Cambio climático ¿Qué hacemos para estar a la vanguardia en la lucha contra el cambio climático?

Calculamos nuestra huella de carbono. Y estamos calculando eliminarla por completo.

Cuando medimos nuestra huella de carbono, incluimos la de cientos de proveedores, millones de clientes y cientos de millones de dispositivos. Y siempre estamos buscando maneras de marcar la diferencia en cinco áreas principales: fabricación, uso de los productos, instalaciones, transporte y reciclaje.

Para reducir nuestra huella de carbono, diseñamos cada generación de productos para que sea lo más eficiente posible en el consumo de energía. Usamos materiales con menor huella de carbono para fabricar nuestros dispositivos, apoyamos a nuestros proveedores para que tengan energía limpia en sus instalaciones, y producimos y contratamos energía limpia y renovable para generar el 96% de la electricidad que se usa en nuestras instalaciones globales.

Nuestra huella de carbono en el 2016

29.500.000 toneladas métricas de emisiones de gases de efecto invernadero
77% Fabricación
17% Uso de los productos
4% Transporte
1% Instalaciones
1% Reciclaje

Nuestras fábricas también producen menos emisiones.

Las emisiones que generan nuestras fábricas representan el 77% de nuestra huella de carbono. La mayor parte corresponde a la electricidad que usamos para fabricar nuestros productos. Por eso, usamos materiales con una baja huella de carbono, trabajamos con nuestros proveedores para reducir su consumo energético y los ayudamos a adoptar energías renovables. Creemos que juntos podemos transformar el proceso de fabricación para reducir drásticamente las emisiones.

Componentes que más contribuyen a nuestra huella de carbono en el proceso de fabricación

  • 35% Circuitos integrados
  • 29% Aluminio
  • 13% Placas y cables
  • 5% Pantallas
  • 4% Vidrio

Apoyamos a nuestros proveedores para que usen energías renovables.

Estamos ayudando a nuestros proveedores a reducir la cantidad de energía que consumen, puesto que la electricidad que se usa para procesar materias primas, fabricar piezas y ensamblar nuestros productos es lo que más contribuye a nuestra huella de carbono. También estamos invirtiendo en proyectos de energía renovable para hacer frente a las emisiones iniciales de las que no son responsables nuestros proveedores directos. A la fecha, hemos instalado 485 MW en proyectos eólicos y solares en seis provincias de China. Y nuestros proveedores están inspirándose en estos modelos para desarrollar sus propios proyectos de energía renovable, muchos de los cuales ya están en marcha. Todo esto forma parte del programa de energía limpia que inauguramos en el 2015.

En el marco de nuestro programa de energía limpia, para el año 2020 Apple y sus proveedores generarán y contratarán más de 4 GW de nueva energía limpia en todo el mundo, incluidos 2 GW en China. Esta energía se utilizará para reducir las emisiones asociadas a la fabricación. Los compromisos asumidos hasta abril del 2017 ya representan un total de 2 GW. Cuando se agreguen los 4 GW de energía limpia, representarán el 30% de la huella de carbono de nuestros procesos de fabricación actuales. Debido a que no es fácil para los proveedores acceder a este tipo de energía, también creamos el Portal de Energía Limpia, donde ofrecemos orientación regional y herramientas para la adquisición de energía limpia. La orientación se brinda en mandarín, japonés y coreano, los idiomas hablados en la mayoría de los lugares donde se llevan a cabo nuestros procesos de fabricación.

Nuestros socios directos ya están marcando una gran diferencia. Ibiden, que produce sustratos para empaques de circuitos integrados, se ha comprometido a generar energía renovable equivalente a la energía que consume para fabricar productos Apple a finales del 2018. Ibiden será nuestro primer proveedor de Japón en hacer la transición. Su proyecto “flotovoltaico“ será uno de los proyectos solares flotantes más grandes del país. Otros socios de nuestra cadena de producción están instalando o invirtiendo en proyectos solares de gran envergadura, abasteciendo sus fábricas con energía 100% eólica y comprando energía limpia de renombrados programas.

Socios comprometidos a usar energía 100% renovable en la fabricación de productos Apple en el 2018

  • Biel Crystal Manufactory Ltd.
  • Catcher Technology
  • Compal Electronics
  • Ibiden
  • Lens Technology
  • Solvay Specialty Polymers
  • Sunwoda Electronics

Disminuimos nuestras emisiones de carbono optimizando el uso del aluminio.

Vendemos millones de teléfonos. Por eso, hasta los ajustes más pequeños en la producción del iPhone, como cambiar la forma en que fabricamos la carcasa de aluminio, pueden tener un gran impacto en nuestra huella de carbono. Priorizamos el aluminio que se funde usando energía hidroeléctrica en lugar de combustibles fósiles y rediseñamos nuestro proceso de fabricación para reincorporar los restos de aluminio. Gracias a este proceso, las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a la fabricación de la carcasa del iPhone 7 se redujeron un 17% en comparación con las del iPhone 6s y un 60% con las del iPhone 6. También nos fue muy bien con el MacBook Pro de 13 pulgadas con Touch Bar, ya que las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a la carcasa de aluminio se redujeron un 48% en comparación con el MacBook Pro de la generación anterior.

Nuestra meta es que la energía de nuestras instalaciones en todo el mundo sea 100% renovable.

