Greg Kurstin “Hello” desde adentro

“Creía que estaba en mi racha de suerte, pero no era así. Hasta que Greg Kurstin vino a Londres y escribimos ‘Water Under the Bridge’ y ‘Hello’”.

Adele

El enorme éxito del álbum de Adele lanzado en 2011, 21, dejó a un ejército de fans a la espera del siguiente álbum. Al parecer, Adele también lo estaba esperando. “Cuando me puse a escribir, me di cuenta de que no tenía nada que contar. No tenía inspiración, no me sentía conmovida por ningún acorde”, relata. “Y ese es el problema: si no me interesa una canción, no la canto”.

Luego de escribir una canción promisoria con Ryan Tedder, Adele volvió a sentir que la inspiración la abandonaba. Por eso recurrió a Greg Kurstin y a otros productores como Paul Epworth, Max Martin y Danger Mouse. “Creía que estaba en mi racha de suerte, pero no era así. Hasta que Greg Kurstin vino a Londres y escribimos ‘Water Under the Bridge’ y ‘Hello’”.

Las colaboraciones creativas de Adele tuvieron mucho éxito, y las canciones cumplieron con las expectativa de sus fans. Con críticas abrumadoramente positivas, la canción principal, “Hello”, y el nuevo álbum 25 superaron los principales récords de ventas musicales.

Para quienes conocen la obra de Kurstin, su papel en este nuevo éxito de Adele no es ninguna sorpresa. Nominado a múltiples premios Grammy, Kurstin es conocido en la industria como un “encantador de artistas” que ha sacado lo mejor de intérpretes como Sia, Beck, Katy Perry, Foster the People y muchos más. Kurstin aporta un conjunto único de habilidades de producción en sus sesiones: su capacidad extraordinaria como instrumentista, su profundo conocimiento de la música y de la estructura de las canciones, y un proceso muy eficaz de composición y producción en Logic Pro X.

Foto: Alasdair McLellan

De un vistazo

Nominado a múltiples premios Grammy, Greg Kurstin es uno de los productores musicales más cotizados de la industria. Además de colaborar con Adele en 25, Kurstin ha participado como músico, compositor y productor en canciones de álbumes de Kelly Clarkson (Stronger), Lana Del Rey (Ultraviolence), The Shins (Port of Morrow), Tegan and Sara (Heartthrob), Ellie Goulding (Halcyon Days, Delirium), Santigold (Master of My Make-Believe) y Pink (The Truth About Love).

Componiendo con Adele

En el transcurso de varios meses, Kurstin se reunió con Adele en Londres para realizar sesiones de composición que en total duraron tres semanas. La primera semana, compusieron “Water Under the Bridge” y gran parte de “Hello”. “A Million Years Ago”, una de las últimas canciones incluidas en el álbum, se escribió en una visita posterior.

En el estudio, Kurstin y Adele trabajaron de manera simple. “La mayor parte del tiempo, estábamos en el estudio improvisando, conmigo sentado al piano”, cuenta Kurstin. “Simplemente tocábamos algunas ideas, explorando acordes y buscando inspiración. Fue un trabajo más bien a la antigua”.

Kurstin adoptó un enfoque igual de simple en sus sesiones de grabación, utilizando un estudio móvil compuesto por una MacBook Pro, un Apogee Quartet y Logic Pro X. “Sin duda me encantan los estudios con preamplificadores de micrófonos profesionales y procesamiento dinámico, pero prefiero mi equipo itinerante en Logic para grabar y producir”, comenta. “Me gusta evitar cualquier problema técnico que pueda surgir, y sé que mi equipo móvil funciona”.

En Londres, el sistema funcionó sin problemas. En cuanto tenían una idea de canción o una melodía, Adele escribía la letra mientras Kurstin grababa el piano, la guitarra, el bajo y la batería en Logic Pro para armar las pistas. “Siempre me ha gustado trabajar rápido”, afirma. “Por eso me gusta tocar todos los instrumentos, porque puedo tomar las decisiones. Sé lo que quiero escuchar y puedo hacerlo yo mismo en la guitarra o en el teclado. Trabajando así, generalmente puedo terminar una canción en un día”.

