"Quiero que pase lo menos posible entre que tengo la idea y puedo captarla, y Logic parecía perfecto para eso."

Franz Ferdinand Mejor por la noche

Tras el gran éxito de sus dos primeros álbumes, “Franz Ferdinand” (2004) y “You Could Have it So Much Better” (2005), la banda rockera de Glasgow Franz Ferdinand podría haber hecho felices a sus fans simplemente lanzando su tercer álbum, con el estilo que los caracteriza.

No había una razón obvia para apartarse del compacto sonido pospunk que llevó a la banda desde sus comienzos en el 2002, en pequeños y abarrotados clubes, hasta la cima de las listas de discos más vendidos, los escenarios de los principales programas de premios y las grandes salas de conciertos, donde siguen tocando en la actualidad.

Alex Kapranos, el cantante y guitarrista de Franz Ferdinand, y un músico tan enérgico e inquieto como se muestra en el escenario, reveló que cuando la banda se reunió para grabar el disco, se hizo evidente que la única manera de avanzar era creando un sonido que fuera “diferente a todo lo que habíamos hecho antes”.

Ese nuevo sonido se escucha en “Tonight: Franz Ferdinand”, un disco conceptual que evoca la sensación de pasar la noche de club en club, gracias a sus letras y música. Esto explica el inusual consejo prescriptivo que aparece en la página de MySpace de la banda: “Puedes escucharlo durante el día, pero es mejor por la noche”.

Kapranos atribuye el nuevo sonido del disco, que fue muy difícil de lograr, a años de exploración en la composición y las pruebas en vivo, a la colaboración de la banda con el productor “mad mixer” Dan Carey, y a los liberadores procesos de composición, grabación y edición, en gira como en estudio, respaldados por Logic Pro y GarageBand.

Está escrito: de GarageBand a Logic

Durante gran parte de su carrera musical, Kapranos ha escrito canciones según la vieja costumbre, tocando y cantando sobre una grabadora. Aunque estuvo tentado por las herramientas digitales que había experimentado en varios estudios, al final las abandonó.

“Cuando se trata de grabar, no quiero ser una persona técnica”, dijo Kapranos. “El estudio debe ser un lugar creativo, y por eso me gusta un sistema que sea realmente sencillo, visualmente atractivo y simple. GarageBand me recordó a las grabadoras de cuatro pistas que solía usar para escribir canciones, así que empecé a usarlo para anotar mis ideas musicales”.

De hecho, algunos de sus demos de GarageBand fueron usados en “Tonight”, entre ellos algunas voces y una línea de bajo en “Ulysses”. “Terminamos usando algunas partes del demo para la canción ‘Twilight Omens’ en el álbum”, agregó Kapranos. “Lo grabé en GarageBand con el pequeño micrófono condensador de mi MacBook Pro. El sonido del teclado que se proyectaba en el piso de mi casa le dio un sonido fantasmal realmente etéreo”.

Aunque Kapranos sigue usando GarageBand para captar ideas al instante, decidió ampliar sus herramientas para la composición y la mezcla por lo que se pasó a Logic Pro, alentado por las conversaciones con su colega Kevin Barnes, integrante de la banda “of Montreal”.

“Kevin me contó cómo en Logic pudo tocar la tecla de mayúsculas y usar el teclado de la computadora como un piano”, dijo Kapranos. “Yo pensé, vaya, sin tener que conectar un cable USB puedo tener una idea para una canción y plasmarla allí mismo desde un avión, el autobús de la gira, el camerino, o detrás del escenario durante la prueba de sonido. Quiero que pase el menor tiempo posible entre tener una idea y capturarla, y Logic es perfecto para eso”.

En el camino

Kapranos usa Logic principalmente para componer y arreglar en el camino, y para crear remixes. Para componer y grabar de forma móvil, él emplea Logic en una MacBook Pro con un kit mínimo. “Cuando realmente me pongo a escribir, uso Apogee Duet”, afirmó. “Suena muy bien, y es lo suficientemente pequeño como para caber en el equipaje de mano junto con una pequeña guitarra de viaje. Sólo con la guitarra pequeña, el Duet y mi MacBook Pro, tengo mucho menos qué cargar”.

Una vez que Kapranos tiene una idea básica para una canción, Logic se vuelve aún más útil. “Logic es genial cuando quiero hacer un arreglo y es muy, muy sencillo”, aseguró. “Te permite lograr un demo inicial realmente rápido”.

Recientemente, Kapranos ha empleado su sistema minimalista para crear una serie de remixes para otros grupos. “Nunca había sido capaz de trabajar adecuadamente en el camino, pero he hecho todo esto en camerinos y habitaciones de hotel con la MacBook Pro, usando los excelentes plug-ins de Logic, como Compressor y Channel EQ”.

Kapranos, a quien le gusta aprovechar viejos equipos analógicos, como los sintetizadores rusos Polyvox utilizados en el nuevo álbum, es un gran fanático de los instrumentos del software de Logic. “Me encantan los sonidos que he estado sacando con Sculpture: me gusta mucho más un sintetizador suave que no está tratando de recrear un sintetizador del pasado. Quiero algo que sea nuevo para mí, algo que nunca he visto antes y que pueda usar para crear sonidos que las personas nunca hayan escuchado antes”.

En el estudio

A la hora de crear ese sonido sin precedentes, Kapranos y la banda encontraron un socio perfecto en el productor Dan Carey, un veterano del Logic. Ellos grabaron en el estudio de la banda, un antiguo edificio de ayuntamiento victoriano en Glasgow, y también en el estudio de Carey en Londres.

“Alex y yo sentíamos que en ese momento una gran cantidad de grabaciones se hacían de una manera muy segura, donde las opciones siempre quedaban abiertas”, explicó Carey. “Por ejemplo, grabando siempre los sonidos de la manera más seca posible, los efectos podían ser aplicados más adelante, si alguien cambiaba de opinión. En los viejos tiempos, los músicos tenían que producir el sonido que querían en el estudio, y grabarlo; si no les gustaba, lo volvían a hacer. Estábamos de acuerdo con esto último, y eso fue lo que hicimos”.

Yendo hacia atrás para evolucionar en su sonido, la banda y Carey decidieron grabar las canciones para “Tonight” con la vieja técnica de tomas completas repetidas y exhaustivas en el estudio. “Queríamos mantenerlo extremo, con esa sensación intensa y encerrada que una banda tiene cuando está tocando en una sala de ensayos”, dijo Carey. “Así, tocamos cada sección de una canción durante horas, hasta lograr la intensidad deseada”.