Trim Editing

Una pequeña productora
para los clientes más grandes del mundo.

“Cuando le muestro una edición a un director, me dice: ‘Bueno, hagamos los cambios que te comenté’. Y yo respondo: ‘No, si ya están hechos’, y volvemos atrás y la vemos de nuevo. La gente no puede creer que hagamos mágicamente los cambios antes de terminar la reproducción.”
Thomas Grove Carter, editor

Desde un espacio creativo abierto en el este de Londres, Trim Editing desarrolla comerciales potentes para las marcas más importantes, como Audi, Nike, Adidas, Guinness y Perrier. Su trabajo ha sido reconocido por la crítica, en especial el ingenioso comercial interactivo de Honda The Other Side, que ganó numerosos premios, incluidos dos Leones de Cannes y el prestigioso Gold of Golds de Creative Circle. Sus proyectos han dado la vuelta al mundo, entre ellos el destacado comercial navideño de 2015 para la tienda John Lewis, que ha sido reproducido más de 24 millones de veces online. Aun así, la sede de Trim se encuentra a kilómetros del centro cinematográfico de Soho. Con unas pocas salas de edición, siete editores, y hardware y software comerciales, la productora se ha convertido en líder en edición creativa en poco más de una década.

Para los directores visionarios, Trim es el lugar ideal para llevar sus sueños a la pantalla. “En Trim, ponemos toda nuestra energía en colaborar con los directores y en hacer el mejor trabajo con el mejor director, sin importar el presupuesto”, explica el editor Thomas Grove Carter. “Si haces un buen trabajo, a la larga terminas siendo bien remunerado”.

Hoy, Trim hace un trabajo que llena a sus socios de orgullo y que a la vez es bien remunerado, en parte gracias a la versatilidad de Final Cut Pro X, su software favorito de edición de video. La app permite a los editores de Trim trabajar en estrecha colaboración con sus clientes directores, perfeccionando rápidamente la dirección creativa con la mayor experimentación posible y de la forma más simple. En las sesiones de trabajo con los clientes, Final Cut Pro X permite a los editores hacer cambios al instante sin detener la reproducción. De esa forma, los clientes de Trim ven sus ideas plasmarse más rápido en la pantalla.

Dominic Leung revisando y haciendo cambios a una edición en su MacBook.

Con el foco puesto en la creatividad.

Trim comenzó a funcionar en 2004 casi sin querer. Tom Lindsay y Dominic Leung, hoy socios, se unieron al fundador Paul Hardcastle para compartir una oficina y editar videos musicales. “No comenzamos realmente con la intención de transformarnos en una compañía de edición”, cuenta Lindsay. “Era una manera de compartir la renta”. A medida que empezó a hacer trabajos de alto perfil comercial, el cotizado trío necesitó una estructura de negocios más formal para atender a clientes más grandes.

La infraestructura tecnológica de Trim consiste en hardware de Apple y accesorios simples de terceros. “Hemos optado por prescindir de los equipos más costosos”, explica Leung. “Usamos cosas que se consiguen prácticamente en cualquier lado”. Al utilizar las poderosas y accesibles Mac, conocidas por su gran rendimiento, el equipo tiene más tiempo y presupuesto para invertir en mejores ideas creativas.

Fue el editor Thomas Grove Carter quien mostró Final Cut Pro X al equipo de Trim, tras haber trabajado con Final Cut Studio cuando iba a la universidad. La incorporación de nuevas funcionalidades críticas en Final Cut Pro X finalmente convenció a Trim a adoptar el sistema por completo. “En la versión 10.1, cuando cambió la administración de archivos [para incluir bibliotecas], fue increíble. Todo tenía lógica y sentido”, celebra Lindsay. “Abrió la posibilidad de la edición casera para muchas empresas pequeñas, y Trim sin duda fue parte de ese movimiento”.

Thomas Grove Carter y Dominic Leung probando distintos enfoques para una edición.

Sesiones de edición realmente colaborativas.

A medida que los negocios y los ingresos de Trim crecieron, su flujo de trabajo también evolucionó, y permitió al equipo trabajar más rápido y mejorar su productividad. “Se te ocurre una idea y puedes llevarla a cabo un 20% más rápido, y eso mejora mucho el flujo creativo”, explica Leung.

En lugar de desarrollar las ediciones de antemano y presentárselas a los directores, los editores de Trim pueden trabajar en tiempo real junto con los directores y clientes, de modo que el proceso es excepcionalmente colaborativo. “A veces hay diez personas o más en la sala de edición”, cuenta Leung. “Para nosotros, editar es 100% colaboración”. Carter agrega: “Si surge algo urgente, no hay ningún motivo para no intentarlo, porque la verdad es que resulta muy fácil”.

