DECLARACIÓN DE APPLE noviembre 6, 2017

Los hechos sobre los pagos de impuestos de Apple

Apple considera que todas las empresas tienen la responsabilidad de pagar sus impuestos. Como el contribuyente más grande del mundo, Apple paga cada dólar que le corresponde en todos los países del mundo. Estamos orgullosos de las contribuciones económicas que hacemos a los países y a las comunidades donde hacemos negocios.
A continuación presentamos los hechos en respuesta a los reportes del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ). Sobre las imprecisiones de estos reportes:
  • Los cambios que Apple hizo a su estructura corporativa en 2015 fueron diseñados especialmente para preservar sus pagos de impuestos a los Estados Unidos, no para reducir sus impuestos en otros lados. Ninguna operación o inversión fue retirada de Irlanda.
  • Lejos de ser “intocable para los Estados Unidos”, Apple paga miles de millones de dólares en impuestos a los Estados Unidos, de acuerdo con la tasa reglamentaria del 35% sobre los ingresos de inversión de su efectivo en el extranjero.
  • La tasa impositiva efectiva de Apple por las ganancias en el extranjero es del 21% - una cifra que se calcula fácilmente a partir de sus registros públicos. Esta tasa ha sido consistente por muchos años.
El mes pasado, en respuesta a los cuestionamientos del ICIJ, el New York Times y otros, Apple proporcionó la siguiente declaración:
El debate sobre los impuestos de Apple no es sobre cuánto debemos, sino dónde lo debemos. Como el contribuyente más grande del mundo, hemos pagado más de $35,000 millones de dólares en impuestos sobre la renta corporativa en los últimos tres años, además de miles de millones de dólares en impuestos sobre bienes inmuebles, nóminas, ventas e impuesto al valor agregado (VAT). Consideramos que todas las empresas tienen la responsabilidad de pagar los impuestos que les corresponden y estamos orgullos de las contribuciones económicas que hacemos a los países y a las comunidades donde hacemos negocios.
Bajo el sistema impositivo internacional vigente, a las ganancias se les aplica una tasa de acuerdo con el lugar donde se crea el valor. Los impuestos que Apple paga a los países de todo el mundo se basan en ese principio. La gran mayoría del valor en nuestros productos se crea indiscutiblemente en los Estados Unidos - donde hacemos nuestros diseños, desarrollo, trabajo de ingeniería y mucho más. Por lo tanto, la mayoría de nuestros impuestos corresponden a los Estados Unidos.
Cuando Irlanda cambió sus leyes tributarias en 2015, nosotros cumplimos cambiando la residencia de nuestras subsidiarias irlandesas y notificamos a Irlanda, la Comisión Europea y los Estados Unidos. Los cambios que hicimos no redujeron nuestros pagos de impuestos en ningún país. De hecho, nuestros pagos a Irlanda se incrementaron significativamente y durante los últimos tres años hemos pagado $1,500 millones de dólares en impuestos allí — El 7% de todos los impuestos sobre la renta corporativa que se pagan en ese país. Nuestros cambios también aseguraron que nuestra obligación de pago de impuestos a los Estados Unidos no se redujera.
Comprendemos que a algunos les gustaría cambiar el sistema impositivo para que los impuestos de las multinacionales se distribuyan de forma diferente a través de los países donde operan, y sabemos que gente razonable puede tener visiones distintas sobre la manera como esto debiera funcionar en el futuro. En Apple seguimos las leyes y si el sistema cambia, nosotros seguiremos cumpliendo. Apoyamos fuertemente los esfuerzos de la comunidad global hacia un reforma fiscal internacional integral y un sistema mucho más simple, y seguiremos abogando por ello.”

