El cambio climático es un problema real, por eso tomamos medidas reales.

Se necesita una enorme cantidad de energía para diseñar, ensamblar, transportar y usar cientos de millones de productos en todo el mundo. Una parte de esa energía proviene de la quema de combustibles fósiles, lo que genera emisiones de carbono. Esas emisiones componen nuestra huella de carbono, es decir, nuestra parte en el problema del cambio climático. Nos estamos esforzando para reducir esa huella, y estamos haciendo grandes progresos. Pero aún queda mucho por hacer.

Nuestro centro de datos en Maiden, Carolina del Norte, cuenta con la instalación privada de paneles solares in situ más grande de los EE.UU.

Dimos un paso adelante para medir el impacto de nuestra huella.

Empleamos un método riguroso para medir nuestro impacto ambiental. De hecho, sabemos que ninguna otra compañía en nuestra industria va tan lejos a la hora de medir, verificar y divulgar sus emisiones de carbono. En lugar de informar sólo la huella de carbono de las instalaciones que poseemos, también incluimos la huella de nuestra cadena de suministro. No utilizamos los modelos de medición habituales en la industria, sino que hacemos un análisis completo del ciclo de vida del producto para medir la huella de carbono a lo largo de la vida útil de nuestros productos, tomando en cuenta todo meticulosamente. Eso significa calcular las emisiones procedentes de la fabricación, el transporte, el uso y el reciclaje de nuestros productos, así como las emisiones generadas por nuestras instalaciones. Además, como estamos mejorando constantemente, también estamos informando de manera constante, incluso cuando nuestros números no son tan buenos como nos gustaría que fueran.

Nuestra huella de carbono en 2013: 33,8 millones de toneladas métricas de emisiones de gases de efecto invernadero

Nuestra huella de carbono nos indica el camino a seguir.

Siempre estamos tratando de mejorar la forma en que llevamos a cabo nuestro análisis de emisión de gases de efecto invernadero durante el ciclo de vida de nuestros productos. Cuando nuestras evaluaciones muestran un material, proceso o sistema que está teniendo un impacto negativo significativo en nuestra huella de carbono, volvemos a examinar la forma en que diseñamos ese producto, proceso o instalación. Por ejemplo, estábamos usando métodos habituales en la industria para rendir cuentas de nuestras emisiones provenientes del aluminio, pero como usamos este componente en muchos de nuestros productos, hemos decidido llevar a cabo un amplio estudio de nuestros proveedores de aluminio. Nuestro estudio reveló que las emisiones asociadas a la fabricación de nuestras estructuras de aluminio eran casi cuatro veces más altas de lo que creíamos, así que hemos actualizado nuestros datos de análisis del ciclo de vida de 2013 para ser más exactos. Así, las emisiones de carbono informadas en 2013 son un 9% mayores que las informadas en 2012. Sin embargo, este incremento se debe a una subestimación previa de nuestras emisiones, no a que éstas se hayan incrementado. De hecho, cuando recalculamos la información de 2012 usando la nueva metodología, nuestras emisiones de carbono disminuyeron en un 3% en comparación con el año anterior. Nos hemos comprometido a continuar reduciendo nuestras emisiones de gases de efecto invernadero y seguiremos utilizando nuestro análisis del ciclo de vida para impulsar ese cambio.

Instalaciones

Una instalación de alta eficiencia energética es buena, pero una de energía 100% renovable es mejor.

Nuestro objetivo es suministrar energía de fuentes renovables, como la solar, eólica, de microcentrales hidroeléctricas y geotérmica, que utilizan el calor de la tierra, a todas las oficinas corporativas, tiendas y centros de datos de Apple. Estamos diseñando nuevos edificios y modernizando los ya existentes para que utilicen la menor cantidad de electricidad posible. Estamos invirtiendo en nuestra propia producción de energía en el sitio de Apple, así como estableciendo relaciones con otros proveedores de energía para obtener energía renovable. Desde 2013, ya hemos convertido el 73% de la energía de todas nuestras instalaciones: el 86% de nuestros campus corporativos y el 100% de nuestros centros de datos. Y hasta este momento de 2014, estamos alimentando más de 140 tiendas en los Estados Unidos con energía renovable.

Las iniciativas de energía en nuestras instalaciones de Cupertino han ahorrado suficiente energía para abastecer a 1,200 hogares por año.

Cuando nos propusimos construir un centro de datos con energía 100% renovable, nos dijeron que era imposible. Pero lo hicimos.

Todos nuestros centros de datos son alimentados por fuentes de energía 100% renovables, lo que se traduce en cero emisiones de gases de efecto invernadero, y estamos comprometidos a seguir por este camino. Estas fuentes de energía incluyen la solar, eólica y geotérmica. Esta energía renovable proviene de fuentes de energía in situ y de energía obtenida a partir de recursos locales. Los centros de datos ejecutan servicios como Siri, iTunes Store, App Store, Mapas e iMessage. Así, cada vez que se descarga una canción desde iTunes, se instala una app desde el Mac App Store o se descarga un libro desde iBooks, la energía utilizada por Apple es provista por la naturaleza. Además, el ahorro de energía va más allá de los centros de datos en sí, porque no hay material físico que fabricar, empaquetar y transportar.

