Configura iCloud en todos tus dispositivos. El resto es automático.

Para aprovechar iCloud al máximo, comprueba los requisitos del sistema. Luego configura tu iPhone, iPad, iPod touch, Mac y PC.