Cuando Kurstin necesitaba un sonido que no podía crear, lo encontraba en un proyecto de Logic Pro que incluía un selecto conjunto de sonidos de un sintetizador vintage o un teclado. “Estaba trabajando con mi MacBook Pro, lejos de mi estudio. Además, estaba tocando una guitarra de alquiler y no tenía mis pedales favoritos, así que no contaba con todos los efectos que suelo usar. Pero pude hacer todo lo que necesitaba con los plug-ins, canales y efectos”.

Adele trabajando en la letra durante una sesión de grabación del álbum 25. Foto: Alasdair McLellan

La historia detrás de “Hello”

“Hello” nació de este mismo método simple de grabación. Sin embargo, convertirlo en un verdadero éxito no fue tan sencillo. “Realmente, no me esperaba esa canción”, recuerda Kurstin. “Estaba aturdido, probablemente todavía confundido por el huso horario, y probando muchas ideas con el piano MIDI en la sala de control. Después, pasamos al piano de cola en la sala de grabación y comencé a tocar acordes”.

Los acordes tenían potencial, y tanto Kurstin como Adele pudieron escribir gran parte de la canción ese mismo día. Pero no lograron terminarla. “Probamos diferentes coros, pero no dábamos con lo que queríamos”. “Honestamente, no sabía si íbamos a lograrlo. Pensé que tal vez esa canción terminaría en el baúl”.

Sin embargo, Kurstin fue convocado seis meses más tarde para terminar la canción. Usó instrumentos y plug-ins de Logic Pro X para mejorar la línea de bajo y la batería. También hizo un cambio radical, a pedido de Adele, que fue bajar la tonalidad de toda la canción un semitono. “Trabajamos duro con muchísimas ideas distintas, y finalmente lo logramos”.

Para Kurstin, la canción no parecía estar terminada hasta que grabaron a Adele cantando los coros. “Cuando Adele está en el micrófono, es increíble. Escucharla por primera vez cantar ‘Hello’ fue muy emocionante para mí, y todavía me emociono cada vez que escucho la canción”.

“Cuando Adele está en el micrófono, es increíble”.

Greg Kurstin

25 en números

85 países donde “Hello” ocupó el primer lugar en el ranking de canciones de iTunes
de visualizaciones
del video “Hello” el primer día
de álbumes vendidos
en la primera semana

Los instrumentos siempre listos

En su estudio de Los Ángeles, Kurstin compone y graba música con otros artistas prácticamente de la misma forma en que lo hizo con Adele en Londres. Comienza por seleccionar cuidadosamente un conjunto de sonidos e instrumentos que podrían funcionar para el cantante o la banda en cuestión. “Preparo cuidadosamente cada sesión”, explica. “Algo que siempre hago es crear una plantilla de proyecto en Logic Pro con sonidos que me inspiran, como por ejemplo, un sintetizador virtual o un sonido especial de batería. Para mí, eso es más importante que preparar ideas musicales”.

Kurstin desarrolló su estrategia de usar una plantilla luego de atravesar momentos difíciles en el estudio, al comienzo de su carrera. “Los artistas suelen preguntar si tengo algún sonido genial para mostrarles”, cuenta. “Cuando lo hacen, no me sirve estar corriendo, buscando entre decenas de miles de patches que hice a lo largo de mi carrera. Aprendí que es necesario estar preparado. Con Logic Pro X, tengo todos los instrumentos que uso para componer siempre listos”.

El ingeniero de sonido Alex Pasco, quien trabaja con Kurstin en muchas de las sesiones, nota los resultados. “Greg es el único productor con el que he trabajado que tiene una paleta de instrumentos tan amplia y lista para usar en cualquier momento. Cuando escucha la canción en su cabeza, tiene las herramientas necesarias para darle vida”.

Capturando hasta la última nota

El estudio de Kurstin en Los Ángeles fue construido a medida para coincidir con su manera de trabajar. “Como me gusta trabajar rápido, el estudio tiene todo enchufado y listo para usar. Los teclados están siempre conectados. La batería está lista. Los canales, disponibles. Por eso, lo que sea que toque aparecerá instantáneamente en Logic Pro X en mi Mac Pro. Eso me permite concentrarme en la idea. No soy de los que corren de un lado a otro con un cable de guitarra o un preamplificador de micrófono. Sólo quiero concentrarme el trabajo”.

