Cambio climático

No queremos debatir sobre el cambio climático. Queremos detenerlo.

Nuestra planta solar en Yerington, Nevada, genera hasta 20 megavatios de energía renovable para nuestro centro de datos de Reno.

Se necesita una gran cantidad de energía para diseñar, ensamblar y transportar millones de productos en todo el mundo. Esa energía representa nuestra huella de carbono, y a su vez, nuestra responsabilidad en el cambio climático. Hemos reducido considerablemente el impacto de todo lo que controlamos directamente, como nuestras oficinas, nuestras tiendas y nuestros productos. Pero aún queda mucho por hacer para reducir la huella de carbono de nuestra cadena de suministro, y es nuestra responsabilidad liderar ese esfuerzo.

Nuestra huella de carbono en 2014

0toneladas métricas de emisiones de gases de efecto invernadero
  • 0.4 M
    Instalaciones*
  • 7.0 M
    Uso de los productos
  • 1.6 M
    Transporte
  • 0.5 M
    Reciclaje
  • 24.8 M
    Fabricación
El cambio climático nos afecta a todos. Hemos alcanzado grandes logros en nuestras instalaciones, y ahora estamos trabajando en la cadena de suministro global.
Lisa Jackson Vicepresidenta de Iniciativas Ambientales de Appleen nuestro parque solar de Maiden, Carolina del Norte.

Nuestra huella de carbono nos indica el camino a seguir.

Siempre estamos tratando de mejorar la forma en que llevamos a cabo el análisis del ciclo de vida de nuestras emisiones de gases de efecto invernadero. Y cuando nuestros datos muestran que un material, proceso o sistema tiene un impacto negativo en nuestra huella de carbono, volvemos a examinar la forma en que diseñamos ese producto, proceso o instalación.

Un factor importante en el aumento de nuestra huella de carbono de 2013 a 2014 es que vendimos más productos que nunca, particularmente iPhone, MacBook Pro y MacBook Air. A pesar de que la cantidad de productos que fabricamos es cada vez mayor, estamos reduciendo la huella de carbono asociada con su fabricación y uso. La proporción de las emisiones de carbono con relación a los ingresos que generamos ha ido disminuyendo paulatinamente desde 2008.

De 2013 a 2014, se observó un descenso del 7% en las emisiones asociadas con el uso de los productos al ser estos más eficientes en el consumo de energía. En el mismo período, hubo un aumento del 5% en las emisiones derivadas de la fabricación, lo que se atribuye a las necesidades de producción de notebooks y dispositivos iOS con una mayor memoria y capacidad de almacenamiento.

Nuestros datos muestran que la huella de carbono de nuestros procesos de fabricación representa la porción más grande de nuestro impacto en el cambio climático. Cada año investigamos exhaustivamente nuestra cadena de suministro, analizando constantemente las ineficiencias y desarrollando formas de ayudar a nuestros proveedores a reducir el impacto ambiental. Un ejemplo a seguir son nuestras instalaciones en todo el mundo, las cuales utilizan energía limpia y renovable. Los esfuerzos encaminados a ayudar a nuestros proveedores a hacer lo mismo recién comienzan, pero ya se aprecian los resultados. Esto demuestra nuestro firme compromiso con la reducción del impacto ambiental de nuestro proceso de fabricación.

La Apple Store de la Quinta Avenida en Nueva York es una de nuestras 265 tiendas en Estados Unidos que funcionan con energía 100% renovable.
Turbinas eólicas de Texas generan energía renovable para Flextronics, nuestro proveedor que fabrica la Mac Pro.

Eficiencia integrada.

La energía consumida por el uso cotidiano de nuestros productos representa una gran parte de nuestra huella de carbono. Por eso estudiamos tres formas de reducir el consumo de energía de un producto: fuentes de energía más eficientes para llevar la electricidad de la pared al dispositivo, un hardware más eficiente y un software de administración de energía más inteligente.