El poder de un
gran diseño.

Nada es coincidencia. Todo es intencional. Para crear un sistema de alto rendimiento totalmente versátil y funcional, diseñamos el Mac Pro de adentro hacia afuera. Es una herramienta que elimina todas las barreras. Para que puedas hacer tu mejor trabajo.

Una torre a la altura de tu trabajo.

Para crear una estación de trabajo que ofrezca el mayor rendimiento con total versatilidad, tuvimos que diseñar un sistema integrado. Por eso, cada aspecto del Mac Pro está pensado para que lo configures a tu medida.

Cimientos para sostener tu trabajo.

La pieza central del Mac Pro es un armazón de acero inoxidable de alta precisión que permite instalar una amplia gama de componentes y configurarlo según las necesidades del usuario. El armazón se extiende desde la base hasta las asas, dando soporte a todo el sistema y a los compartimientos de los componentes internos.

Acceso de 360 grados.

En el Mac Pro, cuando retiras la carcasa de aluminio, puedes acceder a todo el sistema. Al tener doble cara, la placa madre permite agregar y quitar componentes con facilidad: procesador, gráficas y expansión por un lado; almacenamiento y memoria por el otro. El Mac Pro nació listo para ser personalizado.

Ver el interior de la Mac Pro en AR

Dos lados. Un objetivo.

El extraordinario rendimiento del Mac Pro requiere un sistema térmico igual de extraordinario. Tres ventiladores de propulsión hacen circular silenciosamente el aire a través de la CPU y las GPU, para mantenerlas frescas incluso cuando el trabajo está en llamas. En el lado opuesto, un extractor desplaza el aire a través de la memoria, el almacenamiento y la fuente de alimentación para expulsarlo por la parte trasera de la máquina.

Diseñado de adentro hacia afuera.

La carcasa es mucho más que un marco decorativo. Al estar hecha de tres placas de aluminio forjado y mecanizado que se integran en una sola, permite asegurar el armazón de alta precisión y sellar el interior del Mac Pro. Junto con los ventiladores y el extractor, ayuda a mantener la presión de aire necesaria para hacer funcionar la dinámica térmica de todo el sistema.

Un diseño inspirado en la naturaleza.

El entramado del Mac Pro está inspirado en un fenómeno natural observado en las estructuras moleculares de los cristales. Una red de semiesferas tridimensionales entrelazadas aumenta el área de la superficie, optimizando el flujo de aire y la rigidez estructural.

Más aire que metal.

Para crear la estructura, se perfora una matriz de semiesferas tanto en la superficie interna como externa de la placa de aluminio. El resultado es un entramado liviano que maximiza la circulación de aire y forma una estructura extremadamente resistente.

Encantadoramente funcional.


Ser muy poderoso no basta. Para ser verdaderamente útil, un dispositivo debe estar pensado para las distintas formas en que se usa. Desde las asas hasta los puertos superiores, el cierre de la carcasa y las ruedas opcionales, todos los componentes que manipulas fueron diseñados para ser intuitivos y fáciles de usar. Para que trabajes de manera aún más eficiente.

Asas de acero inoxidable.

Las asas redondeadas son fáciles de tomar. Y como forman parte del armazón, el Mac Pro es excepcionalmente firme, incluso cuando lo levantas o lo mueves.

Puertos superiores. Ruedas. Cierre superior.

El Mac Pro tiene dos prácticos puertos Thunderbolt 3 en la parte superior, donde más los necesitas. Las ruedas opcionales te permiten trasladarlo fácilmente de un lugar a otro. Con un simple giro, el cierre superior libera la carcasa de aluminio del armazón, y sirve como mango para levantarlo y acceder a todo el sistema. El Mac Pro es pura versatilidad.

Una relación poderosa.

Usa el Mac Pro con el monitor Pro Display XDR de Apple para crear la estación de trabajo más avanzada y dar vida a tus proyectos en la primera pantalla Retina 6K de 32 pulgadas de la historia.

Mira con AR cómo luce el Pro Display XDR en tu espacio de trabajo.

Abre esta página con Safari en tu iPhone o iPad.

Ver en AR