La MacBook Pro y el medio ambiente

Cuando se trata de cuidar el medio ambiente, Apple hace un acercamiento diferente: a través de sus productos. Es por eso que la MacBook Pro consume energía de forma eficiente y está libre de la mayoría de las sustancias tóxicas.

Mira el PDF del informe sobre el medio ambiente de Apple para
MacBook con pantalla Retina de 13 pulgadas MacBook Pro con pantalla Retina de 15 pulgadas
MacBook Pro de 13 pulgadas MacBook Pro de 15 pulgadas

Eficiencia energética

La MacBook Pro está diseñada para tener un consumo eficiente de energía desde el primer día: ha alcanzado la calificación ENERGY STAR de EPA por su bajo consumo de energía.

Suministro eficiente de energía.

La MacBook Pro incluye un suministro de energía eficiente, reduciendo la cantidad de energía consumida cuando la electricidad pasa desde la toma de corriente hasta tu computadora. Un menor consumo de energía significa una reducción en los costos y en el impacto ambiental de las emisiones de gases de efecto invernadero, proveniente de las plantas de energía.

Administración avanzada de energía.

A diferencia de muchos de los sistemas de PC con Windows, la MacBook Pro usa componentes de hardware que consumen menos energía, y trabajan junto al sistema operativo para ahorrar energía. OS X activa el modo de reposo en las ya eficientes pantallas retroiluminadas por LED, y equilibra las tareas tanto en los procesadores centrales como en los procesadores gráficos. OS X nunca pierde una oportunidad de ahorrar energía, sea cual sea la cantidad, e incluso regula el procesador y reduce la energía entre pulsaciones de teclas. Esa es una de las muchas maneras en que Apple administra pequeñas cantidades de energía para generar grandes ahorros.

Calificación ENERGY STAR.

La MacBook Pro cumple con exigencias estrictas de bajo consumo de energía establecidas por la EPA, obteniendo la certificación ENERGY STAR 6.0. De hecho, ENERGY STAR 6.0 establece límites de eficiencia significativamente más altos para el suministro de energía, y límites muy estrictos para el consumo anual de energía de las computadoras.

Las tres formas de reducir el consumo de energía: adaptador de corriente eficiente, componentes de bajo consumo y software de gestión energética. Todos los milivatios cuentan: OS X incluso puede regular la actividad del procesador entre pulsaciones de tecla, ahorrando milivatios de energía.

Eliminación de sustancias tóxicas

Lo que hace a la MacBook Pro tan ecológica es lo que no tiene: está libre de varias toxinas nocivas como mercurio, arsénico, BFR y PVC.

Menos toxinas.

El mayor desafío ambiental que enfrenta la industria informática es la presencia de arsénico, retardantes de llama bromados (BFR), mercurio, ftalatos y cloruro de polivinilo (PVC) en los productos. Los ingenieros de Apple han trabajado duro para eliminar de la MacBook Pro los BFR y PVC de los tableros de circuitos, cables internos y externos, conectores, aislantes, adhesivos y mucho más.1 Además, eliminaron muchas de las toxinas habituales en la fabricación de notebooks, por ejemplo, eligiendo retroiluminación sin mercurio y cristal libre de arsénico para la pantalla de la MacBook Air.

Eliminación de materiales tóxicos: cristal libre de plomo, BFR, PVC, mercurio y arsénico.

Embalaje más pequeño

Apple ha diseñado el embalaje de la MacBook Pro para que sea lo más pequeño posible, y así entren más productos en una menor cantidad de aviones.

Cajas más pequeñas, menos aviones.

Seguimos haciendo nuestros embalajes tan pequeños como nos es posible; por ejemplo, la MacBook Pro con pantalla Retina de 13 pulgadas viene en un embalaje que es un 25 por ciento más pequeño que el de la MacBook Pro original de 13 pulgadas. Además, cajas más pequeñas son mucho mejores para el planeta porque podemos incluir más en cada envío. Esto significa más productos en cada barco o avión, lo que a su vez significa menos barcos y aviones. En consecuencia, se reducen las emisiones de CO2. Podría parecer un cambio menor, pero tiene un impacto muy positivo en nuestro medio ambiente.

Reciclaje

Ya que la MacBook Pro está fabricada con aluminio, tiene más posibilidades de ser reciclada y reutilizada al final de su vida útil, larga y productiva.

Materiales reciclables.

Apple ha minimizado la cantidad de desechos de la MacBook Pro cuando esta alcanza el final de su vida útil, mediante un diseño ultraeficiente y el uso de aluminio, el cual puede ser usado en el reciclaje para otros productos.

  1. El cable de corriente CA libre de PVC está disponible en todas las regiones excepto en India y Corea del Sur.
  2. Cuatro años de uso para una Mac, y tres años de uso para un iPhone o iPod.