Final Cut Pro X acelera las tareas básicas de organización de medios, y los editores pueden etiquetar, filtrar y buscar una toma específica mucho más rápido que antes. “Los clientes nos dicen, 'A ver, ¿qué te parece esta toma?, ¿qué te parece esa otra?', y apenas terminan de decirlo, ya encontraste la toma de la que hablan”, afirma Leung. Una vez que se crea una edición, el sistema ayuda a los editores a probar nuevas formas de mejorarla. “Con Final Cut Pro X, el tiempo que me ahorro me da más libertad para experimentar y explorar todo el potencial de la edición”, dice Carter. “Te permite probar más cosas”.

Con la MacBook Pro, los editores de Trim pueden llevar el trabajo adonde vayan.

Edición a toda hora y en todo el mundo.

Final Cut Pro X y la MacBook Pro dan a los editores la flexibilidad de trabajar fuera del estudio siempre que lo necesiten. “A veces uno quiere dejar de trabajar a las seis o siete e irse a casa a cenar, y luego trabajar un par de horas más para adelantar trabajo del día siguiente”, dice Lindsay. Carter agrega: “No parece ser una carga si logro hacerlo en casa. No me preocupo de tener que regresar a la oficina para terminarlo”.

Con otras apps de NLE, los editores necesitan varios monitores para poder trabajar con distintos menús y ventanas. Final Cut Pro X consolida con elegancia toda su funcionalidad en una sola ventana. “La interfaz unificada es sumamente útil, sobre todo en una laptop. Y se siente igual en todos los dispositivos”, señala Carter. Leung agrega que se puede usar Final Cut Pro X en la pantalla de la laptop “sin sentir que se está perdiendo un montón de cosas”.

Al trabajar mientras viajan, los editores pueden ser más productivos durante sus tiempos muertos. Leung una vez editó un anuncio mientras regresaba de la filmación. “Armé el primer montaje en la MacBook durante una espera de tres horas en el aeropuerto. Después del check-in, se lo mostré al director y él hizo comentarios. Hice los ajustes necesarios durante el vuelo, y mientras esperaba el equipaje envié el primer EDL a posproducción con la MacBook conectada a través del iPhone”.

Herramientas para crear un comercial memorable.

De principio a fin, el proceso de edición mejora drásticamente con las poderosas funcionalidades que ofrece Final Cut Pro X. Con la herramienta de búsqueda, los editores pueden ver y evaluar con mayor rapidez el material que reciben. “Con Final Cut Pro X es más rápido darle ese tercer repaso a los trabajos urgentes”, afirma Lindsay. “Puedes saltar al punto que interesa y obtener la parte que quieres”. La sofisticada codificación de los clips permite a los editores marcarlos según la velocidad del obturador, el tipo de toma, el contenido y la preferencia del cliente, y luego encontrarlos instantáneamente cuando los necesite.

Además, las Colecciones Inteligentes simplifican el proceso de clasificación del material. “En lugar de intentar recordar lo que hicimos el viernes anterior, por lo general creo una Colección Inteligente y simplemente digo: 'Muéstrame todo lo que se importó el viernes'”, explica Carter. Luego, las ediciones alternativas van organizándose automáticamente en la Colección Inteligente del proyecto, y así los editores jamás pierden material cuando trabajan rápido.

La versátil funcionalidad Magnetic Timeline de Final Cut Pro X ofrece a los editores una nueva forma de estructurar secuencias. Quienes están acostumbrados a trabajar con tiempos por pistas pueden tardar un poco en habituarse al diseño y a la facilidad de uso. “Y un día, uno da el salto”, asegura Lindsay. “A partir de ahí, cualquier otro método se siente muy poco natural”. Al tener todo sincronizado cuando los editores cortan o eliminan una toma, Magnetic Timeline simplifica el proceso de corte y la creación de versiones alternativas.

En Final Cut Pro X, la Tira de Fotogramas muestra el clip del evento seleccionado como una serie interconectada de imágenes, de modo que el editor puede ver todas las tomas que hay antes y después de un determinado fotograma. “No veo sólo un fotograma a la vez, sino que tengo una vista amplia de mis tareas y mis tomas. Siento que me quitaron una venda de los ojos”, explica Lindsay.

Con Final Cut Pro X es más fácil realizar ediciones finales de alta calidad. “En el tiempo que tardo en llamar por teléfono a un asistente y explicarle lo que necesito que haga, es más fácil hacerlo yo mismo”, dice Carter. Y Final Cut Pro X se integra a la perfección en proyectos que requieren equipos de alta gama, gracias a una serie de programas poderosos que permiten a Trim enviar versiones XML, EDL o AAF de sus proyectos a los mejores centros de posedición de Londres, como The Mill, MPC y Framestore.

El poder de la Mac Pro y la velocidad de Final Cut Pro X permiten a Trim llevar a cabo tareas complejas en 4K.

Un diseño de sonido sofisticado, ahora simplificado.

