Philipp Stollenmayer de “Song of Bloom”, Samantha John de Hopscotch, y Adam Oxner y Fares Ksebati de MySwimPro.
Por medio del nuevo App Store Small Business Program, las pequeñas empresas que cumplan los requisitos y obtengan ingresos de hasta un millón de dólares serán elegibles para una tasa de comisión del 15%, la mitad de la comisión estándar del App Store.
Todas las semanas, 500 millones de personas visitan el App Store e interactúan con 1.8 millones de apps, desde juegos independientes como “Song of Bloom”, hasta entrenadores virtuales como MySwimPro o apps de programación para niños como Hopscotch. Muchas de estas apps son creadas por desarrolladores independientes motivados por una idea única que, a menudo, mantienen carreras de tiempo completo que, en última instancia, financian sus ideas hasta que las lanzan al mundo real.
Desde el lanzamiento del App Store, las pequeñas empresas han sido uno de sus engranajes principales. Y ahora más que nunca, estas empresas son fundamentales para sus comunidades, ya que ayudan a las personas a mantenerse saludables, conectadas e informadas. Apple presentó hoy el App Store Small Business Program, una nueva estructura de comisiones para apoyar a desarrolladores pequeños y particulares e impulsar la innovación en el futuro de las apps.
Philipp Stollenmayer, desarrollador de juegos independientes.
Philipp Stollenmayer, un desarrollador de juegos independientes con 20 títulos en el App Store, espera con entusiasmo que el nuevo App Store Small Business Program ayude a una nueva ola de creadores a lanzar sus propios e innovadores juegos.
“Esta es una gran oportunidad para que el espíritu de los videojuegos independientes se afiance en las plataformas móviles”, dice Philipp Stollenmayer, un desarrollador particular del App Store. Stollenmayer, cuyo último juego “Song of Bloom” ganó un Apple Design Award en junio de 2020, se sintió atraído por el potencial del iPhone para convertirse en una nueva plataforma de juegos, a pesar de aún encontrarse en sus albores y sin una identidad propia. Cuando su primer juego “What the Frog” se lanzó en el App Store en 2013 y ganó un German Multimedia Prize (mb21), supo que estaba en el rumbo correcto.
“No sólo vi un mundo de posibilidades ante mí, sino también lo fácil que era crear y publicar algo”, expresa Stollenmayer. “Tuve la oportunidad de moldear la forma en que funcionan los juegos móviles y cómo se diferencian de las consolas. En este tipo de juegos, el teléfono se usa de una manera mucho más personal. Eso es lo que pongo en mis juegos e implemento en su mecánica, lo cual es mucho más valioso que crear mundos que quizá no funcionen del todo bien en una pantalla pequeña”.
“Song of Bloom” en la pantalla de un iPhone 12.
“Song of Bloom” es un juego de lógica, ganador del Apple Design Award 2020 y desarrollado por Philipp Stollenmayer.
Con la nueva estructura de comisiones del App Store, los desarrolladores pequeños y particulares que generen ingresos de hasta un millón de dólares en un año calendario serán elegibles para una tasa de comisión reducida del 15%, la mitad de la comisión estándar del App Store. Con este ahorro, los pequeños desarrolladores y empresas contarán con más fondos para invertir en sus negocios, contratar más personas y desarrollar nuevas e innovadoras funcionalidades para usuarios de apps de todo el mundo. Stollenmayer espera con ansias la nueva ola de juegos que podría llegar al App Store de la mano de personas nuevas en el mundo del diseño y desarrollo de apps. “Me interesan mucho los juegos creados por desarrolladores nóveles, ya que siempre se trata de juegos fascinantes”, comenta. “Puedes publicar algo en iPhone de una forma mucho más fácil que en una consola y sin obstáculos. Es una oportunidad increíble para los estudios independientes que no quieren correr riesgos”.
Fares Ksebati y Adam Oxner, cofundadores de MySwimPro.
Fares Ksebati (izquierda) y Adam Oxner, cofundadores del entrenador personal de natación MySwimPro y la app complementaria de Apple Watch, están ansiosos por invertir los ingresos generados a partir del nuevo App Store Small Business Program para lograr que su comunidad de nadadores disfrute de mejoras en la app.
Dejando atrás el mundo de los juegos, el equipo de MySwimPro también está entusiasmado por las posibilidad de hacer crecer su empresa y expandir las funcionalidades de su app con menos riesgos gracias a los ingresos adicionales que resulten del nuevo programa del App Store. Los cofundadores Fares Ksebati y Adam Oxner, ambos nacidos y criados en Michigan y ambos nadadores de competición en la universidad por los 100 metros braza, aunque nunca rivales, se conocieron por el interés en común de generar una plataforma que replicara los elementos del entrenamiento en natación, ya fuera con el fitness o el rendimiento como objetivos.
