Estudiantes, maestros y padres de todo el mundo utilizaron la creatividad y la tecnología de Apple para ayudar a los alumnos a prosperar durante este año escolar.
Durante el último año, mientras las habitaciones y cocinas se convertían en aulas, profesores y estudiantes de todo el mundo adaptaron sus vidas al aprendizaje a distancia. Los educadores tomaron las riendas del desafío y emplearon la tecnología de Apple para ayudar a sus estudiantes a aprender, conectarse y prosperar de nuevas maneras. Desde lanzar un musical de secundaria online, hasta explorar la historia con iMovie y GarageBand, pasando por producir una ceremonia virtual de graduación, los educadores de Estados Unidos y otros países crearon formas innovadoras de enseñanza que se seguirán implementando en futuras generaciones de alumnos.
El 30 de abril del 2021, la secundaria New Rochelle de New Rochelle, Nueva York, debutó con su producción del musical "¿Hay vida después de la secundaria?" Pero en lugar de presentarse ante una sala llena en el auditorio de la escuela, lo hicieron online.
Luego de que el musical de 2020 fuera cancelado por el COVID-19, el profesor de teatro y cine Anthony Stirpe decidió que haría lo posible para que los estudiantes de la escuela pudieran presentar su espectáculo este año. Reimaginó todos los aspectos de la producción y usó el iPhone, el iPad y la Mac para filmar y editar las viñetas y las canciones de forma remota y, durante los encuentros en persona, se respetó el distanciamiento social.
"El musical se basa en la idea de adultos que rememoran la secundaria y recuerdan al niño que todos llevamos dentro", explica Stirpe. "Gran parte del material es sobre la pérdida, el arrepentimiento o la superación de algo, y quería que los estudiantes vieran eso: sí, son tiempos difíciles, pero todos lidiamos con esos momentos, cada uno a su manera. Y algún día, ustedes contarán esta historia así como están contando las historias de estas otras personas."
Una estudiante de la secundaria New Rochelle usa un iPad para grabar a otras estudiantes con banderas en el campo de deportes.
Los estudiantes de la secundaria New Rochelle descubrieron formas innovadoras para dar vida a su musical, a pesar del aprendizaje remoto y el distanciamiento social.
Las preparaciones para el musical comenzaron a finales de 2020, cuando los estudiantes presentaron sus audiciones filmadas con sus iPhone y iPad a Stirpe. Los ensayos empezaron este año, y los miembros del elenco subieron sus monólogos en video para que Stirpe pudiera evaluarlos y comentarlos. Luego de grabar todas las escenas en el iPad y iPhone, Stirpe editó el musical con iMovie y Final Cut Pro en una MacBook Pro.
"Sin esta tecnología, no lo habríamos logrado", comenta Noah Massey, un miembro del elenco de 17 años, que se graduó de New Rochelle este año. "El tiempo que pasé haciendo el musical este año me ayudó a abrirme como nunca antes lo había hecho, y me ha dado un conjunto de habilidades que me servirá para el futuro".
"El profesor Stirpe hizo algo increíble al crear esto para nosotros", expresa la recién graduada Olivia Dower, de 17 años, quien fue parte del elenco. "Hizo un trabajo fantástico al unirnos a todos, encontrar la manera de lograr esto durante el COVID-19 y crear esos momentos divertidos que nos perdimos el año pasado".
Los padres de Olivia le dan crédito al musical por brindarle un escape a su hija durante estos tiempos tumultuosos.
"Siento que he estado corriendo en círculos este año, al procurar mantener la salud mental de mis hijos", confiesa Laura, la madre de Olivia. "Fueron tiempos muy difíciles, pero intentamos asegurarnos de que nuestros niños no quedaran aislados y recibieran apoyo. El profesor Stirpe encontró la forma de que se sintieran conectados".
Luego del debut, Stirpe recibió un email inesperado de Jeffrey Kindley, quien escribió el musical de Broadway hace 40 años y vio la producción de New Rochelle online.
"Creaste algo espectacular durante un año limitado por el confinamiento: descubriste cómo usar la intimidad del iPad y Zoom para enfocarte en momentos privados y hacerlos identificables al instante", escribió Kindley. "Es extraño sentirse conmovido por las palabras propias cuando se escribieron hace cuatro décadas, pero sucede cuando personas talentosas les vuelven a dar vida".
La estudiante Olivia Dower de la secundaria New Rochelle.
