Electric Entertainment: mejorando la post-producción de TV en Leverage

Desde el estreno de la exitosa serie en horario estelar Leverage de TNT, en diciembre de 2008, la audiencia ha crecido constantemente durante las cuatro temporadas. Esto es una hazaña notable en un mercado competitivo.

Electric Entertainment, la compañía que produce Leverage, no tenía ninguna razón para alterar esta fórmula ganadora. El programa ya había desarrollado un flujo de trabajo todo-en-uno, basado en Final Cut Pro que era la envidia de la industria. Sin embargo, Dean Devlin, director de Leverage y presidente de Electric Entertainment, después de ver el nuevo Final Cut Pro X, decidió crear el flujo de trabajo de post-producción para su quinta temporada alrededor de él. Estaba apostando a que el nuevo modelo de edición y el rendimiento superior de Final Cut Pro X se traduciría en un flujo de trabajo completamente digital, y aún más rápido y flexible.

Mejorando la calidad

Devlin ve esos frutos en los primeros resultados de la serie. “Siempre hemos sido un programa muy ambicioso”, afirma. “Y aunque la calidad de nuestra producción siempre estuvo por encima de la mayoría en los programas de televisión, queríamos que este año fuera aún mejor. Ahora estamos filmando el programa con las cámaras RED EPIC en 4K, por lo que estamos logrando archivos mucho más grandes que mejoran la calidad de las imágenes. Y nos hemos movido a Final Cut Pro X como el corazón y el alma de un flujo de trabajo que está cambiando la forma en que abordamos la posproducción, para hacerlo desde un lado tecnológico y creativo”.

“Magnetic Timeline ha funcionado perfectamente para mí. Hago muchos recortes en la línea de tiempo, y ni siquiera me preocupo por perder sincronización”. Ahora, en las primeras etapas de lanzamiento de los nuevos episodios de la quinta temporada, Devlin está encantado con su decisión de hacer este cambio. “Ya en 2007 habíamos dado el salto a Final Cut Pro, y terminamos con algo que realmente estaba muy por delante de todo lo demás”, dice. “Nos dio flexibilidad, nos ahorró mucho dinero y tiempo, y aportó un montón de creatividad en direcciones que no podíamos tomar antes. Como había sido una experiencia increíble, mi sensación fue que teníamos que volver a hacerlo. Y por lo que he visto hasta ahora, este cambio está dando sus frutos”.

Flujo de trabajo basado en archivos

Incluso en las primeras etapas de la producción, Devlin dice que el programa está aprovechando al máximo la flexibilidad y el desempeño acelerado de Final Cut Pro X.

“Creemos que Final Cut Pro X muestra lo simple y económico que puede ser implementar un flujo de trabajo convincente basado en archivos”, dice. “Hemos sido capaces de hacer cosas en Leverage que ningún otro programa de cable ha podido, simplemente porque podemos hacerlo con nuestro flujo de trabajo completamente digital. Es muy raro ver un programa de televisión con un promedio de 40 efectos digitales por episodio, o con cuatro o cinco días de sesiones de mezcla de sonido. Somos capaces de hacerlo y aún así producir un programa de, básicamente, 1.8 millones de dólares por episodio. La manera en que trabajamos no solo cambia el precio, sino que en realidad cambia de forma creativa. No tenemos que esperar para bloquear imágenes, e iniciar nuestra tarea de efectos digitales”.

Para estar al día con el número de tomas que surgen a diario desde el estudio de Portland, el equipo de Electric Entertainment sincroniza la imagen y el sonido en un solo paso, mientras que un proceso por lotes con el programa de Asistencia Inteligente Sync-N-Link X, aprovecha las nuevas capacidades de metadatos de Final Cut Pro X.

Dean Devlin revisa un primer corte, en Final Cut Pro X.

Cumpliendo con la agenda

La producción de Leverage va desde la primera semana de mayo hasta mediados de agosto, aproximadamente. Devlin y los otros directores del programa graban los 15 episodios de una hora de duración en Portland. A medida que continúan las grabaciones los archivos se envían a Hollywood, los cuales son editados por tres editores y cinco asistentes, durante una ventana de post-producción de 10 u 11 semanas de duración.

El veterano editor de imágenes Brian Gonosey, quien está editando el primer episodio de la quinta temporada en Final Cut Pro X, no es ajeno a la intensidad de los plazos de entrega de la post-producción en televisión. “El programa que estoy editando será el primero en salir al aire”, dice. “La semana pasada le presenté un corte en vivo al director, quien está trabajando para implementar los cambios antes de enviarlo a la cadena televisiva, esta semana”.