“Adam y yo, así como todos en nuestro equipo, estamos relacionados con la natación de alguna u otra manera”, explica Ksebati, CEO de MySwimPro. “Intentamos construir una comunidad en torno a las personas que usan la app, ya que nadar es una actividad que puedes hacer a cualquier edad, en cualquier lugar del mundo. Por eso, somos usuarios de nuestro propio producto de distintas maneras”.
Cuando las albercas comenzaron a cerrar en todo el mundo a causa del COVID-19, Ksebati y Oxner decidieron expandir su app de entrenamiento virtual de natación e incluir entrenamientos en tierra firme para sus 50 mil usuarios activos, nadadores de diferentes niveles.
“Siempre nos solicitan entrenamientos en tierra firme, así que cuando se desató la pandemia, ya sabíamos lo que teníamos que hacer”, explica Oxner, que también es director en jefe de tecnología de MySwimPro. “Construimos una plataforma idéntica a la que usamos para la natación, pero para los entrenamientos en tierra firme”.
La app MySwimPro en el iPhone 12 y en el Apple Watch Series 6.
Lanzada en 2015, la app MySwimPro tiene hoy 50,000 usuarios activos que son nadadores de diferentes niveles.
“Añadimos el entrenamiento en tierra firme a la app para continuar agregando valor a la experiencia de nuestros usuarios”, expresa Ksebati. “Seguimos enfocándonos en ofrecer un entrenamiento integral a los miembros de nuestra comunidad, ya sea que tengan o no acceso a una alberca”.
After spending five years building an app that started as a side project, Ksebati and Oxner have grown MySwimPro into a successful business with 12 team members around the world, and they are excited for its next chapter. “The new App Store program will be a huge help to our revenue from purchases in the App Store, and we’re hoping to be able to leverage any more proceeds we get to help make the app better,” says Oxner. “We’re looking forward to further improving the integration of our dryland workouts into the app to help swimmers who might not be able to get to a pool right now.”
Samantha John, cofundadora de Hopscotch.
Samantha John, cofundadora de Hopscotch, espera poder lanzar más funcionalidades para los niños de manera gratuita con los ingresos adicionales obtenidos del nuevo App Store Small Business Program.
Samantha John, cofundadora de Hopscotch, el primer lenguaje de programación diseñado para el iPad, ve en el nuevo programa del App Store una oportunidad para que los niños puedan hacer más con Hopscotch de forma gratuita. “Nos permite afrontar algunos riesgos que queríamos afrontar, pero que nos daban miedo”, explica John. “Y en particular con respecto a nuestra suscripción, que sin lugar a dudas es una buena estrategia para generar dinero, pero que también limita la audiencia de la app. Además, hace tiempo que queríamos redefinir el tema de los pagos y permitir que los usuarios puedan hacer más sin tener que pagar, con la esperanza de que en el futuro tengamos suscriptores mucho más leales a Hopscotch”.
Hopscotch comenzó como una forma de acercar el mundo de la programación a niños que, de otro modo, quizás nunca lo hubieran descubierto. Es el fruto de John y de la cofundadora Jocelyn Leavitt, quien asistió a la clase inaugural de mujeres emprendedoras del Apple Entrepreneur Camp de 2019.
“Un principio fundamental de Hopscotch es que queremos respetar a los niños como realizadores, creadores y artistas”, explica John. “Así es como realmente los vemos, además de como programadores. Esto es fundamental para entender el espíritu de Hopscotch: ¿cómo podemos asegurarnos de que los niños hagan un trabajo que sea relevante y significativo para ellos?”.
La app Hopscotch en el iPad Air.
Hopscotch fue el primer lenguaje de programación diseñado para el iPad cuando se lanzó la app en 2013.
John sentía curiosidad por las posibilidades de hacer de la programación algo más atractivo para los niños luego del lanzamiento del iPad de segunda generación. “Hay algo en un iPad, en su pantalla táctil y en el hecho de poder sostenerlo en las manos que lo hace mucho más personal e interesante”.
Desde su lanzamiento en 2013, Hopscotch logró alcanzar 200,000 usuarios mensuales activos. Luego de haber visto cómo los niños crean y comparten sus propios juegos y herramientas de creación en la app, John considera que los usuarios leales de Hopscotch son los mejores creadores de contenido. Una vez que el App Store Small Business Program comience a funcionar en enero de 2021, John espera incorporar más funcionalidades gratuitas a la app.
“Hopscotch no es sólo un juego y no es sólo una app”, explica John. “Es una habilidad, un proceso creativo, de la misma forma en la que algunos niños tocan el violín. A medida que los niños crecen, se vuelven mejores a la hora de idear juegos y crear cosas divertidas, por lo que Hopscotch es una inversión a largo plazo. La posibilidad de tener este pequeño ingreso extra nos permitirá invertir en cosas que creemos esenciales para el futuro de nuestra empresa”.
Compartir el artículo

Imágenes de desarrolladores independientes en el nuevo App Store Small Business Program

Contactos de prensa

Viviana Wiewall

Apple

vwiewall@apple.com

+1 786 451 7740

Apple Media Helpline

media.help@apple.com

(408) 974-2042