FEATURE  agosto 7, 2019

Teacher Coding Academies de Apple: creatividad y comunidad de la mano

Alumnos y maestros en la edición de Teacher Coding Academies de Apple en Houston.
Maestros trabajan en sus prototipos de apps en los talleres de Teacher Coding Academies de Apple.
Este artículo forma parte de una serie donde se muestran a maestros y alumnos usando tecnologías innovadoras en el aula.
Para educadores como Tara Bordeaux, elegida Maestra del Año en Texas en 2018, la iniciativa Teacher Coding Academies de Apple es una fuerza transformadora.
En las palabras de Bordeaux: “La capacitación te hace sentir que realmente puedes lograr algo. Realmente fue una experiencia incomparable”. 
Los docentes de escuela primaria, secundaria y de nivel terciario que asistieron a estos cursos de verano provenían de distintos estados, de escuelas diferentes y tenían antecedentes muy dispares, pero todos compartían una responsabilidad nueva y de gran importancia: acompañar a sus alumnos a descubrir un mundo en el que el lenguaje común es la programación. Los maestros no sólo están decididos a enseñarles a sus alumnos a programar, sino también a demostrarles cómo aplicar ese conocimiento para transformar el mundo en un mundo mejor, comenzando desde sus propias comunidades. En ese aspecto, enseñan con el ejemplo.
Maestros trabajan en un dispositivo en el taller de Teacher Coding Academies de Apple en Boise, Idaho.
El maestro Jesse Bastian entusiasmado con la incorporación de la programación a sus clases de matemática en la Secundaria Frank Church en Boise, Idaho.
Maestros de escuela primaria trabajando en una app en un iPad.
Gaby Ornelas de la Escuela Primaria Knowles (a la izquierda) y Patricia Sanz diseñaron una app para ayudar a las familias a conectarse con la Casa de Ronald McDonald en Austin.
En Boise, los maestros diseñaron una app que permite al departamento de policía ayudar y comunicarse mejor con los sin techo de la ciudad, ya que conecta a la comunidad con los refugios con camas disponibles y bancos de alimentos.
En Austin, los maestros se concentraron en la Casa de Ronald McDonald, una organización sin fines de lucro que ofrece alojamiento para las familias de niños que necesitan atención médica para problemas graves. En este caso, crearon el prototipo de una app para ayudar a las familias a comunicarse con la organización durante su estadía.
Y en Columbus, los educadores diseñaron una app para ayudar a los bomberos a registrar y monitorear el tiempo que se ven expuestos a carcinogénicos peligros en su trabajo.
La idea de estos prototipos para app surgió durante los talleres de Teacher Coding Academies de cinco semanas que se realizaron este verano en el Marco de la Iniciativa de Educación Comunitaria de Apple, que ofrece oportunidades de programación a las comunidades con insuficiente representación de todo el país. La primera serie de talleres realizada en Houston, Austin, Boise, Nashville y Columbus contó con la presencia de educadores de casi 70 establecimientos educativos que trabajan con decenas de miles de alumnos, y utilizaron Aprendizaje basado en retos (Challenge Based Learning) para enseñar programación y conectar a las comunidades. 

“Al concluir la semana, uno tiene la confianza necesaria para regresar al salón de clases y transmitirle lo aprendido a los alumnos”.

