Nuestra evolución

Durante más de 20 años, Apple se ha esforzado por reducir al máximo el impacto medioambiental de la compañía y de sus productos.

AGOSTO DE 2014 LISA JACKSON Las sustancias tóxicas, a examen: productos seguros y entornos de trabajo saludables.

Eliminar los riesgos de las sustancias nocivas en los productos que todos utilizamos ha sido siempre una de mis pasiones, y ahora se ha convertido en una de las tres principales prioridades medioambientales de Apple. Seguimos a la cabeza del sector en este campo y estamos comprometidos con la salud de las personas y del medio ambiente. Por eso hemos suprimido muchas sustancias tóxicas de nuestros productos y nos esforzamos por garantizar que esto no cambie.

Nuestro compromiso nos ha permitido crear materiales y productos más ecológicos, como cables de corriente sin PVC, pantallas sin mercurio y carcasas sin retardantes de llama bromados (BFR).

Nuestros proveedores están obligados a cumplir la Especificación sobre Sustancias Reguladas y sometemos a toda nuestra cadena de suministro a controles rigurosos, llevados a cabo tanto por nuestros propios expertos como por laboratorios independientes. Además hoy, por primera vez, ponemos nuestra Especificación sobre Sustancias Reguladas a disposición del público.

Recientemente hemos recibido algunas preguntas sobre el uso del benceno y n-hexano en la fabricación de nuestros productos. Apple se toma muy en serio las denuncias sobre condiciones de trabajo peligrosas, por lo que hemos pedido una investigación inmediata. Para ello hemos enviado equipos especializados a cada una de las 22 instalaciones de montaje final, y no hemos encontrado ninguna prueba que demostrara que la salud de los trabajadores estuviera en riesgo. Hemos actualizado nuestras restricciones sobre el benceno y el n-hexano para prohibir expresamente su uso en los procesos de montaje final. Aquí puedes consultar más información sobre nuestro compromiso con la manipulación segura de sustancias químicas y nocivas.

Nuestra evolución demuestra que el sector de la electrónica puede hacer uso de la química ecológica. Ahora toca hacerlo todavía mejor, y nos enfrentamos a ese reto con entusiasmo.

Invertiremos en investigación sobre nuevos materiales y tecnología. Crearemos un nuevo comité asesor compuesto por pioneros en el uso de productos químicos más seguros y en la prevención de la contaminación: así encontraremos formas de minimizar o eliminar el uso de sustancias tóxicas en nuestros productos y en la cadena de suministro. Además, organizaremos mesas redondas para escuchar a las partes interesadas hasta dar con las mejores técnicas, datos y soluciones.

Nos hemos propuesto eliminar las sustancias tóxicas de nuestros productos y procesos porque todos tenemos derecho a productos y entornos laborales seguros.

Apple Store de Stanford, uno de los 145 Apple Store de Estados Unidos que utilizan únicamente energías renovables.

JULIO DE 2014: Seguimos luchando contra el cambio climático.

El Día de la Tierra prometimos mantenerte informado sobre nuestros avances para reducir el impacto medioambiental de Apple. Y aquí estamos para contarte las últimas novedades.

Para empezar, acabamos de enviar nuestros datos sobre emisiones de carbono de 2013 al CDP (antes conocido como Carbon Disclosure Project). Llevamos seis años midiendo y publicando nuestra huella de carbono, que incluye las emisiones de nuestras instalaciones, de la cadena de suministro y del uso de los productos Apple por parte de nuestros clientes. Algunos accionistas nos han transmitido que podrían seguir más de cerca nuestros progresos si publicásemos esta información a través del CDP. Por eso, el informe del CDP de este otoño incluirá los datos de Apple en materia medioambiental.

Por otro lado, en lo referente a nuestras mediciones, hemos decidido volver a calcular las emisiones de 2012 con la metodología nueva que hemos aplicado en 2013. Los nuevos análisis muestran que hemos reducido nuestra huella de carbono un 3% de 2012 a 2013. Es la primera vez que observamos un descanso interanual desde que empezamos a realizar mediciones en 2009. Y aunque nos alegra este avance, sabemos que todavía queda mucho por hacer.