Olivia Dower, una estudiante de la secundaria New Rochelle, le da crédito al musical por haberle dado a ella y a sus compañeros una sensación de conexión durante un año desafiante.
En Glasgow, Escocia, Scott Anderson reimaginó cómo enseñar historia de forma remota mientras sus estudiantes de la secundaria Castlemilk se encontraban bajo uno de los confinamientos más largos del mundo.
Comenzó por aprender a usar iMovie y GarageBand, que luego usó para crear lecciones virtuales autonarradas con fotos de archivo, efectos de sonido y videos cortos a las que sus estudiantes podían acceder digitalmente en cualquier momento.
"Considero que durante el periodo de confinamiento, el aprendizaje remoto se volvió un poco repetitivo, por lo que es bueno variar el estilo de enseñanza", comenta Anderson. "El iPad y sus apps de creatividad integradas realmente me facilitaron hacerlo de forma rápida y virtual. Y para ser honesto, diría que los alumnos ya me superan en lo que respecta a la tecnología".
Esto es porque las lecciones virtuales de Anderson inspiraron un nuevo conjunto de tareas: con GarageBand, sus estudiantes crearon sus propios podcasts sobre elementos clave de la historia.
El iPad de una estudiante con los archivos de sonido para una tarea de podcast.
Los estudiantes de la secundaria Castlemilk usaron GarageBand y iMovie en el iPad y crearon podcasts para su clase de historia del último año.
Por ejemplo, en un podcast sobre la lucha de las mujeres por el derecho a votar en el Reino Unido, el estudiante del último año Ben Mawson, de 17 años, se grabó a sí mismo caminando por su casa con zapatos de suela dura para evocar la idea de las mujeres marchando. A eso, le agregó el sonido de cristales rotos cuando hablaba de las tácticas que a veces empleaban.
"Ver esos videos y hacer esas grabaciones fue mucho mejor y más emocionante que sólo repasar nuestras anotaciones", expresa Carris Kenna, estudiante del último año, de 17 años. "Y como todos tienen su propio iPad, estábamos siempre en contacto con los profesores. Podías comunicarte con ellos cuando quisieras si necesitabas ayuda, y me hizo sentir que todos éramos parte de una gran familia".
Carris Kenna, estudiante de la secundaria Castlemilk.
Carris Kenna, estudiante del último año de la secundaria Castlemilk, opina que el uso de la tecnología que hizo el profesor durante el confinamiento en Escocia ayudó a darle vida a la clase de historia.
La secundaria Castlemilk se ubica en una de las áreas más golpeadas económicamente de Glasgow y fue parte del proyecto de la ciudad de 2019 para poner un iPad en las manos de cada estudiante. Hace cinco años, el 20% de los graduados de Castlemilk continuaron con sus estudios superiores. Este año, en medio de una pandemia, esa cifra aumentó hasta el 50%.
"Que cada estudiante tuviera un iPad no es la única razón para que esto ocurriera, pero sin eso, no hubiera sido posible", expresa la directora Lynn Gibson. "Durante los confinamientos, estaba preocupada: ¿Cómo mantenemos a nuestros estudiantes a salvo y nos aseguramos de que estén bien? El iPad fue la herramienta que nos permitió mantenernos en contacto y ayudarlos mientras hacían planes para el futuro".
Anderson planea aplicar estos nuevos métodos de enseñanza a sus clases en el futuro y piensa que ayudarán a darle vida a la historia, una vez que los estudiantes vuelvan a las aulas.
En cuanto a los graduados Carris y Ben, comenzarán la universidad más adelante este año y ambos planean estudiar historia.
"Mi meta es convertirme en profesor de historia", cuenta Ben. "Después de ver lo que hizo el profesor Anderson, es un sistema que definitivamente usaría en mis clases cuando llegue a ese punto. Sin dudas me sirvió y me dio algunas ideas para ayudar a las generaciones futuras."
El profesor Scott Anderson de la secundaria Castlemilk.
El profesor de historia Scott Anderson, de la secundaria Castlemilk, aprendió por sí mismo a usar GarageBand y iMovie, lo que le permitió descubrir formas para involucrar y conectar a sus estudiantes mientras aprendían de forma remota.
En medio de confinamientos y cierres de escuelas en todo el país y el mundo, incontables estudiantes del último año de secundarias y universidades se perdieron sus ceremonias de graduación en 2020 y 2021. En la Universidad Estatal de Delaware en Dover, Delaware, Historically Black College and University y Apple Distinguished School, el presidente Tony Allen y la profesora Francine Edwards estaban decididos a no dejar que eso sucediera.