Maiden, Carolina del Norte

Diseñamos nuestro centro de datos de Maiden, Carolina del Norte, desde cero para lograr una mejor eficiencia energética, y este ha obtenido la certificación LEED Platinum del Green Building Council de los EE.UU., el primer centro de datos de su tamaño en recibir este honor. En un día cualquiera, entre el 60 y el 100% de la energía renovable utilizada por el centro se genera in situ a través de celdas de combustible de biogás y dos parques solares de 20 megavatios (la instalación privada de energía renovable más grande de los Estados Unidos), y compramos la energía restante que necesitamos de fuentes limpias. El centro de Maiden genera 167 millones de kilovatios por hora de energía renovable in situ por año, lo que es suficiente para abastecer el equivalente a 13,837 hogares.1

Prineville, Oregón

Nuestro centro de datos en Prineville, Oregón, es tan responsable con el medio ambiente como el de Maiden. Estamos construyendo un sistema de microcentral hidroeléctrica para aprovechar la fuerza del agua que fluye a través de los canales de riego locales. Cuando se complete en 2014, este sistema atenderá la mayoría de las necesidades de energía del centro. Mientras tanto, como el estado de Oregón permite la compra directa al por mayor de energía renovable, estamos en condiciones de acceder directamente a energía eólica local suficiente para alimentar a todo el centro de datos.

Reno, Nevada

Nuestro nuevo centro de datos en Reno, Nevada, sigue los pasos de nuestros centros de Maiden y Prineville con energía 100% renovable. Estamos trabajando con la compañía eléctrica local para desarrollar en conjunto un parque solar de 18-20 megavatios usando un nuevo tipo de panel fotovoltaico con espejos curvos que concentran la luz del sol. Se espera que el parque solar esté funcionando a principios de 2015 y contará con una capacidad de producción anual de más de 43 millones de kilovatios por hora de energía limpia y renovable. Hasta entonces, el centro estará alimentado por energía geotérmica renovable que compramos a la compañía eléctrica local.

Newark, California

Al igual que nuestras instalaciones en Maiden, Prineville y Reno, nuestro centro de datos en Newark, California, es alimentado por energía 100% renovable. Alcanzamos este objetivo en enero de 2013, cuando comenzamos a proveer al centro de datos con energía obtenida principalmente de fuentes eólicas de California. Estamos adquiriendo esta energía directamente del mercado mayorista, a través del programa Direct Access de California.

Centros de datos dentro de otras empresas

La gran mayoría de nuestros servicios son proporcionados por nuestros centros de datos en Maiden, Prineville, Reno y Newark. También utilizamos instalaciones de terceros para obtener más capacidad en el centro de datos. Como Apple no es propietaria de estas instalaciones compartidas y utiliza sólo una parte de su capacidad total, las incluimos en nuestras metas de energía renovable. Además, estamos trabajando con estos proveedores para asegurarnos de que nuestra carga de energía sea provista en la forma más limpia posible. Desde principios de 2013, más del 70% de nuestra energía para instalaciones compartidas es provista por fuentes renovables, y no pararemos hasta llegar al 100%.

El Apple Campus 2 funcionará con energía 100% renovable, por eso no aumentará las emisiones de gases de efecto invernadero.

Nuestro nuevo hogar no sólo será verde en el jardín.

Como todo lo que construimos, nuestro nuevo campus de Apple en Cupertino trasciende los límites de la tecnología, ya que será el edificio con mayor eficiencia energética de su clase. Alimentado por fuentes de energía 100% renovables, el campus va más allá de mostrar respeto por el medio ambiente y forma una alianza con él. El aire fluye libremente entre el interior y el exterior del edificio, proporcionando ventilación natural el 75% del año. Además, la luz del sol alimenta una de las mayores instalaciones corporativas de energía solar in situ en el mundo.

El edificio en sí es sólo una parte de la historia. Casi el 80% del sitio será un espacio abierto con más de 7,000 árboles, que incluyen más de 6,000 árboles de sombra y frutales recién plantados. Las plantas resistentes a la sequía se utilizarán en todo el paisaje para minimizar el uso del agua.

Llegar e irse del nuevo campus también será más ecológico. Estamos ampliando en un 20% nuestro programa actual de alternativas de viaje al trabajo. Esto significa que más de un tercio de nuestros cerca de 15,000 empleados en Cupertino pueden llegar al nuevo campus utilizando nuestros autobuses impulsados por biocombustible, transporte público, bicicletas, automóviles compartidos y sus propios pies. Además, para los conductores, tendremos más de 300 estaciones de carga de vehículos eléctricos.

