Cambio climático

Aumentamos los esfuerzos para reducir nuestro impacto medioambiental.

Energía 100% renovable
en el 100% de nuestras instalaciones.

En el 2018 alcanzamos un hito: el 100% de la energía que usamos en todas nuestras instalaciones proviene de fuentes renovables. Esto fue posible gracias a nuestro compromiso de innovar en todo lo que hacemos, incluso en nuestra gestión medioambiental. Realizamos investigaciones pioneras en la industria e invertimos en nuestros propios proyectos de energía renovable. De esa forma, logramos reducir las emisiones de nuestras instalaciones al 1% de nuestra huella de carbono total.

Somos nuestros propios proveedores de energía renovable.

Para abastecer nuestras oficinas, tiendas y centros de datos en todo el mundo usando sólo energía renovable, tenemos que generar una gran parte de ella nosotros mismos. Por eso estamos desarrollando nuestros propios proyectos de energía solar, hidráulica, eólica y de celdas de combustible. Gracias al uso de energía renovable, logramos reducir las emisiones de carbono (CO2e) de nuestras instalaciones en todo el mundo en un 54% desde el 2011, y evitamos la liberación de 2,1 millones de toneladas métricas de CO2e en la atmósfera. Sólo en el 2017, redujimos nuestras emisiones en casi 590.000 toneladas métricas de CO2e. Sin energías renovables, esas emisiones se habrían triplicado con creces desde el 2011.

Apple Park, Cupertino, California

Hacemos mediciones más amplias para reducir aún más nuestro impacto.

Cuando medimos nuestra huella de carbono, vamos mucho más allá de nosotros. Incluimos cientos de proveedores, millones de clientes y cientos de millones de dispositivos. Y siempre buscamos nuevas formas de marcar la diferencia en cinco áreas principales: instalaciones, fabricación, uso de los productos, transporte y reciclaje. Así es como en el 2017 logramos reducir una vez más nuestra huella de carbono total.

Cambiamos nuestro proceso de fabricación para reducir las emisiones.

Nuestras fábricas representan el 77% de nuestra huella de carbono. La mayor parte corresponde a la electricidad que consumimos para fabricar nuestros productos. Por eso, usamos materiales que tienen una baja huella de carbono, trabajamos con nuestros proveedores para reducir su consumo energético y los ayudamos a adoptar energías renovables. Creemos que juntos podemos transformar el proceso de fabricación para reducir drásticamente las emisiones.

Ayudamos a nuestros proveedores a usar energías renovables.

Nuestra principal medida para reducir las emisiones de los procesos de fabricación ha sido ayudar a nuestros proveedores a generar nuevas fuentes de energía renovable. Las empresas que participan en nuestra cadena de producción están instalando o invirtiendo en proyectos solares de gran envergadura, abasteciendo sus fábricas con energía 100% eólica y comprando energía limpia de programas renombrados. También estamos invirtiendo en proyectos de energía renovable para hacer frente a las emisiones iniciales. En el marco de nuestro programa de energía limpia, para el año 2020 Apple y sus proveedores generarán y contratarán más de 4 GW de nueva energía limpia en todo el mundo. Una vez finalizado, este proyecto representará aproximadamente un tercio de la huella de carbono actual de nuestro proceso de fabricación.

Socios comprometidos a usar energía 100% renovable en la fabricación de productos Apple:

  • Arkema

  • Biel Crystal Manufactory Ltd.

  • Catcher Technology

  • Compal Electronics

  • DSM Engineering Plastics

  • Ecco Leather

  • Finisar

  • Golden Arrow

  • Ibiden

  • Jabil

  • Lens Technology

  • Luxshare-ICT

  • Mega Precision

  • Pegatron

  • Qorvo

  • Quadrant

  • Quanta Computer

  • Solvay

  • Sunway Communication

  • Sunwoda Electronics

  • Taiyo Ink Mfg. Co.

  • Wistron

  • Yuto

Planta solar flotante de Ibiden, Japón

Desde el 2008, hemos reducido un 68% el consumo promedio de energía en los productos Apple.

Cuando medimos nuestra huella de carbono, consideramos incluso la energía consumida por nuestros usuarios para usar sus dispositivos. Y seguimos mejorando la eficiencia de nuestros productos. El iMac consume un 96% menos de energía en modo reposo que la primera generación. El MacBook de 12 pulgadas consume menos de 0,5 W en modo reposo. Y el iPhone X puede cargarse una vez al día por sólo 75 centavos de dólar durante un año.2 Si multiplicamos estas reducciones por todos los dispositivos Apple del mundo, el resultado en términos de huella de carbono es considerable.

Nos hacemos responsables de la energía que usamos para enviar y reciclar nuestros productos.

Incluimos en el cálculo de nuestra huella de carbono toda la energía que usamos en los envíos y el reciclaje. Por eso nos esforzamos por diseñar empaques cada vez más pequeños o livianos para consumir menos combustible al transportarlos en barco y en avión. Además, estamos optimizando nuestras prácticas de reciclaje. Al procesar los productos al final de su vida útil, comparamos el impacto de usar las tecnologías locales y de transportarlos a un lugar donde se puedan recuperar más materiales, y elegimos siempre la mejor opción para el medio ambiente.

¿Más preguntas? Más respuestas.

Leer las preguntas frecuentes

Bueno para ti.
Bueno para el planeta.

Podemos ayudarte a reciclar tu dispositivo usado. Es gratis, fácil y bueno para el planeta.

Más información