El MacBook Air y el medio ambiente.

Apple se esfuerza por respetar el medio ambiente de una forma diferente:
a través de sus productos. Por eso, el MacBook Air es eficiente energéticamente y contiene menos sustancias tóxicas.

Informes medioambientales de Apple en PDF:

Uso eficiente
de la energía

El MacBook Air ha sido diseñado para ser eficiente desde el punto de vista energético nada más sacarlo de la caja. Incluso ha recibido la calificación ENERGY STAR de la EPA  por su bajo consumo energético.

Sistema de alimentación eficiente.

El MacBook Air incluye un sistema de alimentación eficiente que reduce la pérdida de energía que se produce entre la toma de la red y tu ordenador. La reducción del consumo energético disminuye las facturas de luz y mitiga el impacto medioambiental de las emisiones de gases de efecto invernadero de las centrales eléctricas.

Gestión avanzada de la energía.

El MacBook Air, a diferencia de muchos PC con Windows, emplea componentes de hardware de bajo consumo que trabajan mano a mano con el sistema operativo para conservar la energía. OS X activa el modo reposo de las ya eficientes pantallas de retroiluminación por LED y compensa las tareas entre los procesadores centrales y los procesadores gráficos. Como ves, OS X no pierde una oportunidad para ahorrar energía, por poca que sea. Hasta regula el procesador en el intervalo que pasa cada vez que tecleas. Así consigue reducir la energía empleada entre tecla y tecla mientras escribes. Esta es solo una de las muchas maneras en que Apple gestiona pequeñas cantidades de energía que, en total, suponen un gran ahorro.

Calificación ENERGY STAR.

El MacBook Air cumple los estrictos requisitos de bajo consumo definidos por la EPA, lo que le ha hecho merecedor de la calificación ENERGY STAR 6.0. La ENERGY STAR 6.0 establece limitaciones de eficiencia significativamente más estrictas tanto en fuentes de alimentación como en el consumo eléctrico anual normal de un ordenador.

Eliminación de sustancias tóxicas

Lo que hace que el MacBook Air sea más respetuoso con el medio ambiente es, precisamente, lo que no tiene: muchas sustancias tóxicas como mercurio, arsénico, retardantes de llama bromados (BFR) y PVC.

Menos sustancias tóxicas.

El desafío medioambiental más ambicioso al que se enfrenta la industria informática hoy en día es la presencia de arsénico, retardantes de llama bromados (BFR), mercurio, ftalatos y policloruro de vinilo (PVC) en los productos. Los ingenieros de Apple han trabajado a conciencia para eliminar los BFR y el PVC de muchos de los componentes del MacBook Air: las placas base, los cables internos y externos, los conectores, aislantes, adhesivos y mucho más.1 También han suprimido muchas otras sustancias tóxicas que suelen llevar los ordenadores portátiles optando, por ejemplo, por un sistema de retroiluminación sin mercurio y por vidrio sin arsénico para la pantalla.

Eliminación de sustancias tóxicas. Sin plomo. Sin BFR. Sin PVC. Sin mercurio. Vidrio sin arsénico.

Reciclabilidad

Como el MacBook Air está fabricado con aluminio, ofrece más posibilidades de reciclaje y de reutilización en otros productos al final de su larga y productiva vida útil.

Materiales reciclables.

Apple ha reducido al mínimo los residuos cuando el MacBook Air alcanza el final de su vida útil a través de un diseño ultraeficiente y del uso de aluminio, que los servicios de reciclaje pueden reutilizar para otros productos.

Reciclaje gratuito de tu antiguo ordenador.

Apple pone a tu disposición un programa de reciclaje gratuito para monitores y ordenadores usados cuando compras un Mac nuevo. Más información en la página de Reciclaje de Apple

  1. El cable de corriente alterna sin PVC está disponible en todos los países excepto en India y Corea del Sur.
  2. Cuatro años de uso para un Mac y tres años de uso para un iPhone o iPod.