Las sustancias tóxicas no tienen cabida ni en nuestros productos ni en nuestros procesos.

El sector de la electrónica suele emplear sustancias que pueden ser perjudiciales para las personas y para el medio ambiente. Por eso nosotros diseñamos nuestros productos con materiales más limpios y seguros que nos permiten reducir o suprimir estas sustancias tóxicas. Y nuestros proveedores también tienen que poner de su parte: realizamos auditorías en las fábricas, probamos los componentes con laboratorios independientes y verificamos los resultados en un laboratorio que hemos construido para este fin en nuestra sede de Cupertino. Queremos asegurarnos de que cualquier persona que ensamble, utilice y recicle un producto Apple lo haga con total seguridad.
Más información sobre cómo estamos minimizando el uso de sustancias tóxicas

Nuestra evolución

Llevamos décadas avanzando en la reducción del impacto ambiental de nuestra empresa y nuestros productos. Y es un esfuerzo que queremos compartir con el mundo: desde los programas internacionales de reciclaje hasta cómo hemos repoblado nuestro nuevo Apple Campus 2 con especies de árbol autóctonas y sostenibles.
Más información sobre nuestros planes