Expediciones del más alto nivel.

Los alpinistas Adrian Ballinger y Emily Harrington han escalado muchas de las montañas más famosas y temidas del mundo. A la hora de explorar las altitudes frías e implacables que la mayoría de los seres humanos visitan sólo desde la comodidad de una cabina de avión, hay una parte de su equipo que se ha vuelto esencial para ellos: su iPad.

01

Preparación

La amplia planificación que requiere escalar grandes montañas no sólo tiene como propósito llegar a la cima, sino también regresar vivo a casa.

180 - 270 días | 0 - 4,600 m

Conquistar cimas como la del Monte Everest o del Ama Dablam, algo que Ballinger y Harrington han logrado varias veces, conlleva meses, o incluso años, de minuciosa preparación. Antes de emprender un viaje con su grupo Alpenglow Expeditions, estudian el terreno y los patrones climáticos, trazan rutas, deciden dónde acampar, y controlan los equipos y suministros. Hasta hace poco, utilizaban mapas en papel desactualizados o imprecisos para informar su plan de acción. A veces, ni siquiera existían mapas de esas áreas. Pero ahora, con el iPad y la app de topografía Gaia GPS, pueden ver regiones montañosas distantes con alto nivel de detalle.

“Hace cinco años era muy difícil conseguir un mapa en papel de algunos de estos lugares. Ahora, con el iPad, es increíble todo lo que podemos planificar antes de la partida”.

Adrian Ballinger
02

Aclimatación

Preparando el cuerpo para lo que sigue.

42 - 56 días | 4,600 - 5,600 m

  • Campamento base
  • Campamento 1
  • Campamento 2
  • Campamento 3
  • Cima

Altura y oxígeno disponible

La presión atmosférica disminuye a medida que aumenta la altitud, lo que reduce la cantidad de oxígeno disponible para los alpinistas. La cantidad de oxígeno a los 6,000 metros es menos de
la mitad que al nivel del mar.

O2 relativo

6,000 m
0 m 6,000 m

A pesar de lo que su nombre indica, el campamento base está lejos de la base de la montaña. Al escalar grandes alturas, Ballinger, Harrington y su equipo suben en helicóptero hasta los 2,700 metros, aproximadamente lo más alto que se puede llegar sin aclimatación. Desde allí, hacen un viaje de siete u ocho días hasta el campamento base a 4,900 metros. Aquí pasarán varias semanas hasta que sus cuerpos generen glóbulos rojos y se adapten a los niveles más bajos de oxígeno.

Ballinger y Harrington también usan sus iPad en el campamento base para escribir en el blog, publicar fotos y hacer actualizaciones en las redes sociales. Antes, para relatar su historia debían esperar semanas hasta volver a la civilización, pero ahora pueden editar y subir fotos y videos con el iPad, directamente desde el campamento.

Inmediatamente, comienzan una serie de viajes de exploración, durante los cuales van estableciendo progresivamente varios campamentos de altura como preparación para el ascenso final a la cima. En estas “rotaciones”, regresan al campamento base después de escalar y pasar noches en los campamentos de altura. Estos ascensos preparatorios, en los que experimentan la difícil falta de oxígeno, permiten que sus cuerpos se adapten a los retos físicos de la escalada.

Sólo se llevan lo esencial, como sus iPad.

En cada etapa del ascenso, Ballinger y Harrington reducen la carga de sus mochilas. Así, a medida que la subida se hace más difícil, llevarán solamente las herramientas más esenciales, y como el iPad es crucial para moverse por la montaña con seguridad, este los acompañará hasta la cima.

03

Recta final

Años de entrenamiento, meses de planificación y semanas de esfuerzo culminan en el ascenso final a la cima, una subida de cuatro días que comienza en el campamento base.

4 - 5 días | 5,600 - 6,400 m

“Su confiabilidad, batería y capacidad para soportar las inclemencias del tiempo explican por qué el iPad es infaltable en nuestras mochilas”.

Adrian Ballinger

Más allá del agotador esfuerzo y los bajos niveles de oxígeno, los cambios de tiempo inesperados pueden ser una pesadilla para el escalador. Una repentina y violenta tormenta de nieve puede fácilmente interrumpir un ascenso. Por eso, Ballinger y Harrington necesitan confiar en los puntos de avance marcados en sus iPad que les indican la mejor ruta posible. “En los días de mal tiempo, consultamos el iPad cada unos minutos para asegurarnos de que vamos por el camino correcto”, asegura Harrington. “A veces hasta lo llevamos directamente en la mano”.*

Ballinger y Harrington usan el iPad y la app Gaia GPS para planificar, navegar y registrar su ascenso. El GPS se comunica directamente con los satélites, lo que les permite utilizarlo en cualquier lugar. Además, gracias a su diseño delgado y liviano, el iPad es muy fácil de llevar.

“En una tormenta de nieve, saber en qué parte de la montaña estamos es una cuestión de vida o muerte. El iPad es la única manera de saber a dónde vamos”.

Emily Harrington
04

Conquistando la cima

Para los alpinistas, es mucho más que un punto en un mapa. Es el sueño de sus vidas.

1 día | 6,400 - 6,812 m

Incluso para los alpinistas más experimentados, alcanzar la cima nunca está garantizado.

“Sólo he alcanzado la cima de alrededor del 50 por ciento de las montañas que he intentado escalar”, afirma Ballinger. Llegar a la cima es un momento extraordinario, pero luego está la cuestión de demostrarlo. Para “registrar” un ascenso, los agentes del gobierno y las organizaciones de alpinismo exigen pruebas convincentes. Ballinger y Harrington utilizan Gaia GPS en su iPad para ubicar el punto exacto de la cima y luego colocar un marcador geoetiquetado para que el mundo lo vea. Al plantar esta bandera virtual, crean un registro comprobable de que estuvieron allí.

Escalar los picos más altos del mundo no es algo que se pueda hacer de una manera completamente segura. Siempre será difícil e implicará grandes riesgos. Y así es como debe ser. Después de todo, parte del encanto del ascenso extremo es el hecho de que no todo el mundo puede hacerlo. Pero con el iPad, Ballinger y Harrington pueden explorar imponentes alturas con un poco más de cuidado. “Ahora estamos dispuestos a probar nuevas rutas en lugares más remotos”, comenta Harrington, ya que estas expediciones se han vuelto un poco más seguras de cierta manera.

Kilimanjaro 5,895 m

Ama Dablam 6,812 m

Monte Everest 8,848 m

Ballinger y Harrington utilizan el iPad para ubicar el punto exacto de la cima y demostrar su ascenso.

“Son experiencias increíbles que te cambian la vida, y me encanta compartirlas con otras personas”

Adrian Ballinger
Explora más ideas

4,500 m