Muchas veces eso significa usar sonidos extraídos de una gran cantidad de sintetizadores analógicos vintage, guitarras eléctricas y acústicas, pianos, teclados digitales e instrumentos de percusión. A lo largo de los años, Kurstin ha creado una biblioteca enorme de samples de sintetizadores clásicos usando el sampler EXS24 para complementar un conjunto igualmente extenso de sonidos digitales. “Hago samples de casi todos mis equipos e instrumentos”, afirma.

Instrumentos favoritos de Kurstin
  • Teclados y sintetizadores
  • Moog Minimoog
  • Yamaha CS-80
  • Sequential Circuits Prophet 5
  • Korg Polysix
  • Chamberlin
  • Plug-ins
  • Logic Pro X EXS24
  • Logic Pro X ES2
  • LennarDigital Sylenth1
  • reFX Nexus2
  • Instrumentos Arturia

De intérprete a productor

Kurstin atribuye gran parte de su éxito como productor a su habilidad como instrumentista. “Cuando alguien que no me conoce me pregunta a qué me dedico, respondo que soy músico, porque ser compositor/productor no siempre significa ser músico. He dedicado muchos años a perfeccionar mi habilidad para tocar porque eso es lo que siempre quise hacer”.

Kurstin comenzó a tocar piano a los 5 años. También aprendió a tocar guitarra, y tuvo su primera banda a los 11 años. A los 12 años, escribió su primera canción editada, “Crunchy Water”, el lado B de “My Mother Is a Space Cadet”, en coautoría con su compañero de clase Dweezil Zappa. “Fue una experiencia muy loca”, recuerda. “Estábamos grabando en el estudio de Frank Zappa, así que era un salto importante. Cuando todo terminó, volví a mi garaje”.

Durante los años en el garaje y después de eso, la carrera de Kurstin siguió de cerca sus gustos musicales, desde Talking Heads y Devo hasta bandas británicas como The Clash. En ese entonces ya pensaba como productor. “Siempre tenía ese papel en la banda. Si tocaba con una banda de punk que tal vez no tenía los mejores músicos, era muy paciente. Decía 'bueno, ¿por qué no probamos esto?', y le mostraba al bajista cómo tocar o tocaba el teclado con el guitarrista para intentar lograr un ritmo sincopado”.

Su obsesión por el jazz neoyorkino derivó en una profunda exploración que incluyó sesiones de práctica de piano de diez horas por día y clases con el pianista de Charles Mingus, Jackie Bayard, en New School. Reconoce que esos años le ayudaron a desarrollar la habilidad para componer en medio de cualquier sesión.

Tras regresar a su ciudad natal, Los Ángeles, Kurstin compuso y tocó en una banda alternativa llamada Geggy Tah, y posteriormente trabajó como músico acompañante de Red Hot Chili Peppers y Beck. Ansioso por componer y grabar su propia música, formó la banda “The Bird and the Bee” con la cantante Inara George. Un contrato de edición le brindó la oportunidad de trabajar con Lily Allen, y el gran éxito que tuvieron lo consagró como un productor creativo imprescindible.

A tono con la técnica

La comodidad de Kurstin con el aspecto técnico de la producción provenía de un deseo estrictamente musical. “Realmente me encantaba la música, los equipos y tocar”, señala. “En el fondo soy músico, y eso era todo lo que me importaba. Sólo quería poder plasmar la idea, grabar una señal de audio en una cinta. Por eso, al principio, no le prestaba mucha atención a la tecnología”.

La búsqueda de nuevos sonidos en diferentes bandas inevitablemente llevó a Kurstin a explorar nuevas formas de crearlos y grabarlos, desde experimentos inciales con sintetizadores y el teclado de samples Casio SK-1 hasta diversos programas MIDI. Sin embargo, su proceso creativo cambió cuando, durante una sesión de grabación, un ingeniero de sonido le mostró Logic Pro. “Aprender a usar Logic fue un gran descubrimiento”, recuerda. “Por primera vez, era independiente y no necesitaba que otras personas grabaran por mí”.

“Con Logic Pro X, tengo todos los instrumentos que uso para componer siempre listos”.

Greg Kurstin

Un gran ritmo de trabajo

Aunque Kurstin trabaja rápido, con todo el éxito que ha tenido está casi siempre ocupado. “He estado muy ocupado y eso es genial. Me siento afortunado. Durante muchos años no tuve mucho trabajo, por eso aún es difícil decir que no”.