No fue ninguna sorpresa esa velocidad registrada con Gonosey como uno de los resultados sobresalientes del cambio a Final Cut Pro X. “Estoy aprovechando un motor mucho más rápido, así que todo lo que estoy haciendo está ocurriendo más rápido. Grabamos mucho material en 4K, y los archivos en crudo están en HD. Por eso usamos cada gramo de potencia disponible en nuestros sistemas”, dice. “Ahora estamos cerca de las tres semanas en la edición de imágenes, y hemos sido capaces de cumplir con todos los plazos y agendas”.

Ediciones al instante

Como un editor profesional experimentado, Gonosey estaba particularmente interesado en el nuevo modelo de edición de aplicaciones. “Teniendo en cuenta la forma en que trabajo en la línea de tiempo, Final Cut Pro X ha sido una transición muy suave y fluida”, asegura. “Magnetic Timeline ha funcionado perfectamente para mí. Hago muchos recortes en la línea de tiempo, y nunca pienso en perder la sincronización. La nueva herramienta de edición hace que todo en lo que trabajo se transforme en una tarea rápida. Me permite editar de forma mucho más eficiente con las formas de onda, principalmente agregando el diálogo, y recortando una gran cantidad de sonido. Así, las nuevas herramientas de edición han sido muy útiles”.

Otros aspectos destacados

Como parte del proceso de post-producción, Gonosey y la empresa confiaban en una colección de nuevas y poderosas herramientas integradas en Final Cut Pro X. “Si algo pasa en el estudio con una cámara, por ejemplo una diferencia en la visión de una cámara de una toma a la otra, ahora podemos manejar eso con las herramientas de corrección de color integradas en la aplicación. Y todo se procesa casi al instante”.

También encontró un uso inesperado para Audiciones, una nueva funcionalidad de Final Cut Pro X que permite a los editores pasar rápidamente a través de tomas alternativas en la línea de tiempo. “En un momento dado, busqué un montón de música para una escena específica y se la envié a mi editor de música. Lo que recibí de él fue, básicamente, una versión mucho más fluida y limpia de lo que había hecho, a veces con opciones creativas totalmente diferentes. Ha sido genial que haya podido llevar sus ediciones de música, añadirlas sobre las mías en Audiciones, y luego reproducirlas. En esencia, es una manera muy limpia de mantener mi trabajo y su trabajo en la línea de tiempo, al mismo tiempo”.

Dean Devlin, director de Leverage, señala que las unidades de producción están grabando con varias cámaras, que son manejadas en post-producción por la nueva función MultiCam de Final Cut Pro X. “Hace poco grabamos una explosión en un auto con nueve cámaras simultáneas”, dice. “Por lo general, grabamos con un mínimo de dos cámaras, a veces tres, por lo que estamos exigiéndolo al máximo. Si este software puede sobrevivir a Leverage, entonces puede sobrevivir a cualquier cosa”.

A la medida

Gonosey estima que el 95 por ciento del flujo de trabajo de producción y post-producción de la serie cambió en la quinta temporada, ya que se pasó de usar nuevas cámaras y lugares en Portland a trabajar con software de gradación de color y mezcla de sonido en Hollywood. En el centro del nuevo flujo de trabajo estaba Final Cut Pro X. Dado el alcance de esos cambios, Gonosey cree que fue un logro editorial importante para mantener la producción de alta calidad que caracteriza al programa y, aún así, cumplir con sus plazos.

“Uno no quiere editar algo, y que los espectadores digan: "Es mucha edición". Uno quiere que no se note que está ahí”, apunta Gonosey. Final Cut Pro X le permite “producir los episodios de una manera emocionante y creativa, sin dejar de ofrecer un programa muy vistoso”.

Gran final

Cuando la cadena aprueba el corte de Gonosey, la grabación se bloquea. Luego, los archivos XML terminados son enviados a DaVinci Resolve para la gradación de color, y desde Marquis X2Pro Audio Convert a Pro Tools, para la mezcla de sonido. La capacidad de Final Cut Pro X de adaptarse perfectamente a las suites de acabado de la empresa fue fundamental para el flujo de trabajo de Leverage.

“Final Cut Pro X empezó por redefinir completamente nuestro enfoque de edición”, dice Devlin. “Sin embargo, la mayor mejoría, desde que se lanzó por primera vez, es que ahora interactúa con un flujo de trabajo profesional de una manera que Final Cut Pro no podía”.