Siempre estamos desarrollando nuevas formas de conservar los recursos de todos.

Las riquezas de nuestro planeta tienen un límite. Por eso, hemos aprendido a no tomar más de lo que necesitamos. Usamos menos y reciclamos más. Hemos logrado formas innovadoras de reducir al mínimo el impacto ambiental de nuestras materias primas usando más materiales de origen vegetal, reciclados, reciclables y sostenibles. Desde el aluminio en nuestras notebooks hasta el papel de nuestros empaques, somos conscientes de todos los materiales que utilizamos, y de usarlos de forma responsable.

Hoy, la Mac Pro utiliza 74% menos de aluminio y acero que el diseño anterior.

Estamos logrando más con menos.

Durante la última década, los diseñadores e ingenieros de Apple han sido pioneros en nuevas formas de desarrollar nuestros productos con menos materiales. Las innovaciones industriales, como la estructura unibody, han permitido que productos como el iPad, la MacBook Pro y la MacBook Air sean más delgados y mucho más resistentes. Hoy, la Mac Pro utiliza 74% menos de aluminio y acero que el diseño anterior. Además, la última iMac está hecha con 68% menos de material que la primera iMac.

Designed for durability.

Los productos más pequeños y livianos son mejores para el medio ambiente, pero a veces el medio ambiente no es tan fácil para ellos. Por eso, diseñamos todo, desde nuestras pantallas más grandes hasta nuestros cables más pequeños para ser resistentes y duraderos. Y para asegurarnos de que sean así, los probamos en nuestro Laboratorio de evaluación de confiabilidad de nuestras oficinas centrales en Cupertino. 

No tienes que comprar un nuevo producto Apple para tener uno que parezca nuevo. Ahora es más fácil actualizar a las nuevas versiones de apps, software y sistemas operativos completos (OS X Mavericks funciona en las Mac fabricadas desde 2007), por lo que tendrás una nueva experiencia sin necesidad de comprar un nuevo dispositivo.

Nuestras baterías integradas en las notebooks duran hasta cinco años, lo que evita la compra de baterías nuevas, produce menos residuos y aumenta la vida útil de tu notebook.

Además, cuando alguien que tiene un producto Apple le pasa su dispositivo a un amigo o familiar, también está conservando recursos. A veces la marca de un gran producto no es la cantidad que vende, sino cuánto se utiliza.

Desde 1994, hemos evitado que más de 190 millones de kilogramos de equipos electrónicos vayan a los vertederos.

Nuestro compromiso con el reciclaje.

Si los desechos electrónicos no se reciclan adecuadamente pueden ser un grave problema para la salud y el medio ambiente. A menudo se vierten en países donde peligrosas técnicas de recuperación filtran sustancias tóxicas de los equipos electrónicos, las cuales pueden afectar a las personas y al medio ambiente. Por eso, tenemos el compromiso de ayudar a las personas a reciclar de forma responsable. Todos los Apple Retail Stores en el mundo reciben los productos Apple para el reciclaje gratis y responsable. También hemos implementado programas de reciclaje en ciudades y campus universitarios en el 95% de los países donde vendemos nuestros productos, evitando, desde 1994, que más de 190 millones de kilogramos de equipos vayan a los vertederos. En las regiones donde no tenemos programas de devolución con sitios físicos para entrega y retiro, organizamos la recolección, el transporte y el reciclaje ecológico de equipos electrónicos. Además, no sólo reciclamos productos Apple en estos programas y eventos. De hecho, más del 90% de los productos que recolectamos y reciclamos no son nuestros.

En 2010, nos propusimos lograr una tasa de recolección global de reciclaje del 70% del peso total de los productos que vendimos siete años antes. Desde entonces, hemos alcanzado un consistente 85%, mientras que otros actores de la industria registraron números menores al 20%. Pero nuestra meta más grande es identificar nuevas tecnologías de reciclaje que puedan ayudar a recuperar materiales adicionales e incrementar la eficiencia de los recursos. Esa es una de las razones por las que nos hemos unido con la Fundación Ellen MacArthur. Una fundación con ideas afines que trabaja para establecer una economía más circular, en la que el material sea transformado en lugar de ser desaprovechado.
Más información sobre nuestros programas de reciclaje

Todos deberían tener agua para utilizar y reutilizar.

El agua es el recurso más preciado del mundo. En nuestras propias instalaciones, así como en las de nuestros proveedores, seguimos buscando formas de reducir el consumo de agua durante la fabricación, la refrigeración, el paisajismo y el saneamiento.

Nuestro centro de datos en Maiden, Carolina del Norte, cuenta con un innovador sistema de refrigeración que reutiliza el agua 35 veces, lo que resulta en una reducción del 20% en el consumo total de agua.

En nuestras instalaciones que reciben una menor cantidad de precipitaciones, hemos instalado sofisticados sistemas de riego que monitorean las condiciones climáticas locales y la humedad del suelo, lo que llevó a una reducción del 40% en el riego del paisaje. En algunas instalaciones, hemos logrado una mayor reducción gracias al riego por goteo y a las plantas resistentes a la sequía.

En 2013, hemos hecho una serie de mejoras con respecto al agua en nuestra sede central de Cupertino. Convertimos más de dos hectáreas de espacios verdes con plantas resistentes a la sequía y que se adaptan al clima, y mejoramos el sistema de riego para optimizar el ahorro de agua. Hemos sustituido casi 3,000 metros cuadrados de césped con plantas resistentes a la sequía, para ahorrar más de 11 millones de litros de agua cada año. Además, reciclamos 3,221 metros cúbicos de cubierta orgánica para usarla en el sitio, lo que aumenta la humedad del suelo y reduce la demanda general de agua.

Para asegurarnos de que nuestros proveedores son parte de nuestros esfuerzos por conservar el agua, hemos creado el programa “Agua Limpia”. Esta iniciativa ayuda a reducir el uso del agua, promueve el reciclaje y la reutilización del agua, y evita la contaminación ilegal del agua dentro de nuestra cadena de suministro.

Nuestras instalaciones cuentan con plantas nativas y árboles adaptables al cambio climático, que utilizan menos agua y que serán menos afectados por ese cambio.