Mac App Store.

Miles de apps.
Una simple manera de acceder a ellas.

Con el Mac App Store integrado en OS X, conseguir las apps que quieres es más fácil que nunca. No más discos ni instalaciones lentas. Con sólo un clic, podrás descargar e instalar cualquier app en tu Mac.

Apps geniales para tu Mac, directo en tu Mac.

El Mac App Store facilita la búsqueda y descarga de apps para Mac, y también la de widgets y extensiones, como las extensiones de edición para la nueva app Fotos. Puedes buscar apps por categorías como juegos, productividad, música y mucho más, o hacer una búsqueda rápida de algo específico. Lee las descripciones y las reseñas de los usuarios, consulta las capturas de pantalla, y cuando encuentres una app que te guste, haz clic para comprarla. El Mac App Store tiene apps para casi todo. Estas son algunas de nuestras favoritas.

Instalar apps es muy simple.

El Mac App Store revoluciona la manera en que se instalan las aplicaciones en una computadora, ya que ahora puedes hacerlo en un solo paso. Ingresa la misma contraseña de iTunes que usas para comprar apps y música en tu iPhone, iPad, Mac o iPod touch. En segundos, tu nueva app estará en tu Launchpad, lista para ser usada. Así pasarás más tiempo disfrutando de tus nuevas apps y menos tiempo instalándolas.

Mantén tus apps actualizadas.

Los desarrolladores están mejorando constantemente sus apps. Por eso, el Mac App Store le da seguimiento a tus apps y te avisa cuando hay una actualización disponible, incluidas las del software de OS X. Las actualizaciones son gratis, y las puedes hacer todas al mismo tiempo o de una en una. También puedes hacer que tus apps y OS X se actualicen automáticamente para que siempre tengas la última versión.

La app que necesitas, cuando la necesitas.

¿No puedes abrir un archivo que has descargado o recibido por email? OS X puede buscar en el Mac App Store y encontrar la app que te ayudará a abrirlo. Compra en un instante lo que necesites y regresa a lo que estabas haciendo.

Compra, descarga y vuelve a descargar.

Puedes instalar apps en cualquier Mac autorizada para tu uso personal, e incluso volver a descargarlas. Esto es muy útil cuando compras una nueva Mac y quieres instalarle las apps que ya tenías.