Ventajas de los iones de litio

Las baterías de iones de litio se cargan más rápido y duran más que las baterías convencionales. Además ofrecen mayor densidad energética, es decir, más autonomía en menos espacio. Cuando conozcas cómo funcionan, seguro que les sacas mucho más partido.

Carga rápida para tu comodidad. Carga lenta para su longevidad.

La batería de iones de litio de Apple se carga muy rápido hasta alcanzar el 80 %, y después pasa al modo de carga lenta. El tiempo que tarda en alcanzar el 80 % depende de cómo hayas configurado los ajustes y del dispositivo que estés cargando. Este proceso combinado te permite no solo cargar antes la batería, sino además alargar su vida útil.

Fase 1: carga rápida

Más energía en menos tiempo

0 %
80 %
100 %

Fase 2: carga lenta

Menor corriente eléctrica para alargar su vida útil

Simplifica la carga.

Puedes cargar tu batería de iones de litio de Apple cuando quieras, no hace falta que esté totalmente descargada. Este tipo de batería funciona por ciclos de carga. Un ciclo se completa cuando has gastado el 100 % de la capacidad de la batería, pero no necesariamente tras una sola carga. Por ejemplo, puedes gastar el 75 % de la batería un día y recargarla totalmente durante la noche. Si gastas el 25 % al día siguiente, habrás descargado en total el 100 %, y los dos días sumarán un ciclo de carga. Un ciclo completo puede durar varios días. La capacidad de cualquier tipo de batería disminuye después de una cantidad determinada de recargas. En el caso de las baterías de iones de litio, baja ligeramente cada vez que se completa un ciclo de carga. Las baterías de Apple están diseñadas para conservar hasta un 80 % de su capacidad original tras muchos ciclos completos de carga. El número de ciclos varía en función del producto.

Un ciclo
Cargas
+100 %
Descargas
-75 %
+75 %
-25 %
+25 %

Un ciclo de carga se completa cuando se ha gastado el 100 % de la batería.