Más información sobre los pagos de impuestos de Apple

A través de su historia, Apple ha diseñado productos nuevos - y ha establecido industrias totalmente nuevas - centrándose en la innovación. Ese trabajo y dedicación arduos han llevado a la creación de productos y servicios que han mejorado profundamente las vidas de las personas y han creado millones de trabajos en todo el mundo.
Los impuestos para las compañías multinacionales son complejos. Sin embargo, un principio fundamental se reconoce en todo el mundo: A las ganancias de la compañía se les aplica un impuesto con base en el lugar donde se crea el valor. La Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo, Irlanda, los Estados Unidos y otros, están todos de acuerdo con este principio.
1. Apple es el contribuyente más grande del mundo con pagos que suman más de $35,000 millones de dólares en impuestos sobre la renta corporativa en los últimos tres años. Apple paga impuestos en todos los países donde vendemos nuestros productos.
Cuando un cliente compra un producto de Apple fuera de los Estados Unidos, a la ganancia se le aplica un impuesto primeramente en el país donde se realizó la venta. Luego, Apple paga impuestos a Irlanda, donde la actividad de ventas y distribución de Apple es ejecutada por algunos de los 6,000 empleados que trabajan allí. Posteriormente también se aplica un impuesto adicional en los Estados Unidos al momento de repatriar las ganancias.
La tasa impositiva real a nivel mundial de Apple es del 24.6%, por arriba del promedio de las multinacionales de Estados Unidos.
2. La gran mayoría del valor en los productos de Apple se crea en los Estados Unidos, donde se logra el diseño, desarrollo, trabajo de ingeniería y más. Por lo tanto, bajo el sistema impositivo internacional vigente, la mayoría de los impuestos de Apple corresponden a los Estados Unidos.
En una propuesta de gobierno del año pasado, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos manifestó su preocupación sobre los intentos de regulación para aplicar un impuesto al dinero que se debe a los Estados Unidos. “En la medida que dichos impuestos extranjeros se impongan a los ingresos que no deberían ser imputables al Estado miembro de que se trate, ese resultado es profundamente preocupante, ya que constituiría efectivamente una transferencia de ingresos a la Unión Europea de parte del gobierno de los Estados Unidos y sus contribuyentes.”
3. Apple tiene efectivo en el extranjero porque allí es donde vende la mayoría de sus productos. Bajo el sistema impositivo vigente, los ganancias después de impuestos por las ventas en el extranjero, están sujetas a los impuestos de Estados Unidos. Apple ha destinado más de $36,000 millones de dólares para cubrir los impuestos diferidos de los Estados Unidos. Esto es adicional a los $35,000 millones de dólares que la compañía pagó en impuestos sobre la renta corporativa en los últimos tres años.
4. Apple ha estado operando en Irlanda desde 1980 cuando Steve Jobs buscó una sede para expandirse fuera de los Estados Unidos. Estas instalaciones en Cork, Irlanda, comenzaron con 60 empleados y ahora tienen más de 6,000. La innovación e inversión de Apple mantiene otros 12,000 empleos en toda Irlanda. Y a través de Europa, Apple mantiene más de 1.5 millones de empleos.
Cuando Irlanda cambió sus leyes de los impuestos en 2015, Apple hizo cambios a su estructura corporativa para cumplirlas. Desde entonces, todas las operaciones de Irlanda de Apple se han conducido a través de compañías residentes irlandesas. Apple paga impuestos de acuerdo con la tasa reglamentaria de Irlanda del 12.5%. 
Como parte de estos cambios, la subsidiaria de Apple que tiene dinero en el extranjero se volvió residente de Jersey, dependencia de la Corona del Reino Unido, específicamente para asegurar que las obligaciones fiscales y pagos de impuestos a los Estados Unidos no se redujeran. Desde entonces Apple ha pagado miles de millones de dólares en impuestos de los Estados Unidos por el ingreso de inversión de esta subsidiaria. No hubo un beneficio de impuestos para Apple a raíz de este cambio y, muy importante, esto no redujo los pagos de impuestos o las obligaciones fiscales de Apple en ningún país.
5. Apple considera que una reforma integral a la ley de los impuestos internacional es esencial, y por muchos años ha estado abogando en favor de la simplificación del código de impuestos. Una reforma permitiría un libre flujo de capital, aceleraría el crecimiento económico y apoyaría la creación de empleos. Un esfuerzo legislativo coordinado internacionalmente eliminará el estira y afloja entre países sobre los pagos de impuestos y asegurará la certeza de la ley para los contribuyentes.

Lee la explicación independiente de Fortune sobre los pagos de impuestos de Apple y cómo ilustran la complejidad del sistema impositivo internacional.

Medios de comunicación

Imágenes de las instalaciones en Cork, Irlanda

Contactos de prensa

Tina Caballero

Apple

ccaballero@apple.com

+1 (305)569-2788

Apple Media Helpline

media.help@apple.com

(408) 974-2042