Un artista que recibió un sí rotundo de Kurstin fue Beck, con quien Kurstin solía salir de gira. “Hicimos esa canción, ‘Dreams’, y estamos componiendo y trabajando constantemente en material nuevo”.

Actualmente, Kurstin casi no tiene tiempo de tocar con “The Bird and the Bee”. Sin embargo, está muy contento con su reciente nominación a los premios Grammy por “Mejor ingeniería de grabación para un álbum de música no clásica” por su trabajo Recreational Love. Aunque es más conocido por su composición y producción, Kurstin pudo mezclar uno de los álbumes con mejor sonido del año en Logic Pro X. “Nunca estudié ingeniería, pero presto mucha atención a los sonidos mientras grabo y mezclo, así que ser reconocido por eso es increíble”.

Por ahora, su plan es seguir usando lo que le da buenos resultados. “Me encanta componer canciones y producirlas”, señala. “Voy a seguir haciéndolo con artistas nuevos y con los artistas con los que trabajo actualmente. No estoy cansado de mi trabajo. De hecho, siempre quiero más y aún me siento inspirado. Deseo seguir haciéndolo tanto como pueda”.

Una mirada más en detalle

Greg Kurstin cuenta cómo produjo las canciones para Adele.

“Hello” “Tengo SoundShifter en el piano para bajar la tonalidad un semitono. Escribimos la canción en un tono más alto y cambiamos la clave, pero me gustaba el sonido del piano y no quería volver a tocarla. Incorporé un sample del bombo de mi Roland TR-808 al EXS24 y usé eso en el coro para duplicar el bajo. Usé VintageVerb de Valhalla para la parte de la guitarra con una sola nota. Filtré la batería con Logic AutoFilter. Usé SPL Transient Designer para reducir la duración y para acentuar el ataque en esa batería. También hay un poco de Sylenth1 que genera una onda sinusoidal, con un sonido similar a un órgano, detrás de los coros”.

“Water Under the Bridge” “Tengo un timbal sampleado en EXS que configuré en una sucesión de arpegios de 16 notas que suena detrás de la batería. Usé un poco de efecto sidechain con Vengeance VPS Multiband para resaltar el segundo y el cuarto pulso. La reverberación de los aplausos en la estrofa es la reverberación del amplificador de guitarra de Logic Pro. También usé un poco de sonido Rhodes de Logic parar obtener un piano más cálido. Adele había cantado una melodía tentativa para la estrofa, una especie de canto repetitivo, y terminé agregándola al coro. Las notas cabían en la estrofa, pero no en el coro, así que usé el plug-in Corrección de Tono de Logic Pro con un tiempo de respuesta de 0.00 ms y seleccioné sólo el Re sostenido para que todas las notas alcanzaran el tono de la nota fundamental del coro. Usé Effectrix para agregar un poco de sonido glitch y retardo. La voz que canta ‘oooh’ al principio de la canción es Decapitator, para darle un poco de elevación y saturación. Usé AutoFilter como filtro de paso bajo. También usé VintageVerb”.

“A Million Years Ago” “No hay muchas pistas en esta canción. Usé el Ecualizador de Canal de Logic en algunas frecuencias bajas de las guitarras. No disponía de un contrabajo en Londres, así que usé Trilian al final de la canción”.

  • Hardware de terceros
  • Apogee Quartet
  • Apogee Symphony
  • Plug-ins, instrumentos
  • y efectos de Logic Pro X
  • AutoFilter
  • Ecualizador de Canal
  • Sintetizador ES2
  • Sampler EXS24
  • EnVerb
  • Flanger
  • Guitar Amp Pro
  • Multipressor
  • Overdrive
  • Phaser
  • Corrección de Tono
  • Sample Delay
  • Space Designer
  • Spreader
  • Stereo Delay
  • Tape Delay
  • Tremolo
  • Vocal Transformer
  • Otros
  • Camel Audio CamelPhat
  • Plug-ins FabFilter
  • Reverberaciones Lexicon
  • Soundtoys Effect Rack
  • Spectrasonics Trilian
  • SPL Transient Designer
  • Sugar Bytes Effectrix
  • Valhalla VintageVerb
  • Vengeance VPS Multiband
  • Compresores de onda CLA-2a, CLA-3a y CLA-76
  • Waves SoundShifter

Logic Pro X

Disponible en el Mac App Store.
Descárgalo e instálalo con un simple clic.

Logic Pro X

Comprar