Aunque la imagen es importante, “la mitad del trabajo está en el sonido”, afirma Carter. “Si bien todos nuestros trabajos en algún momento van a tener una mezcla de sonido como corresponde, nosotros debemos dejarlo lo mejor posible en nuestras ediciones”. Gracias a las sofisticadas funcionalidades de edición de audio de Final Cut Pro X, Trim desarrolla montajes de audio sumamente complejos. Una vez, para editar un anuncio, Lindsay tuvo que mezclar docenas de pistas de música individuales que le entregó el cliente. “Armamos la pista de audio, y era realmente compleja. Pero en Final Cut Pro X fue todo tan rápido que nos ahorramos días de trabajo”.

Una funcionalidad que ayuda a los editores a trabajar con rapidez son las ondas de audio de alta resolución, que permiten encontrar puntos específicos y ajustar los niveles sin necesidad de reproducir. “No necesitas sentarte y escuchar los tres cortes”, explica Leung. “Puedes ir directamente al tercero, porque ya sabes dónde está”. Magnetic Timeline permite a los editores alargar algunos clips sin perder la sincronización y sin borrar nada. “Siempre me da seguridad el hecho de saber que no se sobreescribe mi audio, y que el audio jamás me va a quedar desincronizado”, señala Carter.

Los efectos integrados ayudan a los editores a producir pistas de audio muy pulidas en muy poco tiempo. El control de atenuación de sonido ofrece una forma muy rápida y visual de controlar la manera en que va desapareciendo el audio, de modo que los editores de Trim pueden rápidamente definir la duración perfecta y ver y escuchar el resultado al instante. También se pueden agregar efectos como reverberación y ecualización mientras se reproduce un video. Gracias a la compatibilidad con los plug-ins Audio Units, los mejores filtros de Logic Pro X y de otros desarrolladores también están disponibles en Final Cut Pro X, completos y con sus propias interfaces. Y con la poderosa herramienta de cambio de tono, los editores pueden modificar la duración de un clip de audio sin modificar el tono. Cuando la mezcla está lista, el equipo de Trim exporta el proyecto como sesión de Pro Tools en pocos segundos con la app X2Pro Audio Convert, y así puede enviarlo a cualquier estudio de edición de audio.

Tatyana Alexandra, Thomas Grove Carter y Dominic Leung revisando las etapas finales de un comercial.

De principio a fin.

¿Qué les depara el futuro a las fuerzas creativas de Trim? Para empezar, Final Cut Pro X está ayudando a Trim a encargarse de las etapas de posedición y edición de sonido, lo cual ha permitido a la productora acortar aún más los tiempos de entrega y tener un mayor control creativo. “Final Cut Pro X derriba muchas barreras y te permite seguir creciendo. Nos encanta trabajar con sonido, y queremos tener el control del proceso completo, hasta el final”.

El software proporciona a Trim una base segura para seguir creciendo, donde vale más el talento que la tecnología. “No tenemos que plantearnos la necesidad de invertir catorce millones de libras en equipo”, reflexiona Lindsay. “Más bien nos preguntamos a quién vamos a traer para seguir creciendo. No se trata de tener mejor infraestructura que el resto. Lo más importante es la gente”.

“Siento que tenemos una ventaja sobre mucha gente, porque no dependemos de tanto software o tecnología. Puedes llevar en tu mochila todo lo que necesitas para superar a todos los demás.”
Tom Lindsay, Socio de Trim Editing

Flujo de trabajo

Final Cut Pro X

Se convierte el medio a ProRes 422 antes del uso. Se sincroniza el audio de fuente secundaria con la imagen primaria.

El equipo de Trim Editing organiza y etiqueta el medio, elige las tomas, crea un corte preliminar y realiza un diseño básico de sonido.

Este es un proceso iterativo que se desarrolla junto con el cliente, donde se van puliendo las ediciones con los comentarios del director o del cliente.

Luego se envía a estudios especializados de posproducción para realizar la mezcla final de sonido, los efectos visuales y la corrección de color.

El sonido se envía en formato AAF para hacer el acabado en Pro Tools con la app de terceros X2Pro. La mezcla final de sonido se devuelve a Trim en canales, que luego se integran al proyecto de Final Cut Pro X.

Para los efectos visuales, se pueden enviar los proyectos en formato EDL o bien en FCPXML. Los EDL se trabajan con la app de terceros EDL-X. Se usan EDL o XML para adecuar la edición al material de alta resolución. Una vez completas, se devuelven las tomas en formato QuickTime para ser incorporadas a la edición. Este es un proceso iterativo.

En la etapa final de corrección de color y acabado, se envía el proyecto en formato EDL y FCPXML para sistemas como Nuke, Flame y DaVinci Resolve.

Hardware utilizado

  • Mac Pro

    Intel Xeon E5 6 core de 3.5 GHz

    12 GB de RAM

    AMD FirePro D500

  • iMac con pantalla Retina 5K

    Intel Core i7 quad core de 4.0 GHz

    16 GB de RAM

    AMD Radeon R9 M295X

  • MacBook Pro de 15 pulgadas

    Intel Core i7 dual core de 2.8 GHz

    16 GB de RAM

    1 TB de almacenamiento

  • MacBook

    Intel Core M dual core de 1.2 GHz

    8 GB de RAM

    512 GB de almacenamiento