Al comenzar la semana, los miembros de organizaciones locales presentaron un desafío que enfrentan al grupo, y les pidieron a los maestros que diseñaran una app para satisfacer esa necesidad específica. Después de dividirse en equipos más pequeños, los Especialistas de Apple Professional Learning ayudaron a los maestros a diseñar las apps, explicando las nociones básicas de programación, el lenguaje de programación Swift -utilizado por Apple- y el programa “Programación para todos”. La semana culminó con una presentación en la que los equipos mostraron los prototipos de apps desarrollados por ellos a las organizaciones de la comunidad.
Educadores en Austin, Texas, revisan una app en la MacBook Pro.
John Duck, (izquierda) de Communities in Schools de Central Texas, comenta sobre una app diseñada por Tara Bordeaux, Maestra del Año de Texas en 2018 (derecha).
Al principio, Bordeaux no estaba muy convencida de asistir a la Teacher Coding Academy en Austin, porque sentía que no tenía suficientes conocimientos técnicos, particularmente en materia de programación.
“Asistí a otros cursos de programación, pero eran bastante rígidos, y difíciles de entender”, explica Bordeaux. “Siempre sentía que la gente esperaba que tuviera más conocimientos de programación. Pero con Apple fue todo lo contrario. Al concluir la semana, uno tiene la confianza necesaria para regresar al salón de clases y transmitirle lo aprendido a los alumnos”. 
Cuando Bordeaux regrese a la Secundaria  Navarro Early College en Austin para reanudar sus clases de fotografía y cine, podrá presentar realidad aumentada y fundar un club de Programación para Niños. Al hacerlo, estará dando vida a los programas “Programación para todos” y “Creatividad para todos”.
Sala de alumnos y maestros en la presentación de apps durante el taller de Teacher Coding Academy en Nashville.
Dennis Sigur, Instructor de Computación de Dillard (derecha) conversa con el alumno Elliott Hudson en la Teacher Coding Academy de Apple en Nashville durante la presentación de las apps.
Los alumnos presentan su app en la presentación de la Teacher Coding Academy en Nashville.
Elliot Hudson, alumno de la Universidad Dillard (derecha) y Marcus Evans, alumno de la Universidad Xavier, presentan su app en la Universidad Estatal de Tennessee.
El público aplaude la presentación de apps en los talleres de la Teacher Coding Academy de Apple en Nashville.
La Dra. Robbie Melton (izquierda) quiere que las universidades y facultades históricamente afroamericanas -HBCU- se transformen en una alternativa para los alumnos que deseen dedicarse al desarrollo de apps.
Los talleres reflejaron la gran diversidad de docentes que hay en Estados Unidos. Entre los asistentes hubo profesores de 14 universidades y colegios universitarios que históricamente admiten estudiantes negros (HBCU), alumnos de ciencia y tecnología (STEM) y personal de sistemas, que participaron juntos en el taller de Nashville llevado a cabo en la Universidad Estatal de Tennessee. Cada una de las HBCU incorporará nuevos cursos y clubes de programación en sus campus el próximo año, y Apple y la Universidad de Tennessee (TSU) les brindarán apoyo con visitas y cursos online.
Para la Dra. Robbie Melton, Decana Interina de Estudios Profesionales y de Posgrado de la Universidad de Tennessee y quien hizo posible el taller de Nashville, esta alianza marca un punto de inflexión para la comunidad HBCU, con el objetivo de multiplicar la cantidad de inscritos en todo el país.
“Sin este proyecto crítico, nuestros alumnos no estarían bien preparados y no podrían competir en el mundo digital de hoy”, explica Melton. “Para nosotros, este es un proyecto holístico, donde nadie puede quedar afuera. Vamos a lograr que la programación llegue a todos los integrantes de la comunidad”.
Dennis Sigur, profesor de computación en la Universidad Dillard, que viene enseñando en HBCU desde hace más de dos décadas, considera que este programa es crítico para que sus alumnos puedan aprovechar las oportunidades profesionales que ofrece el desarrollo de apps.
“Para las HBCU, es otro camino al éxito”, explica Sigur. “La mayoría de nuestros alumnos proviene de un mundo donde no se enseña computación en la secundaria, de modo que -salvo por su teléfono celular e Internet- el primer contacto con la tecnología es en el campus de la universidad. Por eso es tan fuerte el impacto de esta iniciativa en nuestras universidades”.
Educadores y jefe de policía Bill Bones en la presentación de apps del taller de Teacher Coding Academies en Nashville.
Bill Bones, jefe de policía de Boise (en el extremo a la derecha) escucha a uno de los equipos presentar su app para conectar a los sin techo de la ciudad con el departamento de policía.
Las organizaciones comunitarias de todas las ciudades manifestaron su intención de seguir trabajando con los equipos para poder producir los prototipos de las app. Bill Bones, jefe de policía de Boise, no fue la excepción, y se mostró fascinado con lo que habían creado los maestros para poder conectar a sus oficiales con la población sin techo de la ciudad.
“Quiero analizar estratégicamente cómo podemos desarrollar esta app, porque verdaderamente en una semana han logrado diseñar algo muy útil”, explica el jefe Bones. “Esta app no sólo sirve para que los recursos lleguen a la gente y que algún día logren salir de la calle, sino que realmente salvaría vidas”. 

Prensa

Imágenes de Teacher Coding Academies de Apple

Contactos de Prensa

Viviana Wiewall

Apple

vwiewall@apple.com

+1 786 451 7740

Apple Media Helpline

media.help@apple.com

(408) 974-2042