Foster the People: A puro hit

“Este segundo disco es mucho más elaborado que el primero”, señala Foster. “Tenemos más tiempo para trabajar en él y más recursos, además de que realmente nos hemos consolidado como banda. Estamos experimentando mucho. Ayer los cuatro tuvieron un día de improvisación sin mí. Propuse pequeños situaciones, cada 10 minutos tenían que dejar lo que estaban tocando y cambiar su improvisación”.

Mientras la banda amplía sus experimentos acústicos, Logic Pro les ofrece el medio creativo para lograrlo. “En nuestras sesiones de los últimos meses, ya sea haciendo remixes para otros artistas o escribiendo, hemos empleando trucos de Logic y mejorado todo el proceso. Eso nos ha ayudado en el estudio y siento que realmente hemos crecido como productores”.

Sesiones de batería

Como un objetivo importante de la grabación es capturar los diferentes elementos de percusión de sus presentaciones en vivo, Isom Innis y Mark Pontius han estado tocando juntos en otro estudio de Los Angeles “con muchas baterías”. Innis, un percusionista versátil, estaba entusiasmado con el enfoque. “Fue como estar en el paraíso”, dice. “Teníamos muchísimas cosas. Un enorme bombo de concierto. Seis kits de percusión diferentes. No hubo instrumento que dejáramos sin tocar”.

Mientras que Pontius tocaba la batería con una pista de clic para mantener el tiempo, Innis escuchaba a través de una configuración de DJ y aconsejaba a Pontius en tiempo real. “Yo le decía que alterara sus patrones de bombo y tiempos sobre la base de lo que sonaba bien en las salas”, dice Innis.

Las sesiones de tres días resultaron en 180 GB de pistas de percusión, con dos ingenieros asignados para organizarlas y editarlas en Logic Pro. “Terminamos teniendo una enorme variedad de estilos”, dice Innis. “Ahora hemos estado analizando grooves de percusión y samples, seleccionando las mejores frases de cuatro u ocho compases y convirtiéndolas en Apple Loops”.

Innis dice que la funcionalidad más utilizada de Logic durante las sesiones ha sido la de convertir en pista de sampler. “La utilizamos para crear nuestros propios instrumentos, ya sea mediante el muestreo de otras grabaciones o de nuestras propias interpretaciones. Lo he estado utilizando para crear un montón de cosas diferentes para la batería, pero también para el bajo y el sintetizador”. Foster concuerda y agrega: “Me gusta usarlo en las voces. Sólo tengo que cortar un momento vocal raro, llevarlo al teclado, y listo, ya está afinado. Uso los samples como una especie de efecto de percusión”.

La esperanza es que esa intensa colaboración en el estudio producirá un sonido diferente para el nuevo álbum. “Siempre empiezo escribir canciones con la batería, pero nunca lo había hecho así, con todas los samples generados por nuestros muchachos. Una vez que editamos todos esos sonidos de batería, podemos tomar los bucles, tiempos y ritmos sencillos, convertirlos en un kit de percusión EXS24 y escribir en torno a eso”, comenta Foster.

Usando la caja de herramientas

A la hora de escribir e interpretar sus canciones, la banda confía casi por completo en los instrumentos de software. Además, como a Foster le gusta personalizar sus sonidos, depende en gran medida de la capacidad de guardar todos los módulos que componen el sonido en una sola configuración de canal. Cada configuración combina el instrumento de software más los módulos de efectos que conforman ese sonido. “Tengo toda una paleta de sonidos que puedo utilizar o modificar fácilmente”, dice.

Innis dice que para agregar sonidos al álbum también utilizan mucho el sampler EXS24: “Sé que muchos otros samplers pueden distorsionar el sonido de forma extraña, pero no el EXS24. El bajo en las pistas suena muy claro, y el toque tradicional de los instrumentos encaja perfectamente con la percusión sintetizada. Las personas que saben de eso lo usan todo el tiempo, y es mucho más poderoso de lo que parece”.

Las ediciones iniciales del nuevo material han llevado a Foster a utilizar con frecuencia la funcionalidad de Logic conocida como Flex Time, que permite manejar rápidamente la sincronización y el tempo de las pistas. “Si no hubiera tenido Flex Time, me hubiera resultado muy difícil hacer mis grabaciones. Una pista en la que estoy trabajando ahora tenía que ser dos tiempos por minuto más rápida, pero ya había grabado los vientos y el audio. Sólo tuve que flexionarlo para corregir el tempo”.

Mark Foster en vivo. Foto: Andy Barron.

Del estudio al escenario

Mientras la banda retoma su gira mundial, usa MainStage para llevar su sonido de estudio al escenario. Con MainStage, la banda puede reemplazar cajas de equipos complicados por una MacBook Pro con la que que pueden hacerlo todo. Además, como MainStage puede abrir directamente los módulos y las configuraciones que utilizaban en sus proyectos de Logic, podrán contar en el escenario con los mismos sonidos que utilizaron en el estudio.

“Podemos tomar la mayor parte de los sonidos del sintetizador que hemos grabado para Torches y reproducirlos en vivo en lugar de tener otro teclado para recrear un sonido”, dice Foster. “Estamos en condiciones de utilizar los mismos sonidos que se usaron en la grabación. Eso es fundamental para nuestra presentación en vivo”.

Cuando finalice la gira este verano, la banda planea volver casi inmediatamente al estudio para terminar el álbum. “En términos creativos, esta vez la banda tiene más de una voz, y estoy ansioso por ver lo que se les ha ocurrido, porque será mejor que cualquier cosa que hubiera pensado solo. Me podría haber encerrado de nuevo en una habitación a escribir este álbum, pero sé que vamos a hacer algo mucho mejor si todos contribuimos”.