• 5.0 de 5 estrellas

    Un nuevo instrumento

    Este producto no es un piano controlador, no está pensado para sustituir a tu piano. De hecho lo que pretende es convertirse en un objeto que te permite expresarte musicalmente, darte nuevas opciones para controlar el sonido, regularlo, igual que al tocar cualquier otro instrumento.

    Es una experiencia en sí misma. Las teclas son una misma superficie gelatinosa recubierta de goma. Todo está conectado para que puedas hacer tus modulaciones y transiciones con la misma pulsación del dedo.

    Lo recomiendo muchísimo si estás buscando una manera de hacer música con instrumentos absolutamente realistas.

    (1 personas de 1 consideraron útil esta opinión)