La doctora Edwards, exproductora de televisión y decana de la Facultad de Humanidades, Educación y Ciencias Sociales, comenzó a trabajar en una ceremonia completamente virtual; una que pudiera transmitirse online para que los graduados y sus familias pudieran experimentar el evento desde cualquier lugar. Publicó una convocatoria destinada a toda la comunidad de la Universidad Estatal de Delaware y más allá, para que enviaran mensajes en video de apoyo y felicitaciones, e incluyó un video tutorial sobre cómo filmar con un iPhone o iPad.
La Dra. Francine Edwards de la Universidad Estatal de Delaware.
La Dra. Francine Edwards, profesora de la Universidad Estatal de Delaware, aprovechó su experiencia en la producción televisiva para crear una ceremonia de graduación virtual.
La Dra. Francine Edwards crea elementos para la ceremonia de graduación de la Universidad Estatal de Delaware de 2021 en la MacBook Pro.
La Dra. Francine Edwards editó toda la graduación de 2020 de la Universidad Estatal de Delaware y los elementos de la ceremonia de 2021 en un iPad y una MacBook Pro.
"Recibimos muchísimos mensajes. Incluso escuchamos de padres que usaron los iPad de sus hijos para grabar sus videos", cuenta la Dra. Edwards. "Todo se combinó con mucha fluidez porque casi todo se grabó con dispositivos Apple, y yo edité todo en mi MacBook Pro y mi iPad. Con Keynote, creé los gráficos y las transiciones. Incluso nuestra capellana grabó la bendición en su iPhone".
El resultado fue una ceremonia de graduación virtual de dos horas, magistralmente producida y de buen ritmo que incluyó mensajes de decenas de celebridades y políticos, incluido el gobernador de Delaware, ambos senadores y el ex vicepresidente Joe Biden. Y para los graduados de 2020 fue inolvidable.
"El resultado final fue asombroso", expresa Austin Williams, de 23 años, quien se graduó el año pasado y asistió con la producción de la ceremonia. "Estaba en casa mirando con mi mamá y mi hermano y pensaba para mis adentros: 'Esto se siente como una graduación de verdad'. Realmente lo compensó".
Austin Williams, exalumno de la Universidad Estatal de Delaware y voluntario de la graduación de 2021, y su mamá, Stephanie.
La madre de Austin Williams, Stephanie, ve el trabajo de su hijo en la graduación de la Universidad Estatal de Delaware como un salvavidas durante la pandemia y una herramienta de aprendizaje para su futuro profesional.
El Dr. Allen y la Dra. Edwards se basaron en el modelo del año pasado para crear un conjunto híbrido de ceremonias para los graduados de 2021 que incluían elementos virtuales en todas partes, algo que seguirán usando para las ceremonias de graduación en el futuro. Durante el año, el Dr. Allen también organizó más de 50 foros universitarios virtuales para ayudar a los estudiantes a conectarse y hablar sobre la pandemia, así como de las protestas a nivel nacional sobre raza y equidad. La universidad estaba bien preparada para este nuevo mundo virtual: la Universidad Estatal de Delaware proporciona un iPad o una Mac, un teclado y un Apple Pencil a cada estudiante.
"En el comienzo de la pandemia, tuvimos cinco días para convertir 1,700 clases presenciales en digitales", explica el Dr. Allen. "Si no hubiera sido por los dispositivos Apple, no hubiéramos podido sobrevivir y mantener la continuidad académica para nuestros estudiantes. Nos ayudó a sostenerlos este año (nuestra tasa de retención aumentó un 5%) y puso herramientas del mundo real en las manos de nuestros estudiantes, por eso sabemos que están preparados para lo que experimentarán en el trabajo y otros lugares".
Desde que Williams se graduó, ha estado poniendo en práctica esas lecciones, mientras trabaja para crear su propia empresa de marketing.
"Me encanta contar historias, y ser parte de este proyecto con la Dra. Edwards me ayudó a contar la historia de la Universidad Estatal de Delaware", afirma. "También me ayudó a desarrollar las habilidades necesarias para que mi empresa sea exitosa. Ese es el sueño: trabajar para mí y ayudar a otros a contar su historia".
Compartir el artículo

Contactos de prensa

Adriana Huerta

Apple

adriana_huerta@apple.com

+1 305 421 0527

Apple Media Helpline

media.help@apple.com

(408) 974-2042