Pensado para ser compatible.

Como dicen los padres, hay que llevarse bien con los demás… Y tu ordenador se aplica el cuento: con OS X puedes usar Office de Microsoft, conectar la mayoría de impresoras y cámaras, acceder a redes de PC e incluso utilizar Windows.

¿Quieres pasar del PC al Mac? Eso está hecho.

Con OS X puedes pasar toda la información del PC a tu nuevo Mac. El sistema de migración de Windows a Mac integrado en OS X transfiere automáticamente tus documentos, música, contactos, calendarios y cuentas de correo (Outlook y Windows Live Mail), y los organiza en las carpetas y aplicaciones correspondientes de tu nuevo Mac. Así de fácil.

Si compras tu Mac en un Apple Store, nuestro servicio de Configuración Personalizada te ayudará a ponerlo a punto. Y si te suscribes al programa One to One, un Genius puede ayudarte a transferir los archivos de tu antiguo PC y a instalar los programas de Apple que hayas comprado.

Un ejemplo a seguir.

Como es compatible con los estándares del sector, OS X funciona con prácticamente todos los sitios web y proveedores de correo electrónico. Además te permite visualizar los tipos de archivo más comunes, como documentos de Office, PDF, imágenes, archivos de texto, MP3, vídeos y ZIP, entre muchos otros.

Así que si vas a transferir archivos desde un PC o si tus amigos te envían sus archivos, puedes estar tranquilo: funcionarán en tu Mac.

Office en tu Mac.

Con Office de Microsoft para Mac puedes crear documentos en Word, presentaciones en PowerPoint y hojas de cálculo en Excel exactamente igual que en un PC con Windows. Y como es compatible con Office de Microsoft para Windows, puedes compartir documentos con tus amigos y compañeros sin problema. Aunque no tengas instalado Office en tu Mac, podrás previsualizar esos documentos con Vista Rápida sin abrir ninguna aplicación.

Compatibilidad con Exchange Server de Microsoft.

OS X también es compatible de serie con la última versión de Exchange Server de Microsoft. Esto significa que puedes utilizar todas las funciones y aplicaciones del Mac tanto en casa como en la oficina, y tener todos tus mensajes, reuniones y contactos en el mismo sitio.

Amigo íntimo de tu cámara, tu impresora y tu ratón.

Prácticamente todos los dispositivos que se conectan por USB, cable de audio o Bluetooth funcionan con tu Mac, como cámaras digitales, discos duros externos, impresoras, teclados, altavoces y muchos más.

También puedes utilizar un ratón con botón derecho. Además, como OS X incluye miles de drivers, no tienes que descargar nada para empezar a usar tus dispositivos: conéctalos y listo.

Un Mac funciona también con Windows.

¿Necesitas alguna aplicación de Windows de vez en cuando? No hay problema. Los nuevos Mac te permiten instalar Windows y usarlo a velocidad nativa mediante una utilidad integrada llamada Boot Camp.

La configuración es simple y segura para los archivos del Mac. Una vez completada la instalación, podrás arrancar tu Mac con OS X o con Windows. Tú eliges. Y si quieres ejecutar aplicaciones de Windows y Mac a la vez sin tener que reiniciar, dispones de los programas VMware o Parallels.*

Conéctate a varios PC en red.

El Finder no solo te permite navegar por los archivos que tienes en tu Mac: también te ayuda a encontrar los de otros ordenadores de tu red doméstica, ya sean Mac o PC. Los ordenadores que ofrecen el uso compartido de archivos aparecen automáticamente en la sección Compartido de la barra lateral del Finder, así puedes acceder a todos los archivos y carpetas para los que tengas permisos.

* Windows de Microsoft se vende por separado. El MacBook Air y el MacBook Pro son compatibles con Windows 7 y Windows 8.