Formas de

obtener ayuda

Obtén asistencia psicológica y emocional

Tienes ayuda a tu alcance: ponte en contacto con un terapeuta capacitado del Consejo Ciudadano de la Ciudad de México para recibir atención gratuita 24/7 online o por teléfono.

Para obtener más información, visita el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México

Denuncias

Puedes denunciar imágenes de forma anónima en Te Protejo México en cualquier momento.

Para obtener más información, visita Te Protejo México

Si estás en una situación de peligro inminente o sabes de alguien que lo esté, llama al 911.

  • Si recibes o intentas enviar fotos y videos que podrían contener desnudos, tu dispositivo los difumina automáticamente en algunas apps de Apple. Apple no puede acceder a estas fotos y videos. Tú decides si quieres abrirlos o enviarlos.

    Antes de abrir fotos o videos difuminados:

    • Pregúntate: "¿Los envió una persona que conozco y en quien confío?". Si la respuesta es "no", elimínalos.
    • Cuéntale a un adulto de confianza si sientes algún tipo de presión o intimidación, o si las fotos o videos los envió un adulto.

    Antes de enviar fotos o videos con desnudos:

    • Pregúntate: "¿Alguien me presiona para compartirlos?". Si es así, mejor no envíes nada. Pídele ayuda a un adulto de confianza.
    • Ten en cuenta que si mandas una foto o un video a alguien, esa persona puede reenviarla o compartirla en las redes.
    • Nunca compartas fotos íntimas o con desnudos de otras personas. Estarías traicionando su confianza.

    Recuerda:

    • No es necesario enviar fotos o videos con desnudos para tener una buena relación.
    • Nada te asegura que a futuro seguirás confiando en las mismas personas en las que confías hoy.
    • Si pierdes el control de tus fotos o videos, existen personas y recursos que pueden ayudarte.

Más información

  • Para navegar por Internet de forma segura:

    • Ten cuidado cuando interactúas con personas que no conoces. Es posible que no sean quienes dicen ser.
    • No envíes o intercambies fotos o videos íntimos o con desnudos, y evita las conversaciones sobre temas sexuales, en especial con adultos o con quienes no conoces en persona.
    • Si alguien te acosa sexualmente o te pide fotos o videos con desnudos, guarda todas las pruebas, denuncia el contenido, bloquea o silencia la cuenta y cuéntaselo a un adulto de confianza.
    • Evita reunirte con personas que conoces por Internet.
    • No compares tu vida con lo que otros publican.
    • Pon tu edad verdadera cuando te registres en apps que la soliciten. Algunas apps tienen protecciones integradas para adolescentes.
    • Piénsalo dos veces antes de compartir información personal sobre ti y tus seres queridos.
    • Usa contraseñas seguras y únicas, y no las compartas. De ser posible, usa la autenticación de dos factores y el reconocimiento de huellas o reconocimiento facial.
    • Aprende a bloquear y denunciar a las personas o publicaciones que te incomoden.
    • No publiques nada que pueda avergonzarte ahora o en el futuro.
    • Trata a las personas con respeto y no respondas a comentarios crueles o irrespetuosos.
  • Las personas que quieren abusar de alguien suelen intentar ganarse la amistad y la confianza de la víctima. Esto se conoce como grooming. Pon atención a las señales de advertencia y protégete.

    La persona podría:

    • Intentar establecer una amistad cercana contigo rápidamente.
    • Contactarte en varias apps.
    • Mandarte muchos mensajes.
    • Pedirte que participes en un chat en vivo, video o conversación de voz.
    • Darte dinero o regalos y pedirte que los ocultes.
    • Intentar aislarte de tus seres queridos.
    • Hablar sobre romance, amor o sexo.
    • Pedirte fotos o videos sexualmente explícitos o con desnudos.
    • Pedirte que ocultes la relación a tus seres queridos.
    • Culparte por lo que está pasando.
    • Decirte que te vas a meter en problemas si le cuentas a alguien.
    • Amenazarte con hacerte daño a ti, a tu familia, a una mascota o a otros seres queridos si cuentas algo.
    • Tratar de convencerte de que sientas lástima por ella.

    Si notas alguna de estas señales, no es tu culpa. Pídele ayuda a un adulto de confianza.

  • Si alguien te agrede en repetidas ocasiones a ti o a otras personas en Internet, eso se llama ciberacoso. Las imágenes que contienen desnudos pueden usarse para acosar. No es tu culpa. Nadie merece ser tratado con crueldad ni que lo hagan sentirse incómodo.

    Si eres víctima de ciberacoso:

    • Mantén la calma y no tomes represalias. Responder con enojo puede empeorar y prolongar la situación.
    • No es necesario que respondas. Si alguien te envía imágenes o contenidos inapropiados que te generan incomodidad, puedes pedir ayuda.
    • Pídele a la persona que pare. Si no lo hace, bloquea o silencia la cuenta.
    • Guarda las pruebas. Toma una captura de pantalla del contenido. Denuncia el contenido y bloquea o silencia la cuenta. Si crees que la persona va a tu escuela, puedes denunciar el ciberacoso a un profesor, al orientador o al director.
    • Pide ayuda. Habla con un adulto de confianza y con tus amigos para recibir apoyo.

    Si conoces a alguien que sufre ciberacoso:

    • Mantén la calma. Puedes defender a la persona, pero nunca tomar represalias.
    • Demuéstrale tu apoyo. De ser posible, mándale un mensaje amable a la víctima del ciberacoso.
    • Si la víctima va a tu escuela, hazle saber que cuenta con tu apoyo.