Además hemos publicado la versión integral de nuestro Informe de responsabilidad medioambiental 2014, antes llamado Informe sobre el impacto medioambiental de las instalaciones. Cuando inauguramos este sitio web hace 10 semanas ya incluimos un avance del informe, pero ahora tenemos datos nuevos que pueden interesarte:

  • 145 de nuestras tiendas de Estados Unidos y todas las de Australia ya se abastecen al 100% de energías renovables.
  • Gracias a nuestra inversión en energía limpia, conseguimos reducir un 31% la huella de carbono energética entre los ejercicios fiscales 2011 y 2013, a pesar de que nuestro consumo de energía aumentó un 42% durante ese periodo.
  • Con los programas de eficiencia energética aplicados durante los tres últimos años en nuestras oficinas en la zona de Cupertino, hemos ahorrado 28,5 millones de kWh de electricidad y 22 millones de kWh de gas natural.
  • El programa de transportes alternativos para nuestros empleados ha cubierto más de 1 millón de desplazamientos, evitando así emisiones de gas de efecto invernadero equivalentes a las producidas por más de 15.000 vehículos.

El nuevo informe también señala algunos de los retos que tenemos por delante:

  • Nuestro consumo de agua aumentó considerablemente en 2013, debido en parte a actividades de construcción y expansión.
  • La mayor parte de nuestra huella de carbono corresponde a nuestros socios fabricantes, aspecto este que nos comprometemos a mejorar.

Se necesitan datos adecuados para tomar decisiones acertadas. Por eso ya estamos usando los datos del informe de este año para diseñar las iniciativas que se reflejarán en las páginas del próximo. Te seguiremos informando.

Nuestro parque fotovoltaico en Maiden, Carolina del Norte

ABRIL DE 2014: Carta de Lisa Jackson.

En Apple, innovar es hacer mejor las cosas. Una idea muy sencilla que nos impulsa a luchar contra el grave problema del cambio climático. Tenemos la obligación moral de reflexionar sobre todo lo que hacemos para reducir nuestro impacto medioambiental. Esto pasa por utilizar materiales más sostenibles y por buscar constantemente nuevas vías para preservar los valiosos recursos naturales.

Nuestro objetivo no es solo crear los mejores productos del mundo, sino los mejores productos para el mundo. Aunque tenemos mucho trabajo por delante, estamos muy orgullosos de todo lo que ya hemos logrado. Por ejemplo, todos nuestros centros de datos se abastecen íntegramente con fuentes de energía limpias como la solar, la eólica o la geotérmica. Así, cada vez que descargas una canción, actualizas una app o haces una pregunta a Siri, Apple utiliza la energía que proporciona la naturaleza misma.

Está claro que la energía más limpia es la energía que nunca llega a utilizarse. Por eso desde 2008 hemos reducido en un 57% el consumo medio de nuestros productos. Y todos y cada uno de nuestros productos cumplen las estrictas directrices en materia energética del ENERGY STAR.

Hemos sido pioneros en eliminar sustancias nocivas de nuestros productos, como el PVC, los retardantes de llama bromados y los ftalatos. Hemos reciclado más de 190.000 toneladas de residuos electrónicos. Y a partir de ahora todos los Apple Store recogerán gratis los productos Apple para reciclarlos. Creemos que debemos responder por cualquier producto Apple en cada fase de su uso.

Mejorar implica no darnos nunca por satisfechos. Nos esforzamos todos los días por desarrollar innovaciones que reduzcan nuestra huella de carbono, nos permitan usar materiales más limpios y seguros y demuestren que lo que es bueno para el planeta también puede ser beneficioso para la empresa. En Apple seguimos basando todos nuestros principios empresariales y de diseño en la naturaleza. Prometemos manteneros al corriente a lo largo de este viaje.

Atentamente,
Lisa Jackson
Vicepresidenta de Iniciativas Medioambientales