Programa de reemplazo del cable de carga USB-C de Apple

Es posible que un número limitado de cables de carga USB-C de Apple incluidos con las computadoras MacBook hasta junio de 2015 fallen debido a un problema de diseño. Como resultado, puede que la MacBook no cargue o cargue de manera intermitente cuando esté conectada a un adaptador de energía con un cable dañado.

Apple brindará de manera gratuita un nuevo cable de carga USB-C rediseñado a todos los clientes elegibles. Este programa también cubre los cables de carga USB-C de Apple vendidos como accesorios independientes.

Los usuarios de MacBook tienen que utilizar el proceso de reemplazo que se explica a continuación para recibir un cable de carga USB-C nuevo.

Cómo identificar un cable dañado

El texto “Diseñado por Apple en California. Ensamblado en China.” se puede leer en los cables dañados. Los nuevos cables rediseñados incluyen un número de serie junto a ese texto. Observa las imágenes que se muestran a continuación.

Cable dañado Detalle de cable dañado
Cable rediseñado Detalle de cable rediseñado

Proceso de reemplazo

Elige una de las opciones que aparecen a continuación para recibir un nuevo cable de carga USB-C. Necesitamos el número de serie de tu MacBook para verificar la elegibilidad en este programa. Obtén información sobre cómo buscar el número de serie aquí.


Información adicional

Este programa mundial de Apple no amplía la cobertura de garantía estándar de las computadoras MacBook.

Si crees que pagaste por un reemplazo debido a este problema, comunícate con Apple para solicitar un reembolso.

El programa cubre los cables de carga USB-C dañados hasta el 8 de junio de 2018.

Información disponible desde el 12 de febrero de 2016