En el 2016, el 96% de la electricidad que consumimos en nuestras instalaciones corporativas provino de fuentes limpias y renovables. Ese número ahora refleja las huellas medioambientales no sólo de nuestras oficinas, tiendas y centros de datos, sino también de nuestros centros de distribución de productos y de los centros de datos compartidos que alquilamos. Estos esfuerzos han reducido las emisiones de nuestras instalaciones al 1% de nuestra huella de carbono total. Aún nos falta un poco para lograr nuestro objetivo de usar exclusivamente energías renovables. Pero ya lo hemos alcanzado en todos los centros de datos operados por Apple y en todas nuestras instalaciones en 24 países, como Estados Unidos, Reino Unido, China y Australia.

Estamos construyendo un sueño: las oficinas centrales más sustentables del planeta.

Y es un sueño enorme. Es el Apple Park, ubicado en Cupertino, que está en vías de ser el edificio de oficinas con certificación LEED Platinum más grande de América del Norte. El Apple Park cuenta con áreas de investigación y desarrollo de energías limpias y se abastece en un 100% de energía renovable. De esta energía, un 75% es generada in situ por un techo solar de 17 MW y celdas de biogás de carga básica que aportan 4 MW. Cuando se requiera energía adicional, esta se extraerá del California Flats Solar Project, del condado vecino de Monterey. Cuando el edificio no esté trabajando a su capacidad total, por ejemplo, los fines de semana, se seguirá generando energía renovable, que se suministrará a la compañía Pacific Gas and Electric para abastecer la red pública.

Más del 80% del nuevo campus es un espacio abierto con más de 9.000 árboles resistentes a las sequías. La mayoría de ellos son robles, y muchos otros son frutales y árboles de sombra. También recuperamos viejos robles de los paisajes de California que, de lo contrario, habrían desaparecido. Para ahorrar agua, el nuevo campus utiliza un 75% de agua no potable reciclada para regar su denso bosque y abastecer instalaciones que no necesitan agua potable.

Somos nuestros propios productores de energía renovable.

Para abastecer nuestras oficinas corporativas, tiendas y centros de datos en todo el mundo usando sólo energía renovable, tendremos que generar una gran parte de ella nosotros mismos. Por eso estamos desarrollando nuestros propios proyectos de energía solar, hidráulica, eólica y de celdas de combustible. Por ejemplo, conectamos 40 MW de energía solar nueva a la red nacional de China, y así generamos electricidad de sobra para todas nuestras oficinas corporativas y tiendas en ese país. Desde el 2011, estos proyectos han reducido las emisiones de nuestras oficinas, centros de datos y tiendas en todo el mundo en un 60% y evitaron la emisión de más de 1,6 millones de toneladas métricas de CO2e a la atmósfera. Sólo en el 2016, redujeron las emisiones de CO2e en casi 585.000 toneladas métricas. Sin energías renovables, esas emisiones se habrían triplicado con creces desde el 2011. También emitimos un bono ecológico de 1.500 millones de dólares para financiar proyectos medioambientales, incluidas las iniciativas de energías renovables de nuestras instalaciones en todo el mundo.

Nos hacemos responsables de cada vatio de energía que uses en tu dispositivo.

La energía que se necesita para hacer funcionar tu dispositivo durante su vida útil es parte de nuestra huella de carbono. Eso incluye la energía que usas para cargarlo, producida generalmente a partir de fuentes que tienen una gran huella de carbono, como el carbón o el gas natural. Por eso desarrollamos constantemente nuevas maneras de hacer que nuestros productos sean más eficientes. Por ejemplo, macOS pone los medios de almacenamiento en reposo y usa los procesadores en un modo de consumo muy bajo cuando no estás haciendo tareas complejas. Y si estás trabajando, utiliza menos energía en las apps que están abiertas pero no visibles y detiene los plug-ins animados de sitios web hasta que los autorices. Incluso pone el procesador en su estado de menor consumo de energía entre pulsaciones de teclas y mientras la pantalla está encendida. Estas formas de ahorro de energía pueden parecer pequeñas, pero cuando se multiplican por todos los computadores Apple del mundo, se vuelven enormes.

Otra razón más para usar iMessage y FaceTime: funcionan con energía 100% renovable.

Cada vez que envías un iMessage, haces una llamada FaceTime, descargas una canción o compartes una foto, consumes energía. Nos llena de orgullo poder decir que todas esas tareas están a cargo de los servidores de datos de Apple que usan energía 100% renovable. En total, en el 2015, nuestros centros de datos evitaron la emisión de 187.000 toneladas métricas de CO2e. Y en el 2016, la cifra ascendió a más de 330.000 toneladas métricas. Cuando necesitamos capacidad adicional, trabajamos con centros de datos externos. Aunque no son nuestros y los compartimos con otras compañías, los incluimos en nuestras metas de energía renovable y colaboramos con ellos para que también trabajen con energía 100% renovable. La meta está muy cerca porque, en el 2016, más del 99% de su electricidad provino de fuentes renovables.

Desde el 2008, hemos reducido el consumo promedio de energía de los productos Apple en un 70%.1

El MacBook Pro consume un 15% menos de energía que los modelos anteriores de MacBook Pro. El iMac consume un 97% menos de energía en modo inactivo que la primera generación. El Mac mini consume un 40% menos de energía cuando está en modo reposo que la generación anterior. Además, puedes cargar tu iPhone 7 una vez al día por un año por sólo 61 centavos de dólar. Estos avances están reduciendo nuestra huella de carbono general y tu factura de electricidad al mismo tiempo.