lo sabía en ese momento, pero tenía una lesión cerebral muy seria.

Según el entrenador Jason Cruickshank, Duffy tuvo la fortuna de que la lesión fuera detectada. Su equipo es parte de un programa que utiliza el iPad con la app C3 Logix para medir y monitorear los síntomas de las lesiones cerebrales entre todos los estudiantes atletas. “Hay lesiones que son obvias y otras que no lo son”, señala. Jugar con una lesión cerebral pone al atleta en riesgo de lesiones mucho peores. Además, los atletas jóvenes son mucho más vulnerables porque sus cerebros aún están en desarrollo.

En el pasado, era fácil pasar por alto una lesión cerebral debido a la información muy subjetiva proporcionada por los atletas y a los errores cometidos durante la recopilación de datos con papel y lápiz. Pero con el iPad y la app, Cruickshank puede evaluar las lesiones sobre la base de mediciones precisas. “Usando el iPad con C3 Logix obtenemos datos reales que podemos mostrar al atleta y decirle, ‘Mira, aquí es donde debes estar’”.

Repetir

Tipos de lesiones cerebrales

Un impacto súbito en la cabeza hace que el cerebro se golpee contra el interior del cráneo, creando una lesión por golpe. El cerebro puede rebotar y golpear el cráneo en el lado opuesto, causando una lesión cerebral por contragolpe.

Viendo una lesión invisible con el iPad.

Antes de comenzar la temporada, Cruickshank ya se está preparando para identificar las posibles lesiones. Utiliza el iPad y la app C3 Logix para tomar medidas de referencia de los atletas en estado normal. Cuando se produce una posible lesión cerebral durante una práctica o juego, Cruickshank examina al atleta y luego lo lleva al vestidor para realizar una segunda prueba. Al comparar estos resultados con las medidas de referencia, Cruickshank puede detectar fácilmente una disminución en el rendimiento que pudiera indicar una lesión cerebral.

Resultados previos a la lesión

12 de enero de 2014

Evaluación de referencia

Resultados posteriores a la lesión

12 de febrero de 2014

Informe del incidente

Una lesión cerebral no es como un brazo fracturado. No aparece en las radiografías ni en las resonancias magnéticas. Por eso, para monitorear la lesión con precisión, es necesario visualizar su efecto sobre el rendimiento cognitivo y motor de una persona. La app C3 Logix utiliza un gráfico en forma de hexágono para representar los diferentes síntomas asociados con una lesión cerebral. El nivel normal de desempeño del atleta aparece en el perímetro, mientras los resultados posteriores a la lesión se encuentran en el interior. Durante la recuperación, el gráfico interior se mueve hacia afuera, hacia el perímetro.

“Necesitábamos un acelerómetro, un giroscopio y una gran pantalla para analizar objetivamente el equilibrio, la visión y el tiempo de reacción. El iPad nos dio todo eso en un solo dispositivo.”

Jason Cruickshank, entrenador deportivo

De vuelta al juego.

No existe una forma típica de recuperación de una lesión cerebral. Además, no siempre está claro si se ha logrado una recuperación total. Por eso, entrenadores como Cruickshank acompañan a los atletas lesionados en cada paso del proceso, monitoreando su rendimiento con C3 Logix en el iPad. Por lo general, los examina cada cinco o seis días. Como todos los datos recopilados en el iPad son almacenados por la app, Cruickshank puede compartir un informe completo del progreso de los atletas con los médicos, padres y entrenadores. Así, es mucho más fácil determinar cuándo un atleta puede regresar a la acción de forma segura. Troy Gray, entrenador de hockey en St. Edward, dice que sus atletas están más dispuestos a cooperar con el tratamiento y pedir descansos en el juego al ver los convincentes datos de las pruebas.

Dada la gravedad de su lesión, el regreso de Mike Duffy a la escuela y al hockey fue sorprendente. Luego de un mes de descanso, rehabilitación y pruebas semanales, fue autorizado a regresar para terminar la temporada. “Con el iPad, puedo evaluar mi propio progreso”, afirma. “Me siento bien ahora, y he regresado a hacer lo que me gusta. Esta recuperación es al 100 por ciento”.

“Como entrenador, lo más importante es la seguridad del jugador. Con el iPad y C3 Logix, sé exactamente cuando están para volver a jugar.”

Entrenador Troy Gray