Cómo Kristi Meeuwse enseña con el iPad.

“Por primera vez en 22 años de enseñanza, el 100% de mis alumnos de preescolar pasó a primer grado con un nivel de lectura superior.”

Kristi Meeuwse, maestra de preescolar, Drayton Hall Elementary School, Charleston, Carolina del Sur, EE.UU.

Una herramienta diferente.

Cuando el distrito escolar le entregó a la maestra de preescolar Kristi Meeuwse una caja con 30 iPad para sus alumnos, ella lo calificó como una “herramienta que cambiaba las reglas del juego”. A Kristi le interesó de inmediato la idea de crear materiales de aprendizaje, pues para preescolar había muy pocos libros que no fueran de ficción. “No había muchas opciones y lo que había teníamos que comprarlo”, comenta Meeuwse. “Y mi escuela no tenía el dinero para comprar esos libros”. Kristi sentía la necesidad de incorporar textos informativos, pero como no podía encontrar ese tipo de materiales, decidió crearlos.

Un nuevo capítulo en la educación.

Meeuwse utilizó la app gratis iBooks Author en la Mac para crear su primer libro para el iPad, titulado My City, el cual trata sobre su ciudad natal, Charleston. “A mis alumnos les encantó el libro, y saber que yo lo había escrito les pareció genial”. Meeuwse llegó a crear libros sobre diversos temas como las arañas, el motocross y las crías de animales. “Mis alumnos se entusiasman cuando pueden tocar un botón y hacer que una araña se mueva por toda la página”, señala Meeuwse. “O cuando, mientras cuentan hasta diez, una imagen gira y cuenta con ellos. Ninguno de los libros impresos de nuestra biblioteca tiene algo como esto”. Meeuwse también incluye widgets de preguntas de comprensión. Está muy feliz de que a sus alumnos no sólo les encantan los libros, sino que también obtienen la información que necesitan para alcanzar los niveles de aprendizaje.

Con 25 alumnos en su aula, Meeuwse solía enseñar en un nivel promedio. Tenía dificultades para mejorar el nivel de los alumnos más atrasados, y los más aventajados no progresaban a la altura de sus capacidades. Sin embargo, con el iPad, Meeuwse puede personalizar el aprendizaje mediante la creación de libros según el nivel de sus alumnos. Una vez que crea un libro, es fácil duplicarlo y crear diferentes niveles de lectura a partir de él, para que los alumnos puedan aprender a su propio ritmo.

Leyendo, creando, expresando.

Los alumnos de Meeuwse no sólo consumen contenido en sus iPad, sino que también lo crean a través de una gran variedad de apps. Meeuwse asigna una tarea, como por ejemplo, usar cuatro palabras del vocabulario en una oración o mostrar una operación de suma o resta. Sus alumnos pueden elegir qué app utilizar y de qué forma quieren demostrar sus conocimientos. La creatividad, la expresión y la comprensión que surgen de esas tareas son increíbles. Además, como tienen el ejemplo bien cerca, a sus alumnos también les encanta escribir libros. Crean libros dinámicos para el iPad con sus propios textos e imágenes, incluso con videos y voz en off.

Los resultados de este aprendizaje interactivo hablan por sí solos. En el pasado, alrededor del 35% de los alumnos de Meeuwse pasaban a primer grado con un nivel de lectura superior. Hoy, por segundo año consecutivo, el 100% de sus alumnos lo ha logrado.

“Me entusiasma que estén tan animados. Cuando uno dice: ‘Arriba, es el momento de escribir’, y ellos dicen: ‘¡Sí, vamos a escribir!’. Siento que hago una diferencia todos los días”.