El nuevo campus se está construyendo desde cero para cumplir con los más altos estándares ambientales establecidos por LEED, un sistema de clasificación de edificios ecológicos reconocido internacionalmente. Una vez terminado, el Apple Campus 2 será un recordatorio siempre presente de nuestro compromiso con la sostenibilidad y un ejemplo de lo que puede ser cada campus corporativo.

Uso de los productos

Eficiencia integrada.

La energía consumida por nuestros productos durante el uso cotidiano representa una gran parte de nuestra huella de carbono. Por eso, nos fijamos en tres formas de reducir el consumo de energía de un producto: fuentes de alimentación más eficientes para llevar la electricidad desde la pared al dispositivo, hardware más eficiente y software de administración de energía más inteligente.

Somos una empresa que diseña tanto el hardware como el software de sus productos y esto nos permite utilizar esa colaboración tecnológica para lograr una mayor eficiencia energética. OS X, el sistema operativo de Mac, nunca perderá una oportunidad de ahorrar energía, sea cual sea la cantidad. Pone los discos duros en reposo y ejecuta los procesadores en un modo de consumo de energía ultrabajo cuando no estás trabajando arduamente en tu Mac. Si lo estás, OS X utiliza menos energía para las apps que están abiertas pero no visibles, detiene los plug-ins de los sitios web animados hasta que le des el OK, e incluso pone en reposo el procesador entre las pulsaciones de teclas a medida que escribes. Estos ahorros de energía pueden parecer pequeños pero, cuando se multiplican por cada computadora Apple en el mundo, se vuelven enormes.

Muchas de las cosas que solían hacerse en una computadora, ahora se hacen en un iPad o iPhone. Como estos dispositivos más pequeños utilizan mucho menos material y energía, su huella de carbono es mucho más pequeña que la de una computadora. A medida que estos dispositivos se vuelven más avanzados, su huella sigue disminuyendo: el chip A7 es hasta dos veces más rápido que el A6 y sigue ofreciendo hasta 10 horas de duración de la batería. Esto significa que brinda un mejor rendimiento sin utilizar más energía.

Desde 2008, hemos reducido en un 57% el consumo promedio total de energía de los productos Apple, así como una parte de las emisiones de gases de efecto invernadero. Por eso, aunque continuamos creciendo más rápido que el resto de la industria, estamos creando productos más ecológicos.

Las normas ENERGY STAR son sólo nuestro punto de partida.

Todos los productos Apple no sólo cumplen sino que superan con creces las estrictas normas establecidas por la Agencia de Protección Ambiental de los EE.UU. para la eficiencia energética. Ninguna otra empresa de nuestra industria puede afirmar lo mismo. De hecho, vamos más allá de la especificación ENERGY STAR, ofreciendo notebooks que son hasta 3.8 veces más eficientes en consumo de energía que la especificación ENERGY STAR, y computadoras de escritorio que son hasta 4.2 veces más eficientes.7

Oro en la norma EPEAT.

Con la herramienta Electronic Product Environmental Assessment Tool (EPEAT), los consumidores pueden evaluar el efecto de un producto en el medio ambiente. Cada producto es evaluado según una calificación Gold, Silver o Bronze en función de su eficiencia y sostenibilidad. Todas las notebook, computadoras de escritorio y monitores de Apple evaluados por EPEAT lograron la calificación Gold, el nivel más alto posible.

Mira el informe de desempeño ambiental para cada producto Apple

Transporte

Un empaque más pequeño es un empaque más inteligente.

2007
2013
Al reducir el volumen del empaque del iPhone en un 26% entre 2007 y 2013, podemos acomodar hasta un 60% más de cajas de iPhone 5s en cada contenedor de envío por avión. Esto permite ahorrar un vuelo 747 por cada 416,667 unidades enviadas.

Crear productos más delgados, más livianos y con menos materiales, no sólo reduce su huella de carbono y conserva los recursos, sino que también ayuda a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero producidas durante el transporte. Estamos enviando más y más productos por viaje, y los ahorros son cada vez mayores. Junto con el diseño de la caja del iPhone 5s, que es un 41% más pequeña en volumen que la primera caja de iPhone, también hemos rediseñado nuestro empaque para iMac. La forma inclinada de la caja de la iMac permite apilar más cajas en cada pallet de envío. Así, podemos enviar más productos en un solo viaje, lo que reduce las emisiones. 

Reciclaje

Actuar localmente para cuidar a nivel global.

Todos los desechos electrónicos que recolectamos a nivel mundial son procesados en la región donde se recolectaron; nada es enviado al extranjero para su eliminación. La gran mayoría de nuestro reciclaje también se maneja en la región, lo que ayuda a mantener en un nivel bajo las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con el transporte. Actualmente, trabajamos con 153 socios en todo el mundo, cuyas instalaciones son rigurosamente evaluadas cada año en cuanto a salud y seguridad, cumplimiento ambiental, seguimiento de materiales, responsabilidad social y otros mandatos de Apple.
Más información sobre nuestro compromiso con el reciclaje

Para ayudar a reducir nuestra huella de carbono relacionada con el reciclaje, procesamos los materiales en la región donde son recolectados.